El príncipe Lestat y los reinos de la Atlántida, de Anne Rice

domingo, marzo 10, 2019



RICE, Anne. El príncipe Lestat y los reinos de la Atlántida. Ediciones B. Edición Kindle.
★☆

Reseña con algunos spoilers del resto de las Crónicas Vampíricas. 

Ok, lo admito: tanto hablar sobre Lestat durante febrero hizo que recordara que tenía pendiente leer este libro de Anne Rice. Así que, después de pensarlo por un par de segundos (literalmente), inicié esta lectura y déjenme decirles que sigo sin entender muy bien qué es lo que Anne Rice quiso lograr con esta historia. Pero vayamos por partes.

Anne Rice ya había hecho cosas extrañas con sus obras desde que mezcla el canon de Crónicas Vampíricas con las Brujas de Mayfair, en especial después Blackwood Farm (El Santuario, en la traducción al español), pues nos habla de los Taltos, unas criaturas no humanas a quienes las brujas Mayfair pueden dar a luz y que, honestamente, no termino de entender. Así que, regresando al punto, ya teníamos antecedentes de Rice mezclando cosas extrañas en sus historias de vampiros. 

El príncipe Lestat y los reinos de la Atlántida es la historia después de lo que ocurre en Príncipe Lestat. Para los que no lo hayan leído, pueden leer mi reseña o, si prefieren saltársela, les sintetizo de qué va esta historia: Lestat se convierte en el verdadero Príncipe de los vampiros. Esto ocurre después de que Mekare ofrezca su vida (¿no -vida?) voluntariamente, para que él consuma su cerebro así como ella lo hizo con Akasha en La reina de los Condenados. Así que ahora Lestat tiene en su interior al espíritu Amel, el causante de la existencia de los vampiros y esto significa que es el responsable de toda la raza vampírica y que, si él muere, todos mueren con él. 

El príncipe Lestat y los reinos de la Atlántida parte precisamente desde este punto. 

Comienza con Lestat y otros vampiros teniendo visiones de una ciudad que es destruida. Nadie entiende absolutamente nada y Lestat siente curiosidad por saber qué diablos está pasando. Amel, esquivo como siempre, no le puede dar las respuestas que él quiere aunque Lestat está convencido de que esas visiones son por culpa del espíritu que habita su interior. 

La cosa cambia cuando un hombre misterioso llamado Garekyn Zweck Brovotkin se acerca a Benji (uno de los vampiros más jóvenes y que tiene un programa de radio), murmurando cosas sobre Amel. Ante la sospecha de peligro, Garekyn es atacado por vampiros y, para sorpresa de todos, los vence fácilmente: incluso mata a uno de ellos. Esta criatura no es humana pero tampoco es un vampiro, y esto genera una serie de dudas dentro de la comunidad: ¿será que han aparecido criaturas lo suficientemente poderosas como para extinguirlos? 

Ante el peligro, los vampiros se reúnen lo más pronto que pueden e intentan tomar decisiones: ¿deberían cazar a Garekyn antes de que éste haga los mismo con ellos o deberían observar qué ocurre si ignoran su existencia? Eventualmente, descubren que Garekyn no es un caso aislado, y pronto saben de la existencia de una mujer llamada Kapetria y otros dos hombres más: Welf y Derek, quienes logran ponerse en contacto con Garekyn gracias a la señal de radio que Benji mantiene abierta. 

Estas criaturas causan curiosidad, miedo y fascinación a diferentes personajes. Al final, es Lestat quien toma las últimas decisiones, y él opta por encontrarse con ellos para saber quiénes son, qué quieren de los vampiros y por qué están tan interesados en Amel.

En una asamblea en la que se encuentran los vampiros más importantes (ya saben, Louis, Armand, Marius, Gabrielle y muchos otros de los que se mencionan en otras partes de las Crónicas), Kapetria les cuenta la historia del nacimiento de ella y sus tres hermanos, cómo es que conocieron a Amel, cómo se separaron de él y cuál era su objetivo en la vida.

La respuesta es...diferente a lo que esperaba.

No les voy a mentir, no tenía muchas expectativas al momento de leer este libro. Me pasó desde el pasado, el cual no me decepcionó porque ni siquiera esperaba algo maravilloso de él. A pesar de esto, si Príncipe Lestat me pareció extraño en algunos aspectos e intrascendente en su mayoría, Los reinos de la Atlántida es aún más extraño y aún más intrascendente que el anterior. No es, para nada, el tipo de libro que uno esperaría para una historia de Anne Rice. Este libro más que ser sobre vampiros y más que hablar sobre Lestat y compañía, es una especie de libro de ciencia ficción y vampirismo juntos. La combinación no es muy buena.

En cuanto a sus puntos fuertes, creo que el estilo de Anne Rice es lo que destacaría. Es una autora que sabe contar una historia para mantenerte interesado, aunque no signifique que la historia sea necesariamente buena. El libro es entretenido y me mantuvo ocupada por un par de días mientras quería distraerme de las obligaciones de la vida diaria. Sin embargo, a pesar de que el ritmo es ameno y la historia se pasa rápido, hay momentos en los que es bastante confusa, en especial cuando aparecen personajes que no recordaba del todo. La verdad tuve que leerme una Wiki de Crónicas, porque no recordaba a muchos de estos personajes nuevos.

Hablando de los personajes, me quedé con ganas de leer más de mis favoritos. Louis apenas si sale y con el final del libro anterior yo esperaba más participación de su parte; Armand sólo aparece para estar en desacuerdo con Lestat en las reuniones, Marius está para mantener el orden pero tiene como 3 diálogos en toda la historia, David está de cuerpo presente nada más, y el resto de los vampiros predilectos de la saga están pintados. Los nuevos personajes, lamentablemente, no logran hacerme empatizar con ellos.

Excepto Derek, que es un rayito de sol, un cinnamon roll que debe ser protegido a toda costa.

Si tuviera que decir mi opinión en pocas palabras: No sé qué me esperaba, pero definitivamente no lo que pasó en este libro. La razón de ser de Kapetria y compañía, y su relación con Amel me pareció de lo más inverosímil y esta es una saga sobre vampiros, así que eso ya es mucho decir. Lo mencioné anteriormente: Anne a veces nos sale con cosas raras al mezclar su canon de vampiros con otros temas, pero de todo lo que esperaba de ella, que el origen de Amel el espíritu estuviera relacionado con la Atlántida y que, en vez de un dios o un espíritu superior creador de todo, la respuesta sean aliens, eso sí no me lo trago. E incluso si la explicación incluyera a un dios me parecería absurdo, pero siento que iría más con la trama de las Crónicas, en la que todo ha sido de criaturas sobrenaturales, brujas, fantasmas y espíritus.

El final de esta novela me da a entender que, posiblemente, habrá más libros sobre Lestat y pues todos sabemos que los voy a leer porque no podría no hacerlo, aunque ya no espero nada de Anne Rice. Si ustedes no han leído Crónicas Vampíricas y les llama la atención, yo les sugiero que sólo lean los 3 primeros libros (y Armand, porque Armand). Lo demás no vale mucho la pena, en especial este de por acá.

En fin.

Pff.

Aliens.

You Might Also Like

0 comentarios

Facebook

Seguidores