jueves, julio 13, 2017

En defensa del libro electrónico



Cuando he hablado con personas respecto a por qué no les gusta leer libros electrónicos, una de las razones que me dan es porque es incómodo leer en PDF; es entonces cuando les explico que el libro electrónico, el ebook, va más allá del formato PDF. Mucha gente no sabe qué es el formato ePub, para qué sirve, cómo se lee y cuáles son las necesidades técnicas requeridas para poder leerlo.

Yo amo leer en digital. Eso no significa, claro, que no compre más libros impresos o que no me gusten más las versiones impresas, no. Significa que le he encontrado sus ventajas a las ediciones digitales y por eso, hoy vengo en defensa del libro electrónico, a compartir mi experiencia con mis lecturas digitales y a ver si coincidimos o no en algunos de estos puntos.

Leer libros electrónicos: los dispositivos

Lo primero que tenemos que tomar en cuenta en este punto, es que existen muchos dispositivos y aplicaciones de lectura que nos permiten leer ebooks. Cada uno tiene características particulares pero, en general, coinciden en que están diseñados para permitir mayor comodidad en la lectura.

En enero del 2012, me compré un Kindle Paperwhite, el mismo que aún tengo y uso. Era todo lo que esperaba de mi primer e-reader: practicidad, comodidad y funcionalidad. La batería casi eterna era una gran ventaja, y claro, la posibilidad de tener miles de libros en un sólo lugar, y poder acceder al que quisiera, en el momento que quisiera, era lo mejor que me había pasado en toda la vida. 

En enero del 2014, me regalaron un iPad Mini. Como la obsesiva que soy, comencé a utilizarla todo el tiempo y a llenar su memoria con aplicaciones que, según yo, eran de vida o muerte. Entre ellas, decidí descargar la aplicación de Kindle para comparar la lectura tanto en el dispositivo del mismo nombre, como en la de uno diferente. Ya usaba iBooks y me parecía práctico, y sólo quería tener la experiencia de leer desde otro dispositivo.

Más o menos por estas fechas también, comencé a leer libros digitales en mi móvil gracias a dos aplicaciones: Play Libros y Aldiko. Un tiempo descargué la app de Kindle también al móvil, pero no le vi el caso después de tenerla también en mi iPad.

¿Cuál es mejor? Definitivamente Kindle lleva las de ganar por el hecho de ser un dispositivo fabricado ex profeso para la lectura electrónica. Sin embargo, uso los tres dispositivos para almacenar libros. ¿Por qué? Porque no siempre tengo el Kindle conmigo, a veces es el iPad y siempre el móvil. Y en todos tengo libros, porque una nunca sabe cuándo va a necesitar un libro. (O un fic. ¿Saben que amo AO3 por eso?).

Ahora bien, ¿por qué leer libros electrónicos?

Razones existen muchas; es más, seguramente se habrán topado con más de una lista que las enumera. Dependerá de cada quien definir cuáles son las ventajas que tiene la lectura de libros electrónicos por arriba de los impresos, y en mi caso puedo mencionar las siguientes:

Son compactos y ligeros. Nada mejor que poder tener un montón de libros en un dispositivo pequeño, o libros muy grandes en poco espacio, en especial cuando se trata de libros académicos que muchas veces son enormes, o libros que no son tan prácticos al momento de transportar. (Imagínense cuando leí Eso de Stephen King e iba cargando mi ladrillo de 1,500 páginas a todas partes).

Puedes leer a oscuras. Mi versión de Kindle me gusta precisamente por esto. Yo soy de las que muchas veces lee en la cama y en mi caso, no tengo una lámpara de noche que me facilite la lectura. Si quiero leer de noche, tengo que tener encendida la luz del cuarto, y cuando quiera ir a dormir, tengo que ponerme de pie para apagarla. Con el e-reader se acabó eso de salir de la cama calientita para ir a apagar la luz.

Hay ediciones más económicas en versión digital. No todas, es verdad, pero hay algunos libros cuyas ediciones digitales son más accesibles que las ediciones impresas.

Ayuda a decidir qué libros impresos compras. Relacionado con lo anterior, ¿no les pasa que hay libros que quieren leer pero no saben si les van a gustar y no quieren gastar tanto en ellos? En mi caso quizá es porque ahora soy más consciente de lo que cuesta conservar tu dinero, ya no compro libros sólo por comprar, sino que me enfoco en aquellos que realmente quiero leer. Hay algunos casos en los que primero me hago de la versión digital, en especial cuando se trata de sagas, y si me gusta el primer libro, compro la edición impresa.

Hay libros que sólo se editan en digital. Esto va en especial por todos aquellos que estén en busca de autores nuevos y no tan mainstream, o que simplemente quieran apoyar a editoriales más pequeñas que se alejen de los monopolios.

•  

¿Todo esto significa que prefiero leer libros electrónicos? Para nada. En mi caso, el libro electrónico es una extensión más.

Cuando te gusta leer, hay momentos en los que el formato no es tan importante. Al final, lo que a mí me importa de un libro, más allá de las ediciones o las portadas (que son importantes y es de lo que más me gusta del libro impreso), es el contenido: las historias. Intentar comparar algo que no tiene comparación me parece inútil. Después de todo, amen el libro impreso, prefieran el libro electrónico o sean bitextuales como yo, lo importante es nuestro amor por las historias. ¿O qué opinan ustedes? 

12 comentarios:

  1. Mi opinión es bastante similar a la tuya, ya que yo no soy de sacar mis libros de la casa porque me da miedo que se maltraten, así que la única opción es llevar libros electrónicos. Si bien, casi no soy de comprar, si encuentro alguno gratis o con descuento aprovecho la oportunidad. La verdad es más cómodo a la hora de llevar a todos lados, puedes leer a oscuras (cosa que mi mamá odia que haga jajaja) y vas a lo seguro a la hora de comprar en formato físico. Porque, como bien dices, la situación económica no está para tirar dinero sin pensar.

    Te mando un beso enorme, Cin y voy a compartir la entrada en twitter jajaja <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no tengo miedo a que se maltraten mis libros, aunque cuando los llevo siempre van en una bolsa de plástico, por cualquier cosa. Yo tampoco compro taaaaaaantos libros electrónicos, y hago como tú, me aprovecho de las ofertas, los libros gratuitos y también, de algunos libros que me pasan. Al final todo se resume a la pobreza jajaja.

      Eliminar
  2. Hola Cin! Concuerdo contigo, además siento que se lee más rápido en digital que en físico.
    Como comentario adicional, yo primero tuve un nook y me duró como dos años hasta que derrepente el touchscreen dejó de funcionar. Decidí darle oportunidad a Kindle y creo que me gusta más, sobre todo por el hecho de que está conectado a Amazon que es donde compro casi todos mis libros. Ya llevo creo que 4 años con mi Kindle y está como nuevo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no he notado diferencia en mi velocidad de lectura en lo digital y lo físico, pero me parece interesante que menciones eso porque creo que no eres la única que lo ha dicho.

      Por otro lado, no he probado con otros e-readers, sólo con Kindle. Aunque me dan curiosidad otros, como Kobo, estoy demasiado enamorada de mi Kindle como para cambiarme, además es súper práctico lo que dices: conectarlo a Amazon.

      Eliminar
  3. ¡Buenas!
    Pues aprovecho para declararme bitextual también X3

    Lo cierto es que hace tiempo veía muchos más ascos hacia los libros electrónicos, pero me alegra que cada vez haya más gente que no los deje de lado ya de entrada. Claro que me siguen gustando los libros en papel, pero el formato electrónico me parece de lo más práctico y yo amo mi Paperwhite también :3 (Antes de él tuve dos ereaders de Energy Sistem y la experiencia no fue nada buena, pero en fin...).

    Normalmente veo razones que van más por el lado romántico del asunto (las portadas, las ediciones, el olor, etc.) que no me interesa tanto, puesto que yo ante todo soy lectora, no me considero coleccionista de libros, aunque algunos los tenga en papel y aprecie las ediciones bonitas y cuidadas. Por otro lado está lo de que "cansan la vista", que no me canso de decir que eso es en dispositivos como el ordenador: tablet, móvil y demás. Los ereaders NO cansan la vista, la tinta líquida e incluso la iluminación del Paperwhite no son como la de los otros dispositivos D:

    Por mi parte, aunque soy fan de los libros electrónicos y les encuentro varias ventajas (muchas de las cuales tú ya has mencionado en tu entrada), sí le veo un par de fallos: la batería, que aunque dure, pues nunca podrá competir con algo que no hay que cargar en absoluto XP Y el hecho de que una vez termino mi ebook no puedo regalarlo ni nada, me lo tengo que comer ahí con patatas ·___· Quitando eso y lo incómodos o "feos" que son algunos libros en este formato, para mí está muy bien :D


    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que tuve suerte de que mi primera experiencia con los ebooks y los ereaders haya sido con un Kindle Paperwhite, porque fue la mejor opción para esto. Tengo curiosidad de probar con otros, pero creo que por ahora estoy lo suficientemente cómoda con Kindle.

      Por otro lado, creo lo mismo que tú: yo me considero lectora. Aunque tengo algo de coleccionista de libros, al final mi "coleccionismo" se está inclinando por esas ediciones bonitas que realmente quiero tener. He dejado de comprar paperback y he comenzado a conseguir más ediciones en pasta dura e ilustradas. Invierto en mejores libros en papel, en realidad.

      ¡A mí cómo me irrita que digan que los libros electrónicos cansan a la vista! Porque es justo lo que dices, los ereaders no cansan a la vista, al contrario, están diseñados para ser amigables con nuestros ojitos. Eso y que insistan que el PDF es el único formato para leer en digital :/

      Y claro que la batería es un asunto importante a considerar xD pero a mí nunca me ha dejado parada la lectura ese detalle, porque al primer indicio de que tengo poca batería, cargo el dispositivo.

      Eliminar
  4. Yo prefiero mil veces lo de tener el libro en las manos, porque me gusta sentir las páginas y poder escribir y subrayar en él, también por la portada, no te miento, jajaja. Pero lo de leer en formato electrónico es genial, también, a mí me gusta más en el sentido de practicidad, pls, es súper cómodo. Además, ahora con mi falta de dinero, el pdf se está convirtiendo en mi queridísimo amigo.

    Un besoooo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta toda esa parte nostálgica/romántica de los libros impresos, pero no niego la practicidad del formato electrónico. Aunque yo no leo PDF :/ me incomoda mucho.

      Eliminar
  5. Hola,
    A mi me encanta leer libros electrónicos, encuentro que leo más rápido por ahí, además que yo paso viajando mucho en metro y no me pesa nada :)
    Igual me gustan los libros físicos, pero tengo que admitir que el 80% de mi lecturas es en electrónico :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi país no me da mucha confianza sacar mi Kindle en el transporte público, aunque suelo leer en el celular :P

      Eliminar
  6. Yo casi no leo en formato digital, solo lo uso cuando no hay forma de conseguir el libro impreso ya sea porque no se edita en el país o porque no hay dinero. Entonces como casi no lo uso lo encuentro bastante incómodo y cansado para la vista :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí nunca me ha parecido cansado, excepto cuando leo PDF, porque leer PDF es lo peor del mundo a menos que tengas una pantalla lo suficientemente grande o esté configurado para que se vea a suficiente tamaño. ¿En qué sueles leer en digital?

      Eliminar