domingo, noviembre 10, 2013

The time keeper, de Mitch Albom



Título: The time keeper (español: El guardián del tiempo) | Autor: Mitch Albom
Editorial: Hyperion | Idioma: Inglés | Año: 2012
Páginas: 224 | ISBN: 978-0-7868-9144-3
★★★

In this fable, the first man on earth to count the hours becomes Father Time. The inventor of the world's first clock is punished for trying to measure God's greatest gift. He is banished to a cave for centuries and forced to listen to the voices of all who come after him seeking more days, more years. Eventually, with his soul nearly broken, Father Time is granted his freedom, along with a magical hourglass and a mission: a chance to redeem himself by teaching two earthly people the true meaning of time.
He returns to our world--now dominated by the hour-counting he so innocently began--and commences a journey with two unlikely partners: one a teenage girl who is about to give up on life, the other a wealthy old businessman who wants to live forever. To save himself, he must save them both. And stop the world to do so.


Este libro lo compré hace unos meses. No conocía al autor, jamás había leído nada de él, pero desde que lo vi su portada me llamó la atención por una sola razón: amo los relojes. Así que tras leer su sinopsis me dije ¿por qué no? Y me gustó.

Ésta es una historia sobre el primer hombre en la Tierra que midió el tiempo, un hombre que fue contra los deseos de Dios y, como castigo, fue condenado a ser inmortal y escuchar los ruegos de las personas en la Tierra por más tiempo hasta que la tierra y el cielo se junten en uno solo. Es la historia de Dor, que después sería conocido como Padre Tiempo. Y la historia de cómo su tiempo, detenido desde que comienza su condena, vuelve a avanzar.

Aunado a esto, conocemos la historia de Sarah, una adolescente que ya no quiere su tiempo en este mundo, y Victor, un viejo enfermo que quiere más y más. Ambos personajes forman parte de un pilar esencial en la existencia del Dor, quien además tiene mucho que enseñarles sobre, vaya, el tiempo.

El texto está escrito en tercera persona y es muy ligero. Las historias de los tres personajes se van entrelazando entre sí, llevándonos del pasado al presente y también al futuro. Es un collage con un sutil juego temporal que te remite al título y al tema central de la historia.

Mi única queja sobre él es el final. No es malo, pero el autor te lleva a un ritmo en tres cuartas partes del texto y al final acelera, acelera, acelera y se detiene de golpe. Me habría gustado leer un poco más sobre Sarah y Victor al final, después de su experiencia con Dor.

En resumen: Es un libro agradable; tiene muchas menciones a un ser supremo que es el causante de todo lo que ocurre en esta historia. Y encierra una historia de amor realmente conmovedora.

2 comentarios:

  1. ¡Logre conseguirlo! Así que lo leeré pronto, sobretodo porque el tema del tiempo (o la falta de el) me llama mucho la atención.

    Besos!

    ResponderEliminar