jueves, abril 30, 2015

Vida de una mujer amorosa, de Saikaku Ihara


Título: Vida de una mujer amorosa (original: 好色一代女 / Kōshoku ichidai onna)
Autor: Saikaku Ihara | Editorial: Sexto Piso | Año de publicación: 1686 
Año de la edición: 2014 | Páginas: 241 | ISBN: 978-841-560-112-8
★★★★☆

"Por poco que se piense, qué difícil es abandonar la vida", le dice con dolor y resignación una vieja mujer, recluida en una ermita, a dos jóvenes que buscan su consejo para entender los misterios del amor. Corrompida por el tiempo inmisericorde, aquel que según la narradora extingue todo excepto los nombres, la mujer recuerda los miles de lechos que compartió, el sinfín de corazones que encendió y cuenta, sin ahorrar detalle alguno, cómo su vida sucumbió desde que su cuerpo era como el retoño más hermoso de la flor del cerezo, hasta los círculos más siniestros de las que comercian con su cuerpo. 

"Los antiguos decían: una mujer hermosa destroza la vida como un hacha". Ésta es la primera frase de este libro publicado en madera allá por 1686. Comienza cuando un primer narrador sigue a un par de jóvenes que hablan de sus amoríos hasta una casucha en donde vive una anciana. A partir de ese momento, es ella quien toma las riendas de la narración y envuelve al lector en el complejo mundo del sexo como un modo de vida, durante el periodo Edo japonés (entre 1603 y 1868).



Vida de una mujer amorosa, tiene en sus páginas la historia de una mujer que vivió en carne propia los lujos de ser una cortesana de más alto rango y las penurias de ser una prostituta más del montón. Está dividido en seis libros de cuatro capítulos cada uno, en los que ella explica su vida desde que se ve obligada a abandonar su hogar para saldar una deuda de su padre hasta las razones que la llevan a estar recluida, ya de anciana, en una casa a punto de derrumbarse.

Pensé que, en aquellos días, mis lágrimas habían sido sinceras, mientras que mis risas habían sido falsas. Pero, verdaderas o falsas, los hombres a los que amé habían sido siempre el motivo de mis alegrías y mis tristezas.

Narrada con sutileza pero sin dejar de retratar los aspectos del "mundo flotante" (y cito al libro: "término que, en el budismo, se refiere a lo efímero y fortuito de la existencia, y fue adoptado por la bohemia para referirse a un mundo sin asidero moral ni certezas"), la novela es un reflejo de la vida de las cortesanas y prostitutas, y también de los hombres que las visitaban. Es una novela costumbrista, y por tanto está llena de detalles sobre protocolos, precios, vestimentas y hasta jerarquías entre las prostitutas.

La protagonista es una mujer fuerte, decidida y orgullosa, si bien un tanto hedonista. Es, además, alguien que disfruta del sexo. Es curioso que a pesar de no sentir vergüenza por su constante búsqueda de placer físico, sí llega a arrepentirse de su actitud a veces egoísta y prepotente. Aunque a la larga las decisiones que toma no resultan las más adecuadas, en realidad ella es una persona en paz consigo misma, y eso se refleja en la manera como narra su vida: como si fuera un cuento.

En resumen: vale mucho la pena leerlo, en especial si tienen interés por la literatura japonesa. También me parece muy interesante como documento histórico, porque es un vistazo al complejo y fascinante sistema jerárquico de las prostitutas del periodo Edo japonés.

Y cada capítulo comienza con la reproducción de un grabado:



SOBRE EL AUTOR

Ihara Saikaku, seudónimo de Hirayama Tōgo (Osaka, 1642 - 9 de septiembre de 1693) fue un poeta y novelista japonés, una de las más brillantes figuras de la literatura japonesa del período Edo en la historia de Japón. Procedente de una familia de comerciantes y maestro haikai desde la edad de veinte años, Saikaku ganó fama por su rapidez al componer haikai-no-renga, estableciendo una marca al componer 23 500 versos en un solo día durante una ceremonia en el santuario de Sumiyoshi, en Osaka, en 1685. Sin embargo, es más conocido por sus novelas, como Kōshoku Ichidai Otoko (1682), traducida al español como Hombre lascivo y sin linaje o Amores de un vividor, con la que dio comienzo un nuevo género, el del ukiyo-zōshi (libros del mundo flotante). En este género literario costumbrista, cínico y picaresco, Saikaku escribió sobre las peripecias y amoríos de la clase mercante y las prostitutas en los barrios licenciosos de las grandes ciudades de su tiempo: Osaka, Kioto y Edo.

10 comentarios:

  1. No lo conocía, pero me apunto sin duda la recomendación, porque de literatura japonesa solo he probado a autores contemporáneos y me gustaría adentrarme en sus clásicos. Éste tiene muy buena pinta, porque parece adelantado a su época, tratando algunos temas de manera directa.

    Besooss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá lo está, aunque no estoy del todo segura. Los japoneses tienen cosas bien locas sobre el sexo (como la pintura precisamente del ukiyo-e, el mundo flotante, están bien locas).

      Eliminar
  2. Jojojo también quiero que me lo prestes, porfis :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que sí ;) te lo llevo cuando nos veamos.

      Eliminar
  3. Definitivamente me lo apunto, gracias por la recomendación... Saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de qué (: espero que, si lo lees, lo disfrutes.

      Eliminar
  4. Este libro me llama muchísimo más. Más que nada porque siempre me ha gustado conocer las diferentes costumbres según las épocas porque pienso que, además de contarnos una historia nos cuenta la realidad de alguna mujer en aquel tiempo. Definitivamente lo voy a agregar a la wishlist que gracias a ti me he dado cuenta de mi falta (nulo) conocimiento en literatura japonesa :D

    P.D. Por cierto, al principio pensé que el autor era mujer JAJAJA no me preguntes por qué.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con los japoneses, y en general con personas de países cuyo idioma nos es muy extraño, suele existir confusión de si el autor es hombre o si es una mujer. A mí me pasa seguido (no tanto con los japos, uno le agarra maña a sus nombres :P). Supongo que te evocó a una mujer por el título, el tema o la imagen de la portada jajaja.

      Este libro está muy interesante y físicamente es muy bonito, así que algo me dice que puede gustarte mucho ;)

      Eliminar
  5. Wow si que te están gustando los libros japoneses, me agrada, jeje, es bueno salirnos un poco de la cultura Estadounidense y meternos en otra. Me pregunto donde encuentras tanto libro de ese tipo? mm jeje, me lo apunto. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me han gustado (: es una cultura que me gusta mucho. Este libro lo compré en la Feria del libro del Palacio de Minería. Pero también hay muchos en Gandhi o en el Péndulo (:

      Eliminar