domingo, julio 31, 2016

Blue Lily, Lily Blue, de Maggie Stiefvater


STIEFVATER, Maggie. Blue Lily, Lily Blue. Editorial SM. 2015. 416 páginas 
★★★

Reseñar sagas es complicado. Conforme la historia avanza se vuelve prácticamente imposible hablar de ella y no dar spoilers de lo que ha ocurrido anteriormente. Así que a partir de este momento me reservo el derecho de adentrarme en la historia de The Raven Cycle, y para los que no hayan leído estos libros, aviso: esta (y la siguiente) reseña posiblemente tendrá spoilers menores sobre la trama y los personajes.

En corto, esta saga es sobre un grupo de chicos que se adentran en un mundo que es mucho más oscuro de lo que ellos esperan. El Tercer Durmiente (su título original es Blue Lily, Lily Blue, que es más musical, más bonito y tiene más sentido al leer la historia en inglés), es el tercer libro de la saga The Raven Cycle y parte justo después de lo que ocurre en el libro anterior. Los chicos y Blue regresan a clase, continúan con la búsqueda de Glendower y la madre de Blue sigue desaparecida.



La única pista que los chicos tienen de la madre de Blue es una nota que ella dejó antes de irse: "Glendower está bajo tierra, y yo también". Y mientras avanza la historia, descubren que además de Glendower existen otros "durmientes", y que uno de ellos no se debe despertar". Por si fuera poco, otros personajes peligrosos se adentran en la historia, en especial uno que está buscando al Greywaren, un "algo" —aka Ronan Lynch— que es capaz de traer cosas de los sueños.

El ritmo en esta parte es más acelerado y aunque tiene menos páginas que los dos anteriores, ocurren más cosas en él.  Explicar de qué va la historia sin contar todo lo que ha ocurrido anteriormente es complicado, y seguro más de algún punto ya mencionado parece extraño si se lee fuera de contexto.

(x)


Adam y Ronan toman un papel aún más relevante en la historia. Si bien es evidente que son Gansey y Blue quienes llevan la batuta de toda la saga, en esta parte lo fuerte se lo llevan Lynch y Parrish, en particular el segundo. Continúa el desarrollo de personajes evidente en ellos dos más que en los demás: todo lo que ocurrió en el libro anterior (los secretos revelados, el autodescubrimiento que se da en algunos momentos), les lleva a un cambio positivo que muestra su desarrollo como personas y personajes.

Poco a poco cada personaje se vuelve más de lo que fueron en un comienzo: Adam aprende de Persephone —una psíquica del 300 de Fox Way— a controlar su conexión con Cabeswater y la línea ley; mientras que Ronan usa con libertad y mayor mesura su habilidad para hacer realidad lo que sueña. Blue emprende el camino para convertirse en un personaje más relevante. Comprendemos más de su poder para amplificar los poderes de los demás psíquicos y seres sobrenaturales. Ya no es sólo Blue infravalorada porque no puede ver el futuro como el resto de las mujeres de su casa, sino una Blue que usa sus propios poderes —que no siempre tienen que ver con lo sobrenatural— para salir adelante y ayudar a quienes ama.

Entre los mejores puntos de la historia, destaco el final. Es un final inesperado que sí te deja pensando en lo que podría ocurrir en la siguiente parte.

2 comentarios:

  1. ¡Holaaa! Este es de mis favoritos hasta ahora, es que los personajes crecen tan astronomicamente, uff, cómo crecen los niños, jaja, sobre todo Adam, o sea, se nota <3, y el final queda de muerte :D
    ¡Necesito el siguiente yaaa!
    ¡Besitos! :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta más el segundo, pero de éste me gusta el crecimiento de Adam y el de Ronan <3

      Eliminar