sábado, diciembre 09, 2017

Los hijos de Anansi, de Neil Gaiman



Gaiman, Neil. Los hijos de Anansi. Roca Editorial. 2008. 379 páginas.
★★★★

Hace un tiempo encontré este libro por casualidad. Es una edición viejilla y la encontré en un remate de libros (en remate del Auditorio Nacional). Perdido entre montañas de libros que la editorial ya no quería, encontré esta joya. Es un libro que comparte a un personaje de American Gods pero que, no obstante, puede leerse de forma independiente sin que esto arruine una historia o la otra.

Todo comienza cuando el Gordo Charlie se entera de la muerte de su padre. Cuando esto ocurre, él tiene una serie de recuerdos del pasado, gracias a los cuales sólo le queda bien clara una cosa: no quiere saber nada de su padre, quien está bien en donde está, enterrado junto a los recuerdos. Sin embargo, por insistencia de su prometida, al final accede a ir al funeral de su padre en Florida y regresar al lugar del que sólo tiene recuerdos desagradables. 

La infancia del Gordo Charlie no fue muy normal que digamos, y si bien muchos recuerdos de su padre son agradables, la mayoría de ellos no lo son tanto. Para desgracia del hombre, su padre tenía una idea un poco deschabetada de lo que significa la diversión y no había día que no hiciera bromas pesadas a su hijo, quien no compartía el mismo sentido del humor. 

Resulta que, cuando Charlie llega a Florida y se encuentra con una vieja conocida, se entera de dos cosas sorprendentes: la primera, que su padre, Mr. Nancy, es en realidad un dios (Anansi, el dios araña), y que tiene un hermano que, aparentemente, sí heredo los poderes sobrenaturales de su padre. 

Aunque Charlie no cree ni una cosa ni la otra, al final la curiosidad puede más con él y decide contactar a su hermano, quien no tarda en aparecer en su casa y pone patas arriba toda la vida de Charlie. 

Mr. Nancy no es un personaje que me haya llamado mucho la atención en American Gods; sin embargo, en esta historia su rol es más interesante. El protagonista es Gordo Charlie, un joven inseguro que ha vivido siempre recordando las cosas malas del pasado... que no es que fueran malas del todo, pero en su negatividad, él siempre las ha visto así. Se considera un hombre poco interesante, aburrido además, y eso es lo que proyecta. 

Por otro lado, su hermano Araña es todo lo contrario a él: es extrovertido, guapo, carismático y le encanta hacer bromas, justo como a su padre. Si bien en un principio Charlie siente curiosidad por su hermano, pronto descubre que quizá no haya sido una buena idea llamarlo, pues Araña es un sujeto completamente amoral que hace lo que le viene en gana, incluso cuando eso significa pasar por encima de su hermano o perjudicarlo de alguna manera. Araña es un tipo que no piensa mucho antes de actuar y a veces parece no tener noción de lo que significa el bien y el mal, lo que al final fastidia a Charlie.

Con el pasar de sus páginas, ésta se convierte en una historia sobre la búsqueda de uno mismo, pues eso es precisamente lo que hace Charlie: buscar el significado de su existencia como un semidios y comprender un lado suyo que no había notado antes de aquel momento.
Continue Reading

jueves, diciembre 07, 2017

American Gods, de Neil Gaiman



GAIMAN, Neil. American Gods. Roca Editorial. Edición Kindle. 
★★★★★


¿Qué decir de American Gods que no se haya dicho ya? Quizá lo primero que debería decir es que esta reseña la he ido postergando desde hace meses, porque no he encontrado las palabras adecuadas para explicar lo que pienso de ella. Hay ocasiones en las que la elocuencia simplemente no se me da.

American Gods nos cuenta la historia de Sombra, quien sale de prisión para descubrir que su esposa, Laura, murió en un misterioso accidente automovilístico. Con su mundo hecho pedazos, Sombra regresa a casa para darle el último adiós a su eposa. Durante el viaje, conoce a un hombre misterioso que se hace llamar Wednesday (Miércoles), quien dice ser un dios. Si bien en un principio Sombra no cree nada de lo que Mr. Wednesday dice, poco a poco tiene que convencerse de que quizá no es un dios, pero sí algo sobrenatural.

Mr. Wednesday pone las cosas en claro desde el comienzo: quiere que Sombra trabaje para él. En un principio, Sombra rechaza la oferta pues en casa le espera un empleo con un amigo; sin embargo, pronto descubre que ese empleo no existe, pues su amigo también falleció, y lo hizo en el mismo accidente de su esposa, con quien tenía una aventura.

Es a partir de que Sombra acepta trabajar para Mr. Wednesday que esta historia revela lo que es: una historia en la que los dioses se mezclan con los humanos. Y no sólo los dioses antiguos de los que hemos escuchado hablar porque sus nombres aparecen en los libros de historia, sino también de dioses nuevos, a quienes las nuevas generaciones rinden tributo sin darse cuenta de ello.

Neil Gaiman nunca me decepciona. Desde que comencé a leer su obra, no he encontrado un solo libro suyo que no me guste o no me parezca genial. Y precisamente proque es Gaiman, la forma como está narrado todo es maravillosa. Es inevitable sentir intriga por el choque que existe entre los dioses nuevos y los viejos, por esa idea de que los dioses también mueren, y lo hacen cuando se les olvida por completo y no hay quien les rinda culto.

La gama de culturas y divinidades que se mencionan en esta historia es variada; y, mientras lees, es prácticamente inevitable sonreír cuando sabes de dioses que interactúan entre sí y pertenecen a culturas completamente distintas. De igual manera, puedes empatizar con ellos cuando cuentan sobre la desaparición de alguno de ellos, o cuando somos testigos de sus muertes.

Lo interesante de esta historia es que todo es más de lo que parece y los plot twists que hay realmente son inesperados, lo cual, reitero, no me sorprende viniendo de Neil Gaiman.

A pesar de lo anterior y, a pesar de que considero que es una historia genial, no es la que más me gusta de Gaiman. No obstante, se las recomiendo si es que quieren leer algo de fantasía urbana, lleno de mitos y de personajes mitológicos trasladados a la actualidad. 

Continue Reading

martes, noviembre 28, 2017

Sagas que quiero terminar (y por qué aún no lo he hecho)


En los últimos años, he leído diferentes sagas. Algunas las he terminado en un dos por tres; otras, las he dejado inconclusas por diferentes razones. Hoy, mientras organizaba algunos libros nuevos en el librero, vi algunas de esas sagas que tengo pero no he terminado y decidí hacer un post al respecto, y por eso, aquí les van 5 sagas que quiero terminar de leer pero que, por alguna razón, no he podido hacerlo. 

La Materia Oscura - Phillip Pullman


Hace años leí los dos primeros libros. Recuerdo que, en su momento, me gustaron mucho, pero el tercero me fue imposible conseguirlo por años: no había librería en la que pudiera encontrarlo y todas me decían que estaba descontinuado. Lo encontró mi hermana en un remate de libros hace unos años, pero no lo he leído. Creo que tengo que releer los dos primeros porque hay muchas cosas que he olvidado.

Legado - Christopher Paolini


Ay, Eragon fue un libro que me gustó mucho cuando lo leí. Eldest también me gustó, aunque un poco menos que el primero. Después tuvimos que esperar un poco para leer Brisingr, que reavivó mi interés por la historia. Y después, nada. Pasaron años antes de que Paolini publicara Inheritance y, para entonces, había perdido el hilo de la historia. Mi hermana lo compró y lo leyó. Yo, aún no lo hago. Tengo ganas de retomar la saga para darle fin a esa etapa de mi vida. ¿Alguien la ha leído completa?

Trilogía Ingary - Diana Wynne Jones



Conocí la historia de Howl y su castillo ambulante gracias a la película que Studio Ghibli hizo del primer libro de Diana Wynne Jones. Ésta es una de mis películas favoritas y no pasó mucho para que descubriera que la historia original es la primera de una trilogía. Hace unos años, descubrí por casualidad los dos primeros libros, y me encantaron. No he encontrado el tercer libro... así que básicamente la razón por la cual no lo he leído es por eso: porque no he encontrado el tercer libro en español. 

El cementerio de los libros olvidados - Carlos Ruiz Zafón


El cementerio de los libros olvidados es una tetralogía escrita por Carlos Ruiz Zafón, un autor que, si bien he leído poco, me gusta mucho. Leí La sombra del viento (el primer libro de los cuatro) hace ya varios años. Creo que tenía unos doce o trece, y me gustó muchísimo. En ese entonces, no tenía idea de que el libro tendría continuación, mucho menos que serían cuatro libros. Cuando fueron publicadas la segunda y tercera partes de esta historia, me dije a mí misma que debía leerlos, pero como la lectora quisquillosa que soy, no quise tener ediciones diferentes de mis libros.

Últimamente he pensado seriamente en comprar algún box set que incluya los cuatro, aunque tenga repetido el primero.

Crónicas lunares - Marissa Meyer




Con Crónicas Lunares mi único pretexto es que no he tenido el tiempo (o no me he dado el tiempo) para leer Cress, que tengo en mi librero, y no he comprado Winter. Creo que Crónicas Lunares es una de las pocas sagas YA que no he terminado y que realmente tengo ganas de terminar. Además, las ediciones me parecen muy bonitas, independientemente del idioma.

¿Ustedes qué sagas no han terminado de leer?
Continue Reading

martes, noviembre 21, 2017

Mini reseñas: dos cuentos sobre la Muerte


LA PARTIDA, Alberto Chimal
★★★★

Un terremoto destruye una ciudad, lo que provoca la muerte de muchas personas. Entre ellas, se encuentra el único hijo de un matrimonio. La madre, desesperada por la pena, llama a todos los dioses para que le regresen el alma de su hijo, cuya pérdida la ha destrozado. Los dioses, compadecidos de ella, deciden regresar el alma del pequeño, pero no de la forma que ella esperaba.

Lo que regresa a ella es y no es su hijo: su pequeño está presente, pero sufre, y ella no puede soportarlo. La desesperación y la locura le llevan hasta los extremos más impensables.



Este texto es triste. Es desolador, en realidad, y ésa es la palabra que me acompañó durante toda mi lectura. Quizá también tuvo que ver el hecho de leerlo en época de Día de Muertos, pero realmente me hizo pensar mucho en el asunto de la muerte. 



LA MUERTE Y LA MADRE, Alberto Laiseca
★★★★

Un día la Muerte llega a un pueblo a hacer su trabajo. Antes de irse, se lleva al hijo pequeño de una madre, a quien deja dormida para que no interfiera en su labor. Cuando la madre despierta y se da cuenta de lo que ha ocurrido, decide seguir a la Muerte. Los ríos, los espinos, los bosques y las montañas se abren para dar paso a la muerte, mientras que la madre tiene que luchar contra ellos para acercarse hasta su pequeño.

Ésta fue la primera historia que leí de las dos que tiene la edición. No sabía qué era lo que iba a encontrar y me sorprendió. También me dejó con una sensación de tristeza que me acompañó por un rato.




Este libro tiene un formato doble, lo que significa que tiene dos portadas y dos cuentos que se unen en el centro en una sola ilustración. Como muchas ediciones del Fondo de Cultura Económica, tiene una calidad increíble (es de pasta dura, con zonas texturizadas tipo terciopelo). Según la editorial, es para un público entre 12 y 14 años, pero a mí no me convence esa clasificación. A mí me costó leerlo y me dejó con las emociones a flor de piel.

Las ilustraciones de Nicolás Arispe son sombrías y están tan llenas de detalles que no sabes hacia dóne mirar. Son el acompañamiento perfecto para el tipo de textos que tenemos en el interior: dos historias desgarradoras que tienen como base una idea en particular: la muerte es inevitable, no importa lo que hagamos. 


Continue Reading