martes, octubre 07, 2014

Las Tumbas de Atuan, de Ursula K. Le Guin


Título: Las Tumbas de Atuan (original: The Tombs of Atuan)
Autor: Ursula K. Le Guin | Año de publicación: 1970
Año de la edición: 2014 | Formato: ePub | ISBN: 978-844-507-137-3
★★★★

Han pasado más de diez años desde que Ged se enfrentara a su propia sombra en Un mago de Terramar. Capaz ahora de actuar en beneficio de otros, decide recobrar la «runa de la unión», la mitad perdida del anillo de Erreth-Akbe, guardado, se cuenta, en las Tumbas de Atuan. La sacerdotisa de las Tumbas es Arha, que lleva el significativo apodo de la Devorada, y que no tiene identidad, pues la ha perdido para ponerse al servicio de los Sin Nombre, las potestades tenebrosas de Terramar.

—¿Por qué estás tan pendiente de la niña? El mes que viene se la llevarán. Para siempre. Tanto daría encerrarla y olvidarla. [...] No es nuestra, no ha sido nuestra desde el día en que vinieron y dijeron que sería la Sacerdotisa de las Tumbas. 

Su nombre era Tenar, aunque estaba destinada a perderlo y a ser conocida como Arha, la Devorada, y por haber nacido el mismo día en que la anterior Sacerdotisa de las Tumbas falleció, se le consideraba su reencarnación. Su deber era dedicar su vida a los Sin Nombre y guardar sus secretos en las Tumbas de Atuan. ¿Qué ocurre con Arha y todo lo que cree cuando en las Tumbas descubre a un hechicero intentando robar el tesoro más preciado que guardan en ese lugar?



Las tumbas de Atuan es el segundo libro que Le Guin escribió en sus historias de Terramar. Es un libro en el que el protagonista no es Ged, el mago del que nos habla en Un mago de Terramar, sino una chica llamada Tenar. Es una novela escrita en tercera persona con narrador omnisciente, narrada en doce capítulos.

Me gustó mucho más que Un mago de Terramar, quizá porque el mundo de las sacerdotisas dedicadas a los Sin Nombre (a los que pertenece la Sombra a la que se enfrenta Ged en el pasado libro) me parece más atrapante que el de los hechiceros en el Archipiélago. No porque no me interesen las historias de magia, sino porque me encanta el culto que narra la autora: el culto a los Sin Nombre es oscuro. Sólo lo realizan mujeres y eunucos. Todos visten de negro y hay lugares en los que la luz está prohibida porque las tinieblas han de dominarlo todo.

Y en medio de esa oscuridad, se encuentra Arha, una niña que, como muchas otras, es arrastrada a esa vida por haber nacido el mismo día en que murió la sacerdotisa más importante del templo. A Arha se le da el poder de decidir sobre la vida y la muerte de las personas, se le da el poder de entrar en lugares ocultos, de conocer secretos por los que muchos otros han perdido la vida.

Ella no tenía que preocuparse por la agobiante mezquinidad de la vida cotidiana, los días cuyo único placer era con frecuencia el de recibir una ración de lentejas con más grasa de cordero que la vecina... Estaba más allá de los días. Bajo tierra no había días. Allí había sólo noche, siempre.

Y aunque Arha, la Devorada, es quien debe mantenerse más cercana a la oscuridad, ella es luz. Es curiosa y tiene ansias de saber y de conocer más allá de lo que ha visto en el templo. Así que cuando descubre a un hechicero rondando por los lugares sagrados y secretos a los que sólo ella puede entrar, comienza una lucha en su interior: por un lado está el deber como sacerdotisa, y por el otro, la curiosidad por conocer a aquel hombre de acento extraño y que puede hacer magia.

En resumen: es una historia que disfruté mucho leer. Aunque es corto, la autora logra describir el universo en el que vive Arha, logra hacer que te intereses por el culto al que debe dedicar su vida y te tiene con los ojos pegados al libro cuando comienzan a pasar todas las cosas emocionantes de las que no puedo hablar porque entonces tendría que dar spoilers. Me está gustando mucho esta serie, así que esperen pronto una reseña sobre el tercer libro.



SOBRE LA AUTORA

Ursula Kroeber Le Guin (Berkeley, California, 21 de octubre de 1929) es una escritora estadounidense. Ha publicado obras dentro de numerosos géneros, principalmente ciencia ficción y fantasía, aunque también ha escrito poesía, libros infantiles y ensayos, e incluso ha traducido obras de otros autores desde el chino y el español al inglés. Ha sido galardonada con varios premios Hugo y Nébula. Fue la primera mujer galardonada con el título de Gran Maestra por la Asociación de escritores de ciencia ficción y fantasía de Estados Unidos (SFWA). Se considera a sí misma como una mujer feminista y taoísta, y en sus novelas aparecen a menudo ideas anarquistas.

0 comentarios:

Publicar un comentario