martes, noviembre 11, 2014

Caramelos, de Mian Mian


Título: Caramelos (original: 糖) | Autor: Mian Mian
Editorial: La factoría de ideas | Idioma: Español
Año de publicación: 2000 | Año de la edición: 2011
Páginas: 288 ISBN: 978-84-9018-264-2
★★★★

Caramelos es un relato desgarrador en primera persona acerca del riesgo y el deseo; la historia de una joven china que trata de forjase una vida en un mundo aparentemente desprovisto de pautas. Hong se ve obligada a abandonar el instituto y huye con diecisiete años a la ciudad fronteriza de Shenzen. Allí se enamora de un joven músico, y juntos se sumergen en un cruel mundo de tinieblas plagado de alcohol, drogas y excesos, una vida que no logra satisfacer las ansias de Hong por encontrarse a sí misma, así como el amor que la definirá.

Éste es uno de los libros de los cuales hablé en mi último IMM. Sí, lo sé, en aquel post comenté que esos libros recién adquiridos seguramente serían leídos hasta el próximo año, pero como siempre pasa cuando uno tiene una lista muy específica de libros por leer, le di prioridad a éste. Quizá es por su portada tan llamativa, porque el rosa simplemente resaltaba entre los demás libros. Quizá es porque fue un libro prohibido en China y el morbo me puede, quién sabe. La cosa es que no pude evitar tomarlo y comenzar a leer.

Hong es una chica que vive en Shanghái, es hija de una buena familia, va a un buen colegio y seguramente su vida podría considerarse ideal. Un día deja la escuela y termina en prisión; cuando sale, para su sorpresa, su padre la anima para que vaya a encontrarse a sí misma. Así es como llega a la ciudad de Shenzen, en donde conoce a Saining, un chico un par de años mayor que ella, músico, con el que comienza una relación llena de altibajos. Su vida entre idas y venidas de Shenzen a Shanghái, a veces pasando por Pekín, la llevará por una búsqueda de felicidad y amor, siendo este último lo que más ansía conocer.

A veces, pensaba que el amor que sentíamos Saining y yo era una especie de veneno, porque cuando nos tumbábamos juntos en la suave profundidad de la noche, el silencio y la tranquilidad nos dejaban sin habla y hacían que no quisiéramos despertar jamás.

Caramelos es una novela escrita en primera persona pero con muchos narradores. La mayor parte de la narración la lleva Hong, quien habla de su infancia, su vida en el colegio, sus amistades de aquel entonces, y todo lo que le ocurre cuando está en Shenzen junto a  Saining y también cuando ya no lo está. Además de ella, algunos otros personajes tienen unos párrafos para hablar ellos desde su perspectiva, introduciendo sus propias historias personales o sus pensamientos sobre Hong y su vida. La historia es lineal, pero la narradora entreteje fragmentos de su pasado con lo que ocurre en su presente.  

Es la primera vez que leo algo escrito por una autora china. No es un secreto mi gusto por las novelas japonesas, y ya sabrán, por las reseñas que he hecho en el blog, que me gusta mucho el estilo casi onírico de Haruki Murakami y la simple pero bella pluma de Banana Yoshimoto. No compararé a estos dos autores con Mian Mian, pero sí puedo decir que hay algo en la manera de expresarse de ella que me recuerda a los otros dos. Quizá es algo en la visión oriental del mundo, no lo sé. En Caramelos, Mian Mian dice las cosas como son, y entre frases e ideas directas, agrega muchas otras que se acercan más a lo poético, y eso me gusta mucho.

Si bien el tema central de la novela es el amor y la búsqueda constante de éste (o la búsqueda de lo necesario para poder comprender al amor), no es una novela romántica en sí. Es una historia muy agridulce, en la que los dos personajes principales, Hong y Saining, se hieren mutuamente a pesar de que se aman. O a pesar de que se aman de diferentes maneras en diferentes momentos de sus vidas. La de ellos es una relación disfuncional prácticamente desde el principio, y aunque se dejan en varias ocasiones, siempre vuelven a estar juntos. "Juntos" porque su relación pasa de amantes a amigos a conocidos a intento de amantes una y otra vez.

Lo que me gusta mucho en la historia es su crudeza. No es una historia de cuento de hadas, sino una historia que ocurre en un mundo lleno de sexo, drogas, alcohol y rock and roll, y no es broma. Es una historia en la que dos personas que se aman (porque eso es innegable) no saben cómo amarse y se hieren, se alejan, se acercan, se destrozan y, por increíble que parezca, crecen juntas. Porque la relación de Hong y Saining comienza, para ella, antes de sus veinte y continúa por diez años durante los cuales ambos cometen muchos errores que les ayudan a forjarse como las personas que serán más adelante.

En resumen: este libro me deja un excelente sabor de boca y se va con muchas frases para el recuerdo. Es una historia que estremece, por las verdades que dice, por la crudeza, porque los personajes secundarios conmueven también. Se las recomiendo.


SOBRE EL AUTOR

Mian Mian (8 de agosto de 1970), su nombre real es Wang Shen. Es una escritora china criada en una familia de intelectuales de Shanghái. La mayor parte de sus historias ilustran ambientes picarescos, llenos de ladrones, prostitutas y hombres débiles e incapaces. Como otras escritoras chinas, las heroínas de Mian Mian también viven y sobreviven situaciones duras, incluso si son autoinducidas.

Cuando Candy fue publicada en China en el año 2000 causó un considerable escándalo pero ganándose los corazones de las generaciones más jóvenes que apreciaron su estilo duro y honesto. Mian Mian fue una de las primeras escritoras chinas que retrató el sub-mundo chino lleno de drogadictos y malhechores. Algunas de sus novelas publicadas son Candy, Les Bonbons chinois, Todo niño bueno merece comerse un caramelo.

17 comentarios:

  1. no conocía ningún libro Chino en español y Shenzen me queda a solo dos horas de mi casa! a ver si algun día me animo y lo leo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿De verdad? ¿Vives en China? :O Ojalá te animes a leerlo. Es el primer libro chino en español que compro, de hecho pocas veces he visto libros chinos traducidos al español :P

      Eliminar
  2. yo solo he leído un libro chino en mi vida, y la verdad es que me encantó, es el de un grito de amor desde el centro del mundo. Llegó por casualidad a mis manos y la verdad es que es muy bueno. Este no me llama mucho la atención pero no es porque se vea malo sino porque su temática como que no me atrae mucho, estoy segura de que debe ser un gran libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no es el tipo de literatura que agrade a todos, por los temas, supongo. Pero eso es lo que hace que me guste a mí jajaja. No conozco el libro que mencionas, pero lo anoto como referencia ;)

      Eliminar
  3. yo no conozco ninguno D: pero debo decir que tiene una portada y un nombre muy interesante asi que debe ser un gran libro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que fue precisamente la portada lo que más me llamó la atención. Es muy brillante y resalta mucho el color rosa, en especial cuando estaba entre otros libros menos llamativos ;) es un buen libro.

      Eliminar
  4. Es curioso, porque justo ayer lo encontré muy baratito y no pude evitar comprarlo. Creo que lo había visto en tu blog y me acordaba de ello, o simplemente tenía muchas ganas de leer algo chino, que hace mucho que no leo nada, así que lo compré. Ahora tengo bastantes ganas de leerlo, a ver si me pongo :D Gracias por la reseña :)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja casi te pasó como a mí con La elegancia del erizo. Estaré pendiente de la reseña que hagas de este libro, tengo curiosidad por saber qué te parece ;)

      ¡Besos para ti también!

      Eliminar
  5. Oh :c no conocía este libro, pero leí tu reseña y es definitivamente mi tipo de libro, ojala encontrarlo por ahi, solo tu reseña me emocionó mucho, nos leemos, un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que puedas conseguirlo, creo que realmente vale la pena leerlo ;)

      Eliminar
  6. te he nominado a un premio dardo: http://anochecerconlibros.blogspot.com/2014/11/premios-dardos.html#more

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que nunca he leído un libro de alguien chino, y cundo lo vi que lo compraste es que quia por la portada, o no sé me llamó mucho la atención, no se si por el rosa, el nombre o la combinación y por lo que has dicho es que ya me dieron ganas de conseguirlo.
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visualmente creo que este libro cumple con su función de atraer al lector. Ojalá puedas leerlo :)

      Eliminar
  8. ¡Lo quiero, lo quiero, lo quiero! *-* Había oído antes de Candy pero nunca averigüé más porque acá cuesta mucho que lleguen libros de autores orientales, así que no quise hacerme ilusiones. Pero lo buscaré y alguna manera encontraré para que me llegue.

    Gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No pierdas la esperanza! Yo creo que sí lo conseguirás, ya verás ;)

      Eliminar
  9. Gracias por tu reseña. He llegado a ella buscando información sobre él cuando ya lo había comprado. En mi caso me animé a comprarlo porque mi hija mayor, nacida en China, tiene por segundo nombre Mian (pronunciado Mié: significa "esforzarse"). A los niños chinos, de pequeños, se les repite cariñosamente su nombre "Mian Mian". Es un regalo para ella, para que conozca más sobre su país de nacimiento. Como es pequeña aún, mientras lo disfrutar yo.

    ResponderEliminar