martes, marzo 15, 2016

Reseñar... o romperte la cabeza en el intento



Aunque en la universidad aprendí a escribir los distintos géneros periodísticos, cuando comencé con el blog me di cuenta de que no sabía reseñar. Suponía yo que la reseña, como un género de opinión, tendría sus características y sus reglas, por lo que investigué un poco sobre el proceso para reseñar una obra literaria antes de comenzar a escribir mis propios textos. (Si les interesa, algo de material al respecto: i, ii, iii y iv).

Hace algunos días dije en Twitter que quizá haría un post en el que hablara sobre mi proceso para reseñar. Después de darle la vuelta un poquito, decidí hacerlo realmente. No porque yo sea experta reseñando o porque crea que mis reseñas son las mejores del mundo bloguero, sino porque últimamente, revisando mis textos, he notado una mejora positiva en el contenido del blog. 

A pesar de que intento hacer de mis reseñas algo muy propio y serio, con la suficiente objetividad para ser consideradas tales, la verdad es que la mayor parte del tiempo son simples opiniones. A pesar de ello, hoy les comparto un poco sobre lo que yo hago antes de escribir mi opinión sobre una obra. 


I. El libro

Antes de hacer la reseña, busco información sobre el libro del que escribiré. Por un lado, la bibliografía: autor, título completo, editorial, año de publicación y número de páginas; por el otro, algún otro dato que sea notable sobre el libro: si ha sido nominado a algún premio o si lo ganó, o también si existen otras adaptaciones (cinematográficas, a novela gráfica, cómic o manga). Hay veces en las que al buscar esa información descubro datos interesantes, como el de Battle Royale y la controversia de su publicación, o el comentario de Umberto Eco sobre las 100 primeras páginas de El nombre de la rosa. 

Algunas veces esos datos importantes son muy evidentes porque están en las portadas de los libros o en los prólogos, pero no siempre ocurre así. A mí me gusta complementar mis reseñas con esos pequeños datos que, quizá, le llamen la atención al lector o le den mayor credibilidad al autor. 

II. Las ideas

Desde que comencé con el blog, tomo notas de lo que leo. No siempre, es cierto, pero sí para la mayoría de los libros que leo. Además de tomar notas, uso post-its para resaltar algo que me llame la atención, o frases que me gusten del libro; a veces también las subrayo. De todo lo que resalto en el texto, es posible que use todo o que no use nada, en especial cuando se trata de las citas. 

Al tener mis ideas, mis reseñas pueden tomar dos rumbos: 1) hago un listado de manera jerárquica de los puntos que considero importantes, o 2) escribo un borrador de la reseña, a veces a mano en una libreta especial en la cual escribo ideas para el blog.

¿Y qué tipo de notas son las que tomo? Muy fácil: en principio, si me gustó o no me gustó la obra. A veces hago una lista de los pros y los contras. Tomo notas sobre la trama: ¿es predecible?, ¿me sorprendió? Los personajes principales: ¿me caen bien?, ¿me caen mal?, ¿son geniales?, ¿hay desarrollo de personajes o todo se mantiene plano hasta el final? El clímax: ¿ocurrió muy pronto y llevó a un descenlace lento y tedioso o fue en el momento perfecto?



III. La reseña

Llamémosle así...

Después de tener el listado o el borrador de lo que escribiré, viene la redacción de la reseña. En los textos que revisé sobre las características de una reseña literaria, coincidían en que se trata de un texto objetivo que debe incluir cierta información: los datos técnicos del libro, información sobre la estructura del mismo, una sinopsis de la obra y el desarrollo de la crítica. 

Mis reseñas mantienen el mismo orden: introducción, en donde explico cómo conseguí el libro o algún comentario interesante; sinopsis, a la cual le dedico máximo tres párrafos; estructura (cuántos capítulos o partes; a veces qué tipo de narrador o el género de la obra), que normalmente queda en un solo párrafo; opinión, en la cual me permito extenderme tanto como sea necesario; y una conclusión breve en un párrafo final. En un principio escribía la sinopsis que tenía el texto, pero como usualmente reescribía una sinopsis propia, finalmente prescindí de la que proporciona la editorial en la contraportada del texto. 

Lo que escribo está libre de spoilers, porque a mí suele molestarme mucho cuando me spoilean algo, así que por eso no hablo de personajes o de sucesos particulares de la obra. A menos que lo amerite, como en la reseña de El príncipe Lestat.

En teoría, y los que estudien o hayan estudiado periodismo no me dejarán mentir, no tendría por que aparecer en mis textos. Pero éste es un blog personal, por lo tanto me doy el lujo de ser visible en mis textos: escribo me gusta, creo, considero, me parece, opino. Y claro, hay que mantener cierto nivel de objetividad incluso en los géneros de opinión: todo lo que digas debe tener un fundamento. Si criticas algo, debes explicar por qué. Si te gusta, debes explicar por qué. Si lo odias y quieres quemar cada ejemplar que se haya editado, debes decir por qué y justificarlo. No siempre explico por qué me gustan las cosas, pero procuro mantener objetividad y cabeza fría al escribir las reseñas. 

IV. La revisión

Antes de publicar el texto, lo releo. O procuro hacerlo siempre, pero confieso que no me gusta mucho lo que escribo, por lo cual, entre más veces lo relea, más veces querré cambiarlo, así que a veces prefiero no leer mis publicaciones. Y sí, esa es la razón de que se me vayan algunas palabras o dedazos. Pero no sigan mi ejemplo y siempre relean lo que escriben, para que no tengan que correr al botón de editar después de publicarlos. 

V. La fotografía

Hace un año, más o menos, el blog tomó otra cara: comencé a tomar fotografías propias de los libros que leo. He aprendido mucho sobre blogging, y algo en lo que coinciden todos los grandes blogueros es que debes darle un carácter personal a tu blog. El estilo de cada quien al momento de redactar sus posts ya le da un carácter especial al blog, pero hay veces en las que se logra darlo de otra manera. 

Cuando pensaba en qué podría hacer yo para hacer de mi blog un lugar agradable e interesante, consideré muchas cosas: 1) yo no soy tan divertida al momento de escribir, al contrario, soy malísima para hacer bromas; 2) no quería usar gifs como muchos blogueros al momento de reseñar; 3) no quería llenar mi texto con demasiadas imágenes, pero sí quería hacerlo visual. Tengo una réflex porque tomé algo de foto en la universidad y ya tomaba algunas fotografías para los IMM. La solución era esa entonces: tomar fotografías. 

No me considero buena fotógrafa, vaya, ni a fotógrafa llego. Tomo fotos y eso es diferente. Así que para las fotos que uso en los posts hago un montón de tomas. Creo que al menos tomo 10 veces una fotografía antes de detenerme y forzarme a decidir entre sólo esas 10. Si un día decido tomar muchas fotos de los libros que ya sé que voy a reseñar (porque debo aprovechar la luz natural lo más que pueda), es posible que mi SD termine con 100 fotos o más... de las cuáles sólo elegiré unas 5. O ninguna.


VI. La publicación

Finalmente viene lo último: la publicación. Como mis horarios a veces están medio locos, a veces uso la opción de programar para publicar mis entradas (a menos que tenga muchas, muchas ganas de publicarla y no pueda esperar), y bueno, algo de lo que aprendí al estar en esto de los blogs y las redes sociales, es que hay horarios en los cuales es mejor publicar tu contenido.
(x)


Claro que cada lugar es distinto, y no sé exactamente cuáles son los horarios durante los cuales la gente se pasa más por Blogger, pero yo procuro publicar entre las 10 a.m. y las 4 p.m., hora de México. Es un horario en el cual, creo, mis lectores de España, con quienes tengo 7 horas de diferencia, logran ver mi contenido a una hora decente, y mis lectores del resto de América (con los que tengo hasta 3 horas de diferencia), también pueden ver el contenido a una hora en la cual ya salieron del colegio o están por terminar su jornada laboral y tendrán tiempo libre. 

A pesar de lo anterior, hay días, como hoy, en los que publico casi a las 10 p.m. porque el post me quedó muy bonito y no puedo esperar para compartirlo.

En general eso es lo que hago como el 70% del tiempo, porque hay días en los que las reseñas salen sin tanto rollo y sin tanto pancho, y pues las fotos a veces se ven medio feas porque las tomo al aventón.


Y ustedes, ¿cómo hacen una reseña o la opinión de lo que leen? ¿Coincidimos en algo o en nada? ¿Soy yo una exagerada por hacer tanto desmadre con mis reseñas?

Cuéntenme en los comentarios ;)

30 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Soy muy fan de tus fotos. No sé si te lo había dicho. Pero aprovecho. Le dan un toque especial a tus posts. A mí un día me dijeron que soy graciosa y la verdad aproveché. No sé si sea verdad, pero decidí darles el beneficio de la duda.
    Me encanta tu proceso, yo sigo algo parecido. Eso sí, al poner imágenes a veces busco imágenes relacionadas o directamente pongo algunos gifs :)
    Nea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Nea (: A mí me gusta mucho el contenido de tu blog, eres divertida para contar las cosas y eso hace más amena la lectura.

      Eliminar
  2. ¡Hola!

    Oye pues me ha encantado la entrada, es muy curioso porque creo que cada uno hacemos las reseñas de manera diferente y te puede venir bien para tomar ideas. Lo de las fotos no suelo hacerlo, pero oye, no es para nada una mala idea, me ha gustado ;)
    Yo en general no suelo tomar notas y la reseña la escribo después de haber terminado el libro, aunque sí que es cierto que a veces, cuando voy notando varias cosas a lo largo del libro sobre las que tengo cosas que decir, pues sí que las apunto para que no se me olviden. Y no se como no puedes releerlas, yo lo hago un montón de veces jajajaj

    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Creo que todos tenemos un método distinto para escribir nuestras reseñas o nuestros comentarios en los blogs. Lo de las fotos es algo que me gusta mucho hacer, aunque a veces me desespero porque no siempre alcanzo a tomar las fotos con luz natural jajaja.

      Eliminar
  3. Tenemos procesos similares, siempre estoy tomando nota de todo lo que pienso y siento sobre el libro, cosas random tal vez pero me sirven para más adelante formar un criterio final sobre el libro en cuestión. Por otro lado y como ya te había dicho antes, soy el más fan de tu fotografía, siempre que tomo fotos a mis libros lo hago pensando como lo harías tu aunque el resultado no es ni la sombra del tuyo.

    En cuanto a la revisión, a mime gusta leer en voz alta lo que he escrito justo antes de publicarlo, si me gusta como suena se queda pero si algo no hace clic vuelvo a analizar todo.

    Muy buena entrada, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Roli (: yo siento que mis fotos no son muy buenas y que no logro darles ese toque que me gustaría jajaja, pero creo que es porque nunca estamos contentos con lo que nosotros mismos hacemos u.u

      Leer en voz alta lo que escribimos es un buen consejo, muchas veces cambia la cosa cuando la leemos en voz alta y nos damos cuenta del ritmo y de las cacofonías.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Voy haciendo notas de lo que has comentado, en lo personal soy un desastre en eso de las reseñas. Y soy mala, muy mala para mantenerme objetiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me cuesta un poco, la verdad. Pero no es imposible ;)

      Eliminar
  5. Yo también tengo una libreta donde apunto mis impresiones sobre el libro en cuestión (y, si no la tengo a mano, buenas son las notas del móvil) y, normalmente, las suelo estructurar con una lista de pros y contras, aunque de vez en cuando, opto por escribir conceptos sueltos y darles forma posteriormente.
    Jo, me encanta la fotografía ♥ Me encantaría aprender más sobre ello, pero la falta de tiempo me lo impide D: De todas formas, ¡las fotos de tu blog son una monada! Aunque te saques el triple de las previstas XD
    ¡Un abrazo!
    PD: Dios, me he sentido terriblemente identificada con la revisión. Solo que a mí no me pasa con los post, sino con los escritos más personales. Es terrible x)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, sí, tomar notas en el móvil también es súper útil. O en el Kindle, por ejemplo. Las listas de pros y contras también son muy buenas, a veces también las hago.

      Y gracias (: qué bueno que te gustan las fotos del blog.

      Eliminar
  6. ¡Buenas!
    No creo que seas una exagerada, me pareces bastante cuidadosa, eso sí y muy profesional (dentro de lo amateur que es esto, se entiende). Me gusta tu método, me parece acertado y muy pulcro y si algún día me animo a reseñar, tomaré tu entrada de referencia...

    Digo esto último porque mi blog no es de reseñas, de ahí que siempre ponga comillas a "reseña" y use verbos como "comentar" o "escribir mi opinión" XD Mi idea nunca fue reseñar, pero creo que algunos puntos sí se podría considerar que los cumplo o_ó

    Me ha parecido muy interesante la imagen de los horarios que dejas, a veces me pregunto estas cosas, aunque por lo general no me preocupa porque no tengo demasiado interés en generar tráfico y siendo de tan diversos países, casi es imposible hacerlo cuadrar. Por ejemplo, en el ejemplo de las redes sociales, ¿qué horario se toma como referente?

    Lo dicho, a pesar de que ahora no necesite nada de esto, es una muy buena información que quizá use en el futuro. Muchas gracias por dedicar tiempo para compartirla :]

    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pue sno sé si acertado y pulcro, pero a mí me funciona para poner en orden mis ideas. Claro que hay días en los que me salto todo esto y paso directamente a escribir, pero los libros que me dejan muchas impresiones, sentimientos encontrados o que me hacen reflexionar mucho, son los que suelen pasar por todo lo que cuento en el post.

      A mí también me pasa que siento que mis reseñas son más opiniones, y por eso no siempre me gusta decir que reseño. Pero bueno, se hace lo que se puede jajaja.

      Lo de los horarios es más de Estados Unidos, pero sirve para hacerse una idea de cuándo es mejor publicar. Evidentemente eso depende mucho del país y de muchos otros factores, pero como digo: sirve de referente.

      Eliminar
  7. Muchas gracias por los consejos!! En realidad para mi es complicado hacer una reseña decente, por lo que prefiero no hacerlas, pero me gusta compartir mi opinion asi que estoy entre la espada y la pared (?
    Saludos ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, yo no sé si las mías son decentes o no jaja, pero este método me sirve :P

      Eliminar
  8. Pues tu método me parece digno de aplausos, sobre todo porque denota una dedicación impresionante para que el contenido sea de interés para el lector.

    En mi caso, soy más informal. Siempre he visto mi blog como una especie de bitácora de lecturas, así que no me exijo demasiado a la hora de redactar el contenido. Sí, sigo una especie de estructura, y sí, cuando leo tomo apuntes, pero a la hora de escribir dejo que todo fluya (?) y trato de no estresarme (soy especialista en estresarme por todo). Además, mucho tiene que ver el libro que esté comentando. Con algunos me explayo más en aspectos técnicos; en otros, es cosa de apreciación personal y de si me llegó la historia o no. También hay experimentos, como mi reseña de Anna Karenina xD

    En fin, me encanta tu estilo, sobre todo porque vas al grano y eso me ayuda mucho a la hora de escoger mis lecturas. Las reseñas con florituras me desorientan :P

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que por propia ética profesional, no podría no intentar escribir un contenido de calidad para mis lectores. Y bueno, aunque sea un tanto metódico, la verdad es que no me estreso al momento de preparar mi contenido. Por eso hay veces en las que el blog se queda abandonado por unos días.

      Eliminar
  9. creo que no voy por un camino tal diferente al tuyo. Respecto al primer punto, nunca o muy pocas veces lo hago, quiero decir, igual parto mis reseñas con la historia de origen del libro o alguna anectdota relacionada, pero soy muy floja para buscar información extra xD a veces lo sé coincidentemente. Soy un asco tomando apuntes de libros de esa forma. Me limito a anotar mis frases favoritas, si es que tengo ganas xD, pero cuando hago mis reseñas las hago a la vida, con lo que me quedó en general respecto al libro. Cambié harto la estructura de mis post, intenté hacerlos menos técnicos, porque siento que no es tan relevante para el lector, y sólo hago mención si considero que es un detalle destacable con respecto a la narración. Prescindí de las sinopsis, ahora describo la historia a mi pinta y pongo un link a la ficha en Gr, todo sin spoilers. Ocasionalmente coloco uno o dos gifs, dependiento de mi estado de humor, que casi siempre es bastante amargo xD. Lo reviso un montón de veces, de hecho a veces estoy días sin publicar, sólo porque no me convence algo xD y el detalle de las fotos también me encanta. La cámara no es mía, eso sí entonces me complica eso, por lo que me he limitado a colocarlas sólo en post que no sean reseñas, o sea, en todas las secciones, porque son fotos que tomé hace mucho tiempo xD

    Me gustó tu entrada, es bueno conocer como otros trabajan para poder apoyarse en cosas que quizá no se habían considerado antes :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueeeno, depende de cada quien. A mí me parece interesante comentar esos pequeños datos en algún momento, si los encuentro; pero que me guste a mí, no significa que deba gustarle a todos los demás.

      Lo técnico es importante en cierto sentido, pero tampoco o es tanto, como dices, lo más relevante es el contenido y explicar por qué te gustó y por qué no. A mí me divierten mucho las reseñas en las que ponen gifs, en especial en esas en las que hay más rant porque muchas veces el gif expresa mucho más que las palabras.

      A mí también me gusta conocer el proceso de los demás ;) gracias por compartirlo.

      Eliminar
  10. ¡Hola!
    Mi carrera nada tiene que ver con esto, yo creo que esta del otro extremo, así que es un eterno pelear con como me enseñan a relatar las cosas de manera profesional a como relatarlas en el blog.
    Al principio si era un poco más metódica y me extendía más, hacía notas y demás, pero descubrí a lo largo de mis ratos en blogger que me agradaba leer más cosas espontáneas, así que he estado imitando últimamente ese patrón.
    Nunca empiezo el libro pensando que tengo que reseñarlo, más bien termino los libros y si percibo que hay muchas ideas dispersas al respecto, o creo que capte algo importante o único, lo aterrizo en la reseña. Siempre trato de definir mi lectura en menos de 5 palabras y parto de allí para explayarme y emitir una opinión. Últimamente utilizo mis fotos de instagram para acompañar la reseña ya que no tengo cámara.
    No me considero experta en reseñas y tampoco busco eso, el blog es mi pequeña guarida del estrés diario y lo menos que quiero es que me genere más.
    Gracias por los consejos, tomaré más de uno en cuenta.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que nadie tiene un método exacto para hacer esto. Es decir, existe teoría, sí, y en un medio de comunicación o para un periodista, sí es necesario seguir ciertas características. Finalmente nuestros blogs son personales y es válido no hacer todo lo que yo hago o ser metódicos. A mí me funciona hacer las cosas así y me gusta, no me estresa porque creo que soy bastante metódica ne muchos otros aspectos de mi vida.

      No empezar el libro con la intención de reseñarlo, sino reseñarlo después de leerlo, es algo que me parece muy bien. Intentaré seguir esa filosofía de vida ;)

      Gracias por tu comentario, Dana.

      Eliminar
  11. Hola!
    Pues yo aun intento tener un estilo propio en Blogger pero creo que no lo he podido encontrar, por ahora sigo igual que tu poniendo datos técnicos, una sinopsis del libro, y en las reseñas pues ser objetiva y justificar, aunque lo único que siento que no logro es desplayarme y detallar tanto como quisiera pero siento que corro peligro de decir spoilers.
    Me pareció una entrada estupenda :D y la verdad yo admiro mucho tus fotos se ven muy padres. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, Gwen (: Encontrar un estilo propio no es algo que se haga de la noche a la mañana, pero con el tiempo. Lo importante es sentirte cómoda con tu propio estilo ;)

      Eliminar
  12. No sé si ya te lo he dicho, pero me encanta todo tu blog porque tiene personalidad. Es uno de mis favoritos, y será así por siempre, creo yo, porque cada vez que visito tu blog hay un avance grandísimo en todo, siempre me sorprendo...aunque ni debería porque está claro que eres genial.

    Yo, a diferencia de ti, soy un total desastreen cuanto a todo, pero estoy buscando (todavía, sí), ese punto que resuma lo que quiero expresar en mi blog. Eres muy pulcra en tu trabajo, y eso me parece admirable; quisiera ser como tú en ese sentido. Tus fotos son perfectas, el contenido de lo que escribes es claro y directo y digo otra vez, todo tu blog es maravilloso. Eres un gran ejemplo.

    Un abrazo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jis! Qué bueno leerte por acá :D muchas gracias por el comentarios obre el blog. (El tuyo también es de mis favoritos).

      Eliminar
  13. Me ha gustado leer esta entrada y ver cómo haces las reseñas! Yo pienso en algunos puntos clave que quiero comentar y los desarrollo y poco más. Me han gustado mucho las fotos también! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :) creo que muchos buscamos eso: los puntos clave y más importantes ;)

      Eliminar
  14. ¡Hola!

    Me ha gustado mucho tu método.

    Cuando realizo mis reseñas trato de que lleve un método muy bien estructurado, parecido al tuyo, pero siempre fallo en ello, jajajaja. A veces realizo notas sobre el libro y a veces no (depende de que impresión me haya dejado).

    También, soy de las que gustan mucho usar gif's, siento que me ayudan e expresarme un poco mejor respecto a la obra que este reseñando :)

    Saludos :D

    ResponderEliminar
  15. Hola, soy tu mas reciente seguidora. Estoy en el proceso de ESTUDIO DE MERCADO porque pronto iniciaré mi BLOG. Eres muy joven y me da gusto que en México tengamos tanto talento y que seas tan bien hecha. Me metí a tu blog para checar como lo tienes estructurado, y me topé con esta entrada tan interesante. Yo mas o menos lo hago parecido. Hasta ahora había torturado a mis 300 contactos de FACE con reseñas cada que terminaba un libro. Pero me he decidido a comenzar un blog para que me lean los que les interesa el tema. Yo manejo también la información técnica, y subrayo lo atractivo (manejo párrafo de "lo memorable"). La sinopsis casi siempre la saco del libro, y de mi ronco pecho sale la opinión, y si me gusto o no el libro. tengo 5 calificaciones (Excelente, Muy bueno, Me gustó-pudo ser mejor, No vale la pena, Muy malo)Las fotografías en face las sacaba de la web, pero gracias a ti, inauguraré mi blog con fotos que yo tomaré. A ver como me va. Muchas felicidades por tu blog, de lo mejor que he visto.

    ResponderEliminar
  16. buenísima!!!! asi da gusto ser reseñada

    ResponderEliminar
  17. Me ha gustado muchísimo la entrada <3. Yo no suelo tomar notas (luego me arrepiento) pero intento hacer la reseña inmediatamente después de leer el libro, sino me lio. También leo bastante info antes, sobre todo reseñas del libro, comentarios, etc y así a parte busco las reseñas que pondré al final de la entrada.
    Ahora estoy haciendo también muchas fotos y entiendo eso de hacer varias sesiones en una. Además yo no las hago en casa, sino que voy a un parque cercano, así que para no tener que volver siempre, me llevo muchos libros por adelantado y así ya tengo muchas fotos preparadas.

    No me ha pasado nunca eso de postear la entrada sin querer esperarme, creo que la regularidad es importante porque los lectores ya sabrán a qué hora leerte y oscila siempre entre 9-11 de la mañana hora española. Programar las entradas es la clave :D

    De nuevo, buenísima entrada, muy entretenida y curiosa de leer :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar