Dreams from the Witch House: Female Voices of Lovecraftian Horror

sábado, septiembre 22, 2018


Dreams from the Witch House: Female Voices of Lovecraftian Horror. 
Varias autoras. Dark Regions Press. 2016. Edición Kindle. 
★★★★

Cuando, el año pasado, me uní a Adopta una autora y elegí a Caitlín R. Kiernan, estuve buscando sus libros. Amazon me salvó en ese momento, porque gran parte de lo que está editado de ella, se encuentra fácilmente en versiones digitales. Dentro de todo lo que encontré, hallé esta antología llamada Dreams from the Witch House: Female Voices of Lovecraftian Horror, en la cual Kiernan participó con un cuento previamente reseñado en el blog (aquí, aquí, aquí).

Esta antología surgió como un proyecto de crowdfunding iniciado a través de Indiegogo por Dark Regions Press, una editorial  independiente especializada en terror, ficción oscura, fantasía y ciencia ficción. Tras el éxito de la campaña, el libro fue publicado con un total de 19 cuentos escritos sólo por mujeres que escriben horror, ficción cósmica, weird fiction, ciencia ficción o una mezcla de todos los anteriores, y que se resume en ficción lovecraftiana. 

¿Por qué una antología llena de cuentos lovecraftianos escritos por mujeres? En la introducción del libro, es la misma editora, Lynne Jamneck, quien responde a esta pregunta al hacer un comentario muy interesante. Ella menciona que prácticamente todas las antologías de relatos inspirados en el trabajo de Lovecraft contienen material escrito sólo por hombres lo que ha hecho que en muchos casos se llegue a la conclusión de que "las mujeres simplemente no escriben ficción lovecraftiana".


En estos 19 relatos, las autoras que colaboran en la antología presentan diferentes formas de retomar el término "lovecraftiano". A veces hay referencias directas a sus obras y, en otras ocasiones, lo que las autoras logran es reconstruir las emociones de los personajes de las obras de Lovecraft. Debo decir que yo de Lovecraft conozco poco. He leído un par de cuentos y una novela suya, así que quizá mucho del toque lovecraftiano en estos relatos se me escapó un poco. Sin embargo, hay algo que sí tengo bien claro: todas estas historias abordan el horror desde la perspectiva emocional y eso, en cierto sentido, las hace más reales. 

Además de ser un libro lleno de historias geniales, Dreams from the Witch House tiene ilustraciones del artista italiano Daniele Serra: cada relato tiene su propia imagen que lo acompaña. Es por estas ilustraciones que sería genial tener la edición impresa, porque: 

(x)
Mi Kindle, con todo y su tinta electrónica, no les hace nada de justicia. 

Las "brujas" y sus historias


Shadows of the Evening (Joyce Carol Oates)

La primera historia de esta antología nos presenta a Magdalena Schön, una joven de 16 años a quien sus padres envían lejos de casa con el pretexto de cuidar a una tía. Mientras explora esta nueva vida (lejos de su familia y muy diferente a lo que imaginó) y los caminos alrededor de su nueva casa, Magdalena escucha una voz. Intrigada, se acerca al lugar de donde proviene y ahí se encuentra con un hombre que canta y canta y canta y canta... sin que pueda detenerse. Lejos de asustarse, Magdalena queda prendada de aquel hombre y las cosas se complican a partir de ese momento. 

Es la primera vez que leo a Joyce Carol Oates y quedé muy fascinada con su relato y su estilo, así que está en la lista de autoras por leer sí o sí. 

The Woman in the Hill (Tamsyn Muir)

Escrito en forma de carta, The Woman in the Hill cuenta la historia de Caroline quien, ante el temor de estar volviéndose loca, narra el momento en el que presencia un extraño suceso: es testigo del momento en el que una mujer llamada Elizabeth desaparece a través de una puerta misteriosa en la montaña. Intrigada, decide investigar al respecto, sólo para descubrir que no es la primera en desaparecer de esa manera. 

Uff, este relato fue muy bueno. El final era un tanto predecible, pero mientras leía lo que más me intrigaba era cómo es que la autora llegaría precisamente a ese final, cómo contaría lo que pasa con la mujer de la carta. 

The Face of Jarry (Cat Hellisen)

Por mera casualidad, la narradora anónima de este relato escucha hablar sobre un lugar llamado Jarry, con el cual se obsesiona aunque no sabe nada de él. Eventualmente se encuentra con un joven que accede a llevarla a Jarry, y cuando está ahí, es sólo para darse cuenta de que regresar a su hogar será difícil... muy, muy difícil.

Este cuento es corto en comparación con los dos anteriores y en contraste en el estilo de este texto y los dos previos es muy grande, aunque no del todo desagradable.  

Our Lady of Arsia Mons (Caitlín R. Kiernan)

Ambientada en Marte en algún mundo futurista, este cuento nos narra la historia de un grupo de científicos que encuentran unas ruinas antiguas en Arsia Mons, vestigios de alguna extraña y antigua civilización. Cuando una de las arqueólogas toca una escultura que está ahí, comienza a tener visiones sobre los Antiguos. 

Kiernan nos cuenta, en cerca de 10 mil palabras, una historia que está llena de matices y personajes variados y, en cierto sentido, logra recrear la sensación de horror que describe Lovecraft en la novela En las Montañas de la Locura.

The Body Electric (Lucy Brady)

¿Qué pasa cuando se mezcla un programa de Inteligencia Artificial con cuestiones más esotéricas, si no es que demoníacas? La doctora Eugenia Clark tiene un proyecto interesante: recrear la creación del universo y la vida misma a través de un programa de computadora con IA, un proyecto que muchos aseguraron que tenía que ver con crear un IA con alma.

Este cuento nos narra una de esas historias en las que las ganas de crear del ser humano (o, como dicen por ahí, sentirse un Dios) termina con consecuencias inesperadas. 

The Child and the Night Gaunts (Marly Youmans)

Un cuentito corto de un niño y sus pesadillas. A veces las pesadillas vistas desde la mente infantil son mucho más aterradoras, en especial cuando son mucho más reales de lo que a cualquiera le gustaría que fueran. 

All Our Salt-Bottled Hearts (Sonya Taaffe)

Anson recibe una llamada de su primo, quien le pide que cuide a una chica que encontró y que, en ese momento, está en su casa. Cuando llega, se encuentra con una chica llamada Gorgo, con rasgos similares a los de una sirena y que intenta, desesperadamente, regresar al mar y desaparecer ahí. Anson logra detenerla mientras le habla sobre su propia vida en la tierra y cómo es que, tristemente, nunca ha sentido el llamado del mar. 

Este relato es el primero en la antología que trata sobre criaturas acuáticas que, por alguna razón, terminan en tierra firme. Es un relato lleno de nostalgia y de esa sensación de querer regresar a casa, incluso si esa "casa" es un lugar que no conoces de primera fuente, sino porque algo en tu sangre te llama a ir a él. Es un relato muy triste, en realidad.


Every Hole in the Earth We Will Claim As Our Own (Gemma Files)

Una historia que habla sobre el amor de madre y de cómo, a veces, una madre es capaz de cualquier cosa con tal de no perder a sus hijos, sin importar las consecuencias. El relato comienza como un diálogo entre una persona anónima y un servicio telefónico para escuchar a personas con problemas de cualquier tipo que sólo quieren hablar con alguien. La historia es un poco perturbadora, si me lo preguntan.

But Only Because I Love You (Molly Tanzer)

Un par de exploradoras y su guía son perseguidas por chacales después de que se encuentran con un tesoro que estuvieron buscando por mucho tiempo. Un relato sobre la codicia y sobre el terror antes de la muerte inminente. No se crean la forma como estoy resumiéndolo, porque en realidad es mucho más profundo que esto, es sólo que es un poco complicado contar de qué va sin profundizar un poco de más en la historia misma. 

Cthulhu's Mother (Kelda Crich)

Este cuentito está bastante divertido, a decir verdad. Es sobre un par de adoradores de Cthulhu que descubren el lugar en el que se encuentra y ahí se encuentran con, bueno, su madre. No es mi favorito en la antología, pero está divertido y me arrancó un par de sonrisas. 

All Gods Great and Small (Karen Heuler)

"¿Cuál es el tamaño de un dios?". Ésa es la pregunta inicial de este relato. A partir de ella, comienza a desarrollarse una historia que habla sobre un hombre exiliado en Ecuador, un un hombre que odia todo sobre el lugar en el que está: la selva, la vida salvaje e, incluso, a los nativos. Una ofensa hecha a los nativos, sus costumbres y sus creencias, tiene consecuencias desastrosas.

Esta historia plantea algo interesante: los dioses seguramente son pequeños, porque, si son pequeños entonces es más probable que sean subestimados por los que no creen en ellos. 

Dearest Daddy (Lois H. Gresh)

Una chica es abusada psicológicamente por su padre y, cuando es abandonada por éste en los túneles de la ciudad, busca la manera de sobrevivir sin él. Eventualmente, se da cuenta de que nunca lo ha olvidado y que, en una mezcla de Síndrome de Estocolmo y Complejo de Electra, cuando se reencuentra con él, se encarga de que él jamás, jamás, la deje sola.

Creo que es el cuento que más me perturbó en toda la antología. 

Eye of the Beholder (Nancy Kilpatrick)

Este cuento, ¿cómo decirlo? En pocas palabras: it gave me the chills. En él tenemos la historia de una mujer que busca desesperadamente un esposo (por presión social) y cómo, al sentirse vieja y poco atractiva, se enfrenta a las consecuencias de querer verse más joven. 

Down at the Bottom of Everything (E.R. Knightsbridge)

Éste es un relato corto sobre un hombre que casi se ahoga y ahora vive con el recuerdo de todo lo que ocurrió el día en el que casi muere. Es un relato lleno de sensaciones en el que, más bien, sentimos empatía con el narrador al describir el horror de una posible muerte ahogándose. En este relato, nuestro narrador está en una búsqueda constante para superar el miedo al agua y a morir por culpa de ella.


Spore (Amanda Downum)

Este relato nos cuenta la historia de Beth, una chica que está en busca de algo, cualquier cosa, que la acerque a la mujer de la que está enamorada. En su camino, se encuentra con muchas personas que, de una u otra manera, la conectan con aquella mujer.

Con este texto me sentí un poco identificada en un par de cosas. Casi no resalté frases en toda la antología, pero las pocas que tengo están en este texto. Por ejemplo: "Just because I'm not like you doesn't make me broken. Does it?". Ouch.

Pippa's Crayons (Christine Morgan)

Nuevamente con los temas infantiles: en este cuento tenemos la historia de Pippa, a quien le encanta dibujar con unos crayones que su abuelo le hizo. Ademas, con ellos puede captar colores fuera de este mundo... y algunas cosas extrañas que nadie sabe cómo descifrar y que, aparentemente, sólo tienen sentido para ella. Por cuentitos como éste es que los niños me aterran un poquito, la verdad.

The Wreck of the Charles Dexter Ward (Elizabeth Bear y Sarah Monette)

Perdidos a mitad del espacio, los tripulantes del Jarmulowicz Astronomica deciden investigar una llamada de auxilio de una nave aliada, una nave ambulancia llamada Charles Dexter Ward. Cuando llegan para investigar qué ocurre, descubren que la llamada de auxilio no fue por un accidente y que huir de lo que te persigue, cuando estás en una nave abandonada a mitad de la nada, es un poco complicado.

Un cuento de ciencia ficción oscura con cuerpos muertos reanimados corriendo por ahí.

From the Cold Dark Sea (Storm Constantine)

Cara llega a Maples para restaurar un viejo libro familiar. Mientras realiza su trabajo, descubre que la historia de la familia que lo posee es antigua, que las mujeres en el pueblo tienen una relación extraña entre ellas y que, lamentablemente, aunque lo desee, ella no puede formar parte de su mundo. 

From The Cold Dark Sea es otra historia que nos habla de criaturas acuáticas que terminan en tierra firme y que añoran regresar a su hogar. Es un cuento sobre una familia y sus secretos, que son suyos y de nadie más.

Mnemeros (R.A. Kaelin)

Mezclar una historia ambientada en el viejo Oeste con Lovecraft es algo que no me habría pasado por la mente, pero Mnemeros es eso precisamente: es un relato de una chica, Leah, en un pueblito del viejo Oeste que parte sólo con un caballo y una pistola para investigar una vieja historia sobre Aquellos del Río. ¿Dioses antiguos o criaturas sobrenaturales? Eso es algo que está en duda. En el camino, se encuentra con un explorador que quiere saber más sobre lo mismo y a quien termina guiando... hasta un desenlace inesperado.


En resumen


Ésta es una antología que vale la pena leer, en especial si les gusta el género y han leído a Lovecraft. Y si no, creo que de todas maneras pueden encontrar cosas muy interesantes aquí. Mencionaba anteriormente que en estos textos, las autoras se centran más en la cuestión emocional, en los sentimientos y percepciones de sus personajes, y eso se nota. Más que miedo, estos cuentos de horror son perturbadores, te provocan escalofríos al imaginar aquello por lo que pasan los personajes.

Yo, por mi parte, me voy con dos o tres autoras de las cual quiero conocer más y leer su obra. Además, si leer en inglés no es problema para ustedes, los invito a que le den una oportunidad a estos relatos, porque creo que valen mucho la pena.

You Might Also Like

4 comentarios

  1. ¡Hola!

    Uuuh, me parece súper interesante y cuánta variedad en cuanto a autores se refiere. Me encanta este tipo de libros, un tanto oscuros con brujas de por medio... y encima lo recomiendas en inglés, por lo que seguramente, dependiendo de cuánto me cueste, lo lea en este idioma.
    ¡Muchas gracias por la entrada! Está súper completa ^^

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tiene mucha variedad y lo interesante es que algunas autoras son ya consolidadas y otras recién comenzaron a publicar a raíz de esta antología :D ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. ¡Hola!

    Que reseña más interesante. No conocía la antología y la verdad es que este género no lo he leído casi nunca, pero desde luego que quiero estrenarme en él. Me parecen super necesarios este tipo de proyectos porque sí, en ciertos géneros vemos a tantos escritores hombres que damos por hecho que simplemente las mujeres no escriben sobre eso, cuando no es así para nada.

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Es una antología súper interesante. A mí me gusta mucho leer horror, y aunque casi no lo leo, descubrir a estas autoras fue algo bien genial. Ojlaá te animes a leerla :D

      Eliminar

Facebook

Seguidores