martes, abril 29, 2014

El Castillo Ambulante, de Diana Wynne Jones



Título: El Castillo Ambulante (original: Howl's Moving Castle)
Autor: Diana Wynne Jones | Editorial: Berenice | Año de la edición: 2013
Año de publicación: 1986 | Páginas: 349 | ISBN: 978-607-9344-07-8
★★★★★


En el país de Ingary, donde las botas de siete leguas y las capas de invisibilidad existen de verdad, Sophie Hatter ha atraído la desagradable atención de la Bruja del Páramo, quien la hechiza con un maleficio que la convierte en anciana. Con la firme determinación de hacer lo más adecuado, Sophie viaja al único lugar en el que cree que podrá encontrara yuda, el castillo ambulante que merodea por las colinas cercanas. Pero el castillo pertenece al temible Mago Howl, que se alimenta, según dicen, de los corazones de jóvenes desprevenidas.



Quizá alguno de ustedes habrá visto la película del mismo nombre que realizó Studio Ghibli en el 2004, misma que fue nominada al Oscar de Mejor Película de Animación en 2006. Si no la han visto, tal vez han escuchado hablar de ella. Y si no tienen idea de lo que les hablo, aprovecho el momento para recomendarles que vean la película, porque es muy bella.



Ahora bien, antes de comenzar la reseña del libro, tengo que añadir algo que va dirigido a quienes ya vieron la película: leer el libro es leer una historia distinta a la versión de Ghibli. (Y no, no por ello digo que la versión de Ghibli esté mal, porque como ya dije, es muy bella y es una de mis películas favoritas de toda la vida.)

Sophie Hatter es la mayor de tres hermanas, y todo el mundo en Ingary sabe lo que eso significa: cuando una familia tiene tres hijos, el mayor es quien fracasa de la peor forma si intenta salir a buscar fortuna. Sophie lo sabe y está bastante resignada a su suerte. Por ello no le cae de sorpresa ni le molesta cuando su madre decide que ella deberá heredar la tienda de sombreros de la familia, mientras que sus dos hermanas menores son enviadas como aprendices a lugares en los que lograrán sobresalir. 

La vida en la sombrerería es monótona y aburrida, tanto que Sophie termina hablándole a sus sombreros. Y todo parece que seguirá así, hasta que un día se presenta una mujer elegante que dice querer un sombrero y que, no obstante, se va de la tienda después de convertir a Sophie en una anciana; no sin antes decirle que nadie sabrá sobre su maldición. Y aunque Sophie debería estar molesta con aquella bruja por hechizarla, simplemente toma sus pertenencias y sin decirle nada a nadie, se va de casa.

Sophie se dio media uelta de manera precipitada y se quedó mirando. El joven alto vestido con un extraño azul y plata que acababa de entrar se detuvo tras apoyar una guitarra contra una esquina. Se apartó el pelo de sus extraños ojos verde cristal y le devolvió la mirada. Su alargado y angular rostro parecía perplejo.
—¿Quién demonios es usted? —dijo Howl—. ¿Dónde la he visto antes?
—Soy una total desconocida —mintió Sophie con firmeza.

Después de vagar un rato, se encuentra con el castillo del mago Howl, en el que se autocontrata como la encargada de la limpieza. Así es como Sophie conoce a Michael, el aprendiz del mago; a Calcifer, un demonio de fuego; y al mago Howl, que resulta ser muy diferente a como lo imaginaba después de escuchar todas las historias sobre él. 

El libro está narrado en tercera persona con un narrador omnisciente, el lenguaje es sencillo y ligero, pero no por ello es menos hermoso. Ésta es una novela de fantasía perteneciente a la Serie del Castillo (la secuela se llama El castillo en el aire) llena de magia y que en más de una ocasión te arranca una sonrisa, ya sea por lo que hacen los personajes o por lo que dicen.

A lo largo de la novela hay pequeñas referencias a otras obras de la literatura en inglés. En particular, una referencia a la obra de Tolkien me hizo sonreír mucho (no sin antes detenerme por dos segundos a releer esa parte.)

Los personajes son entrañables. Sophie, mientras aún era una muchacha, tenía una actitud tímida y resignada; sin embargo, después de ser hechizada, hace y dice las cosas que piensa, sin la necesidad de darle explicaciones a nadie. Como anciana es una mujer adorable pero no por ello menos aterradora cuando se enoja. Howl, por su parte, es un mago vanidoso y todo un Don Juan que se la pasa intentando enamorar a las chicas por las cuales siente atracción. Aunque eso no significa que no sea un mago poderoso. Él es, como bien dice más de un personaje, el mago más poderoso que existe, y lo demuestra en más de una ocasión.

La historia no sólo es sobre Sophie y cómo conoce a Howl y se desarrolla su relación con semejante persona tan difícil, sino que hay un enfrentamiento con la Bruja del Páramo, quien maldijo al mago. Al mismo tiempo, descubrimos un secreto no tan secreto sobre Sophie. Es interesante, además, saber más sobre la vida de Howl, quién es él en realidad y de dónde viene (eso es algo que me tomó por sorpresa y fue muy agradable de leer).

Para los que conocen esta historia, deben saber qué ocurre al final con los personajes (eso no cambia), aunque para llegar a ese punto las cosas se desarrollan de una manera un poco distinta.

En resumen: es un libro que disfruté mucho leer por sus elementos fantásticos y todo lo relacionado con la magia en este mundo. Además, es un libro divertido. Definitivamente Sophie se lleva todas las palmas por sus comentarios, sus respuestas y por su actitud ante todo lo que enfrenta.


SOBRE LA AUTORA

Diana Wynne Jones (Londres, 1934). Escritora de fantasía y ciencia ficción, de niña se trasladó por toda Inglaterra tras ser evacuada de su primer hogar con apenas cinco años, debido a los ataques alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Tras asentarse en Thaxted, Essex, tuvo una educación algo desordenada durante la infancia, pero, finalmente, llegó a graduarse en 1956 en el St. Anne's College de Oxford, donde asistió a las charlas de C. S. Lewis y J. R. R. Tolkien. Casada y con tres hijos, la autora reside actualmente en Bristol, tras haber pasado por Oxford y Londres con su familia. Ha escrito más de cuarenta exitosas novelas, algunas de ellas adaptadas para la pequeña y gran pantalla, destacando entre ellas la versión de Hayao Miyazaki de El castillo ambulante.

8 comentarios:

  1. Yo lo leo, pero ya sabes cómo es esto, y apenas voy cuando Sophie llega al castillo xD

    ResponderEliminar
  2. Hola! Me tiene enganchada esta portada desde hace semanas pero todavía no fui a la librería para comprar los poquísimos libros de este mes, pero me intriga tanto que va a ser privilegiado(? jaja.pienso comprármelo este mes o el que viene para sacarme las ganas. Me llama la atención su argumento porque creo que es del tipo que me entretendría muchísimo :)
    Por cierto, te sigo. Nos leemos!
    Chloe♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La portada es muy bonita, y el libro también lo es. Léelo, seguro que no te arrepentirás :D Muchas gracias por seguir el blog. ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Wau, veo que es un libro muy antiguo :O Tiene buena pinta :D Espero poder leerlo, aunque de momento tengo muchas pendientes xD Un besin. Me quedo por aquí :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco es taaaaaan antiguo, pero ya tiene sus años. Es un libro muy bonito, ojalá te animes a leerlo algún día. Y felices lecturas ;) gracias por seguir el blog <3

      Eliminar
  4. ¡Hola! no conocía este libro, pero me lo apunto. Gracias por la reseña.
    Me quedo por aquí, tienes un blog muy bonito.
    Te invito a pasarte por el mío.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Cydalima!
    Yo conseguí este libro hace dos años porque una amiga me lo regaló en mi cumpleaños (ya que le dije algunos títulos que me interesaba tener y, en concreto, la animé a que si seguía disponible algún ejemplar de "El Castillo Ambulante", me lo regalara). Había visto con anterioridad la película en más de una ocasión y, aunque no me gusta leer los libros a posteriori, al saber que había un libro de una de mis pelis favoritas pudo más y decidí darle una oportunidad por curiosidad. Y no lo digo porque creyera que me fuera a decepcionar, en absoluto. Lo digo porque quería saber si la película era más o menos fiel al libro. Me alegró saber que no era del todo igual y hubo muchas partes que me sacaron sonrisas debido a lo que había visto en la película. Y aunque ya sabía cómo terminaría, no me importó leyerlo hasta el final con la misma emoción con la que siempre veo la adaptación animada. En fin, que coincido mucho con tu opinión sobre el libro y sobre la versión animada del estudio Ghibli :)

    ResponderEliminar