lunes, mayo 29, 2017

Mi experiencia bloguera


El blog cumplió cuatro años en abril y como seguramente han notado aquellos que me siguen desde hace un tiempo, soy tan distraída que normalmente me acuerdo de los aniversarios del blog hasta mucho tiempo después. No obstante, hoy quiero hablar con ustedes sobre mi experiencia con este blog y lo que me ha dejado este tiempo con Palabras y letras

Cuando comencé con el blog no tenía muchas expectativas al respecto, y eso sigue en la descripción del blog: “Quizá Palabras y letras será un blog más del montón y nadie lo leerá. Eso realmente no me importa.”. Y creo que me he mantenido fiel a esa idea, no porque no le dé importancia a las personas que siguen mis desvaríos, pero sí porque tampoco es algo digno de un drama el hecho de no tener la cantidad de seguidores que sí tienen otras personas que llegaron al mundo bloguero después que yo.

Comenzar un blog no es sencillo. Necesita mucho más que tener un tema y simplemente ponerte a escribir. En mi caso, ha necesitado tiempo que a veces no tengo, cierto equipo técnico, inspiración que no siempre llega y también, dinero. Dinero para comprar el dominio y para dejar el blog más o menos decente con una plantilla que compré hace un tiempo (pues si bien es cierto que sé hacer plantillas, el resultado de mi trabajo no me convencía del todo). 

A pesar de todo, iniciar el blog es, irónicamente, la parte más sencilla de ser bloguero. ¿Cuál es entonces esa parte complicada? La constancia: tener el temple para actualizar constantemente, para traer material nuevo y para escribir sobre algunos otros temas. 

Para mí, es precisamente esa constancia la que me ha costado un poco de trabajo tener, y si se dan cuenta, ha disminuido la cantidad de posts que realizo en un mes desde que comencé el blog. Debemos considerar que cuando empecé, estaba recién egresada de la universidad y desempleada, por lo que tenía mucho más tiempo para leer y escribir. Ahora, si bien leo más o menos la misma cantidad de libros, el hecho de tener dos empleos (uno más demandante que el otro, sí, pero dos a fin de cuentas), hace que haya días que no tenga tiempo o ganas de escribir para el blog. 

¿Qué es, entonces, lo que me ha dejado el hecho de tener este blog?

La respuesta a esa pregunta es sencilla:
  • La posibilidad de pulir mi propio estilo al escribir las reseñas y opiniones de este espacio, porque creo que mi manera de escribirlas y/o presentarlas, es única y diferente a la de otras personas. Palabras y letras tiene su propia esencia.
  • Amistades que valoro mucho y personas con las que, espero, podría tener una amistad muy bonita. También el hecho de poder compartir opiniones similares (y otras no tanto) con personas diferentes y a las que espero ver frente a frente algún día.
  • Me ha permitido conocer libros y autores que, en otras circunstancias, quizá nunca habría volteado a ver.
  • Y también, gracias al blog, he podido involucrarme en otras iniciativas y en algunos proyectos que, espero, muestren sus frutos en un futuro.
Claro que no todo ha sido miel sobre hojuelas, pero sobre eso hablaré en otra ocasión. Hoy quise hacer este post más bien como un agradecimiento por todo lo que he vivido gracias al blog, sí, pero también gracias a todos los que me leen. 

Saben bien que aprecio mucho este blog, lo que he hecho en él y a las personas que he conocido gracias a él, así que, si me ven un poco desaparecida, no se preocupen: Palabras y letras tiene una vida un poco lenta, pero sigue aquí y por aquí nos seguiremos leyendo.

9 comentarios:

  1. Hola Cin!
    Muchas felicidades por tus cuatro años con el blog!
    Te entiendo perfectamente, a mi también siento que me falta constancia con el blog pero trato de no preocuparme mucho por ello.
    Tus reseñas son unas de mis favoritas ya que como bien dices, tienes una forma única de describir el libro. Nuestros gustos literarios son bien diferentes, pero siempre que termino de leer una reseña tuya me quedo con ganas de buscar ese libro.
    Espero algún día tengamos la fortuna de conocernos en persona, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Lau! Creo que esa es nuestra maldición: la falta de constancia jaja, pero igual, no dejo que eso me moleste demasiado. A mí también me gustaría que nos conozcamos algún día en persona :D

      Eliminar
  2. ¡Felicidades por los cuatro años! Yo este año estoy planeando cosas para el aniversario, así que más me vale NO olvidar la fecha exacta. D:

    Me encanta que hables de todo lo que te ha dado tener un blog y tu experiencia. Tus reseñas me encantan, pero mis entradas favoritas son en las que hablas de como hacer reseñas y todas esas cosas :DD

    Nea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás que no se te olvida :D Gracias por ser de las que siempre está aquí :]

      PD. Nos debemos un café.

      Eliminar
  3. Al igual que tu la constancia es algo que me ha costado pero a veces causas externas afectan a ello
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto, a veces no depende de nosotros. Pero creo que, al final, lo importante es seguir aquí.

      Eliminar
  4. ¡Holaa, felicitaciones por el cuarto aniversario!
    Debo decirte que tienes un blog precioso en el que se nota su toque personal en cada detalle y eso lo admiro muchísimo.
    Espero que este hermoso espacio cumple muchos años mas :D
    Un beso ❤

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!

    Creo que ya vengo un poco tarde para la felicitación, jejejeje, aún así, ¡Muchas felicidades por el aniversario!
    A mi también casi siempre se me olvida cuándo es el aniversario de mi blog, jajajaja.

    Que genial que ya lleves tanto tiempo, en lo personal me encanta tu blog, es uno de los que más admiro, tanto por lo que compartes (información, opiniones, fotografías...) como por su diseño. Es un espacio que en verdad me encanta en muchas formas.

    Gracias por la constancia todo este tiempo (también sé lo duro que a veces puede ser).

    De nuevo, muchas felicidades, ¡Nos vemos! :D

    ResponderEliminar