domingo, abril 26, 2015

Estas ruinas que ves, de Jorge Ibargüengoitia


Título: Estas ruinas que ves | Autor: Jorge Ibargüengoitia
Editorial: Planeta - Booket | Año de publicación: 1975 | Año de la edición: 2005
Páginas: 181 | ISBN: 978-968-271-003-2
★★★

Escrita en 1974 y merecedora del premio internacional de novela “México” 1975, Estas ruinas que ves representa una sucesión festiva dinámica y alegre de anécdotas bajo una atmosfera provinciana. El protagonista y narrador es un hombre que después de vivir mucho tiempo en la capital regresa a su ciudad natal contratado para dar clases en la universidad provinciana. Su relato entre la nostalgia y la ironía es la evocación de un “intelectual de pueblo” con sus parrandas y días de campo, pleitos de cantina y su relación con inquietantes mujeres, algunas idealizadas y otras magníficamente carnales.

Hace tiempo leí un libro de este autor y me gustó mucho. El libro (Las muertas) está lleno de un sentido del humor muy divertido: es irónico y negro, y desde entonces me quedé con ganas de leer más de Ibargüengoitia. Compré Estas ruinas que ves al inicio del año y lo leí hace casi un mes. Ésta es una reseña tardía y un poco corta, pero igual quería hablar de esta novela.

Esta historia toma lugar en Cuévano, una ciudad pequeña con mucho encanto, capital del estado ficticio del Plan de Abajo. Cuévano ha sido cuna de grandes pensadores y otros personajes ilustres de la historia nacional, pero pero los libros suelen decir otras cosas. Eso no importa, porque la gente de Cuévano está segura de que su ciudad es la mejor del país (y desde ahí comienza la gracia de esta historia).


El narrador es un joven llamado Francisco Aldebarán, nacido en esa ciudad, y que regresa a ella para sustituir al profesor de Literatura en la Universidad de Cuévano. Desde su viaje en tren hasta sus primeros momentos en la ciudad, Francisco se encuentra con otros jóvenes que después formarían parte de su círculo de amistades. Es un libro narrado en primera persona. 

Una muchacha decente tiene que ver inmoralidades en el cine, porque hay cosas que es indispensable saber.

Estas ruinas que ves quizá no tiene una gran historia. En realidad la trama es bastante simple: Francisco llega a su ciudad y cuenta sus encuentros con sus amigos, las juegas y los amores que hace estando en Cuévano. Es la manera como el autor cuenta la historia lo más interesante del libro. 

Mencionaba antes que Ibargüengoitia tiene un sentido del humor muy divertido, no es de los que guste a todos, claro, pero a mí me encanta. Es sarcástico y esta obra tiene detalles tan absurdos que hacen reír mucho... hasta que te das cuenta de que de absurdos no tienen mucho, porque al final Cuévano es un reflejo de la ciudad natal del autor (Guanajuato), y en la novela se dejan ver muchos detalles de la actitud de los mexicanos hacia ciertas cosas (como la religión y los golpes de pecho que se dan muchos supuestos católicos). 

Me divirtió mucho más leer referencias al libro con el que conocí al autor: Las muertas. Y es curioso porque no fueron referencias al libro per se, si no al mismo suceso que después le inspiró para escribir el libro. 

En resumen: me divierte mucho leer a Ibargüengoitia y con este libro no fue la excepción. La historia no me parece tan maravillosa, pero me divertí leyéndolo porque el autor escribe cada cosa.

SOBRE EL AUTOR

Jorge Ibargüengoitia Antillón (Guanajuato, México, 22 de enero de 1928 - Mejorada del Campo, Comunidad de Madrid, 27 de noviembre de 1983) fue un escritor y periodista mexicano, considerado uno de los más agudos e irónicos de la literatura hispanoamericana y un crítico mordaz de la realidad social y política de su país. Su obra abarca novelas, cuentos, piezas teatrales, artículos periodísticos y relatos infantiles. Su primera novela, Los relámpagos de agosto (1965), una demoledora sátira de la Revolución mexicana, lo hizo merecedor del Premio Casa de las Américas. A ésta seguirían Maten al león (1969), Estas ruinas que ves (1974), Dos crímenes (1974), Las muertas (1977) y Los pasos de López (1982), en las que echó mano del costumbrismo para convertirlo en la base de historias irónicas y sarcásticas. En el terreno del cuento publicó La ley de Herodes (1976). Entre sus piezas teatrales destacan Susana y los jóvenes (1954), Clotilde en su casa (1955) y El atentado (1963). Murió  en un accidente aéreo en 1983.

10 comentarios:

  1. Hola ^^
    Me gustó la reseña ~
    No conocía al autor, pero la verdad es que tampoco me llama mucho su obra :3
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario (: es un autor divertido, pero quizá no del gusto de todos.

      Eliminar
  2. Yo tampoco conocía el autor pero me dejaste con ganas de leer sus libros. gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene un estilo muy especial y es muy sarcástico y crítico, es divertido de leer. Gracias a ti por el comentario :D

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    He leído poca literatura mexicana (por no decir casi ninguna) y la verdad es que me llama la atención (sobretodo porque mi novio vivió seis meses ahí y me ha contado historias preciosas), así que me lo apunto. No sé si lo leeré pronto o no, pero me ha encantado tu reseña y siempre me convences :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy, de literatura mexicana hay muchas cosas bien bonitas. Deberías leer a Juan Rulfo, si no lo has leído aún, es un must de la literatura mexicana. Ojalá te guste, si decides leerlo (:

      ¡Besos!

      Eliminar
  4. Estaba casi segura de que tenía un libro suyo y sí, efectivamente, tengo un librito que me dieron hace dos años por el Día Nacional del Libro y se llama Sálvese quien pueda. Pensé que no estaba completo y lo dejé cogiendo polvo hasta que vi tu reseña y lo fui a buscar JAJAJA y, descubrí que es un ensayo. He estado leyendo un poco más y lo que resaltan del autor es, precisamente, su sarcasmo. Ya veremos si me animo a leerlo, probablemente sí porque es bastante corto y según sé, habla de temas diferentes lo que hará la lectura más amena.

    Te mando un beso enorme<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo Sálvese quien pueda, me lo regalaron en la FIL de Minería. Aún no lo he leído, porque mi mamá lo secuestró y aunque lo terminó hace mucho, no me lo ha regresado. Son varios ensayos y artículos que publicó para Excélsior, si no me equivoco. Ya platicaremos de él en otra ocasión ;)

      Eliminar
  5. :o Genial! ME parece que tengo un libro de el y no lo he leído jajaj XD si, pegame XD ME llama la atención los sarcasmos que dices que pone, espero entenderlas a veces no soy muy buena con los sarcasmos. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendrías que leerlo para saber si los chachas o no jaja, no es difícil de entender. En realidad su prosa es muy simple y amena (:

      Eliminar