Tokyo Babylon, de CLAMP

lunes, diciembre 14, 2020


 

CLAMP. Tokyo Babylon, Vols. 1, 2 y 3. Kamite manga.
★★★★★

 

A finales de noviembre e inicios de diciembre participé en una lectura conjunta del manga Tokyo Babylon, de CLAMP. Es una historia que leí hace muchos años y que, honestamente, ni siquiera me acordaba de qué trataba del todo. Mi amiga Midori (@midori.manga en instagram, tiene una cuenta de mangagram bien lindis) fue quien me invitó a participar. 


Tokyo Babylon cuenta la historia de un joven de 16 años llamado Subaru Sumeragi un chico que viene de una poderosa familia de onmyōji, personas especialistas en magia y adivinación. Subaru vive con su hermana gemela, Hokuto, en Tokio, y se dedica a resolver casos paranormales relacionados con espíritus y fantasmas. Otro de los personajes relevantes de la historia es Seishiro Sakurazuka, un veterinario que es muy cercano a los gemelos y con quien tienen una excelente relación.


Esta edición del manga está dividida en tres volúmenes a través de los cuales Subaru debe resolver diferentes casos. Desde espíritus resentidos, fantasmas que no pueden tener paz, hasta sectas religiosas y ancianos que quieren hacer feliz a su única familia, vamos conociendo el trabajo de los onmyōji y, en concreto, la personalidad y vida de Subaru. Y como se trata de CLAMP, es una historia que también tiene algunos misterios que se van desenvolviendo poco a poco junto con varias páginas de angst hacia el final de la historia. 

 


 


Sobre la parte triste, precisamente, es de lo que más quiero hablar. Tokyo Babylon toca temas duros y tristes, de hecho creo que conforme avanza la historia cada caso con el que se enfrenta Subaru se vuelve más triste que el anterior. En este manga se tocan temas como el bullying, la soledad, el abuso sexual, el suicidio, entre otros, y aunque nada es explícito y todo es muy sutil, al final del día es un reflejo de lo que pasaba, y aún pasa, en Japón y otras partes del mundo. Algo que también me causa tristeza es que el protagonista es un chico muy empático y aunque es eficiente con su trabajo (es uno de los onmyōji más poderosos a pesar de su corta edad), cada uno de los casos con los que se encuentra se quedan grabados en su corazón.


Definitivamente lo que más me gusta de la historia son los personajes. Subaru Sumeragi es de mis personajes favoritos de todo CLAMP, si no es que el que más me gusta de todas sus historias; le tengo un lugarcito especial en mi corazón. Es un personaje que muestra dos facetas interesantes: la del adolescente lleno de inocencia en las primeras partes del manga y el adulto en quien se convierte tras los hechos más relevantes de su historia, y que se desarrolla un poco más en la secuela de Tokyo Babylon, X/1999 (mi manga favorito de toda la vida y que, lamentablemente, está en un hiatus eterno).  

 


 

 

Por otro lado, el antagonista de la historia también me parece un personaje genial. No sé si esto se considera spoiler, pero es importante mencionar que Seishiro (el veterinario que mencioné al comienzo) pertenece a una familia, también de onmyōji, que son todo lo contrario a la familia de Subaru. Es es un hombre lleno de secretos, con un lado cruel y que no es nada de lo que dice ser, es un personaje que me encanta también. Es de esos villanos que no puedes odiar del todo porque son re carismáticos aunque te hagan sufrir.


Como esta es una historia viejita (comenzó a publicarse en 1990 y terminó en 1993), hay muchos detalles que me parecen geniales. De las cosas que me gustan y me dan algo de risa de esta historia es precisamente que ya está viejilla y pues su tecnología, la moda o sus referentes culturales en la historia son bien vintage. Y bueno, también tiene sus momentos de comedia, lo que hacen que la lectura sea un poquito más ligera. El personaje que hace esto posible es Hokuto, la hermana de Subaru, y a quien quiero mucho porque es bien bonita. 

 


 

 

En fin, si no conocen Tokyo Babylon dénle una oportunidad. Es una historia muy bien contada y pues es CLAMP, no se arrepentirán. O tal vez sí. No sé, como dijo un personaje una vez: sufrirán pero van a ser felices por ello. 

Publicar un comentario

Palabras y letras © . Design by Berenica Designs.