sábado, diciembre 16, 2017

La lógica inexplicable de mi vida, de Benjamin Alire Sáenz



Hay libros que resultan ser mucho más de lo que esperabas, que te sorprenden y te hacen sentir como hacía mucho no ocurría. La lógica inexplicable de mi vida es uno de esos libros. No es un secreto que, después de leer Aristóteles y Dante descubren los secretos del Universo, decidí que Benjamin Alire Sáenz merecía estar en una parte alta en mi lista de autores YA favoritos. Hace poco, cuando publicó The Inexplicable Logic of My Life, me dije que tenía que leerlo y, como muchos libros que llegan a mí, lo encontré por casualidad en el momento menos esperado.

La lógica inexplicable de mi vida cuenta la historia de Salvador (Sally o Sal), un chico de 17 años que, como muchos otros que están prontos a entrar a la universidad, se siente perdido. El giro dramático de la historia se centra en la abuela de Sally, Mima, quien tiene cáncer y está por morir. A partir de este personaje, hay también una reflexión sobre la vida y la muerte, sobre la familia y, uno de los aspectos relevantes de esta obra, la pertenencia. Sally es un chico que debió vivir una vida de gringo, pero se crió en una familia mexicana: su padre adoptivo fue el mejor amigo de su madre biológica, con quien se casó sólo para no tener problemas legales con la adopción de Salvador.

Si bien Sally no es chicano ni mexicano-americano en el lado genético, sí lo es por crianza, y ahí tenemos muchas de sus dudas y preocupaciones, porque, como los chicanos, Sally no es ni de aquí ni de allá. A lo largo de la historia, este chico atraviesa por momentos que le hacen conocerse más a sí mismo como hijo, como amigo, como nieto y como ser humano.

Además de Sally, tenemos una gama de personajes que hacen que esta historia sea lo que es. Está, por ejemplo, Sam, su mejor amiga y Fito, un chico que comienza siendo un conocido y termina convirtiéndose en su otro mejor amigo. Sam y Fito encajan en la vida de Sally de tal manera y su amistad es tan profunda, que son prácticamente familia.

Pero sin duda, el personaje que destaca más y quien, a mi parecer, se lleva las palmas, es Vicente, el papá de Salvador. Si bien es Sally quien lleva el nombre, es Vicente quien salva a todos en esta historia. Vicente es mexicano-americano y es gay. También es artista y es uno de los personajes más sensibles y amables que existen en esta historia. La novela está llena de eso precisamente: sensibilidad.

Si bien en momentos corre el riesgo de volverse algo cursi, no deja de ser bella. Eso sí, en ciertos momentos la lectura es un tanto repetitiva, en especial en las tragedias que les ocurren a Sally, Sam y Fito. Quizá la intención detrás de sus desgracias era que los tres personajes se encontraran en el mismo canal en cuanto a sus situaciones personales: los tres huérfanos de madre y adoptados (literal y metafóricamente) por el mismo padre.

El libro en general está lleno de aspectos que me gustan mucho, como las menciones constantes a la cultura mexicana. El autor es mexicano-americano y plasma muchas de sus experiencias en esta historia. En ese sentido, creo que es un libro que debe leerse en su idioma original, que es inglés. Yo leí una traducción y, si bien no es una mala traducción, parte de la esencia de esta historia es en el sincretismo cultural, que existe, dentro de sus páginas, a través de la lengua.

La lógica inexplicable de mi vida no es el mejor libro que he leído este año, pero sí tiene un lugar alto en la lista de los que más me han gustado. Por lo pronto, seguiré en la búsqueda de más libros de este autor y en espera de la segunda parte de Ari y Dante.   

4 comentarios:

  1. ¡Hola!
    No conocía este libro, pero no me termina de llamar la atención, quizá en un futuro.
    Saludos Infinitos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te animas a leerlo, espero que te guste :D

      Eliminar
  2. Leí la historia de Ari y Dante con muchas expectativas y si bien no me decepcionó, tampoco me pareció para tanto el hype que se creó alrededor del libro. Hace muchísimo que no leo de este tipo de novelas (yo diría que desde el año pasado) y no había leído nada de este libro hasta tu reseña, y me llamó la atención la sensibilidad que mencionas porque es lo que más rescato de su libro anterior. Espero tener la oportunidad de leer este, no he visto mucha mención de esta novela y no sé si es porque estoy muy alejada de la blogosfera o simplemente no generó mucho revuelo, pero siento que por lo menos podría disfrutarlo más. Es también interesante el tema de la pertenencia, justo hace poco hubo un poco de polémica por eso en twitter, artistas con ascendencia latina pero que habían vivido desde siempre en Usa... y también habían cosas que me dejaron marcando ocupado y de las que aún no delibero nada, así que no descarto para nada esta lectura xD
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo leí la historia de Ari y Dante sin saber qué esperar. Creo que eso ayudó a que me sorprendiera. Me pareció una historia muy bella y amé la forma de escribir del autor, que además es un amor en Twitter.

      Este otro es similar a Ari y Dante en unos aspectos, pero completamente distinto en otro. No puedo decir si es mejor o peor, sólo diferente. Si lo lees, me gustaría mucho saber qué opinas de él :D

      Eliminar