martes, febrero 04, 2014

Otras voces, otros ámbitos, de Truman Capote


Título: Otras voces, otros ámbitos (original: Other voices, other rooms)
Autor: Truman Capote | Editorial: Debolsillo
Año: 2013 | Páginas: 224 | ISBN: 978-607-311-417-2
★★★


Otras voces, otros ámbitos reveló al mundo el genio de Truman Capote. La novela está habitada por personajes inolvidables: Amy, obsesionada con la idea de la caridad y la beneficencia; las mellizas Idabel y Florabel; Randolph, el visionario alucinado y homosexual; Jesús Fiebre y Pequeño Luz de Sol, dos viejos hechiceros negros; Joel, el niño en el umbral del adolescente que vive desvelado por imágenes entrevistas. Todo un mundo misterioso y deslumbrante comparece ante nuestros ojos, toda una historia. Truman Capote, que tenía veintitrés años cuando la novela fue publicada, demuestra en Otras voces, otros ámbitos una madurez artística difícilmente equiparable.
Conocí a Truman Capote por A sangre fría, un libro que pronto se colocó entre mis favoritos y que en más de una ocasión he considerado el que más me gusta. El estilo de Capote me gustó mucho, el año pasado leí Desayuno en Tiffany's y fue interesante ver una cara distinta del autor, pues si bien hay detalles que se remiten a su estilo (la descripciones, la manera deliciosa de jugar con las palabras), los temas tratados en ambos textos son muy diferentes.

Otras voces, otros ámbitos, fue el primer libro publicado por el autor, cuando tenía 23 años. Es una novela que fue publicada en 1948. Narra la historia de Joel Knox, un muchacho de 13 años cuya madre muere y viaja desde Nueva Orleans hasta un lugar que conocen como Desembarcadero de Skully, para conocer a su padre, un tal Edward Samson. Al llegar a ese lugar no sólo se da cuenta de que es totalmente distinto a lo que esperaba, sino también bastante extraño, por decir lo menos.

Joel se encuentra en una casa perdida a mitad de la nada, en la que no están más que Amy, la esposa de su padre; Randolph, su extraño (y un poco afeminado) primo; Zoo, una muchacha negra que trabaja para la familia junto con su abuelo, Jesús Fiebre, un hombre con más de cien años, y un padre al que no le permiten ver hasta que lleva algunos días viviendo en el Desembarcadero.

El libro está lleno, a su manera, de una magia muy particular. Tenemos una casa antigua que esconde muchos misterios (siendo quizá sus propios habitantes el misterio más grande), un par de gemelas, Florabel e Idabel, que atraen a Joel cada una a su manera y que también son algo extrañas y misteriosas. En algún momento aparece un hechicero negro que asegura poder crear amuletos contra los malos espíritus. Y aunque Joel se adapta poco a poco al lugar y a todo lo que vive, y aunque demuestra querer a los extraños habitantes del Desembarcadero, no es un lugar hecho para él.

La narrativa de Capote es muy hermosa desde este primer libro que escribió, lo que me gusta más son sus descripciones y las comparaciones, la manera en que sus palabras te envuelven como en un abrazo, y te cautivan:

En lo alto, en torres de acederaques, el viento se movía veloz como un río y las hojas, frenéticas, cogidas por la correntada, espumajeaban como marea en las playas del cielo. Y poco a poco la tierra fue pareciendo sumergida en una honda agua negra. Los helechos ondulaban como plantas submarinas, la cabaña se erguía, misteriosa como el casco de un galeón hundido, y Zoo, con su gracia fluida, insinuante, sólo podía ser —pensó Joel— la sirena-novia de un pirata ahogado.

Aparentemente, este libro tiene mucho de autobiográfico, pues Capote se inspiró en su propia vida y experiencias personales par escribirlo. De igual manera que Idabel Thompkins, una de las gemelas que aparecen en la historia, está inspirada en Nelle Harper Lee, que años más tarde escribiría Matar un ruiseñor, y quien fue amiga de la infancia de Truman Capote.

En resumen: fue algo distinto a lo que esperaba leer, pero en este libro ya se ve un poco de lo que Capote hace más adelante en Desayuno en Tiffany's: crear personajes únicos y entrañables, que incluso en su excentricidad y su forma tan distinta de ver la vida, logran crearte cierta empatía. No me gustó tanto como los dos libros que ya he leído de él, pero es recomendable. Quiero leer más de Capote, así que buscaré por debajo de las piedras otros libros suyos. Y me gustaría leer alguno en su idioma original, para disfrutar la verdadera pluma de Truman Capote.


SOBRE EL AUTOR

Truman Capote (1924-1984) nació en Nueva Orleans (Luisiana). Su nombre original fue Truman Persons, pero cambió el apellido por Capote cuando su madre se casa por segunda ocasión. A los diecisiete años comienza a publicar sus cuentos en algunas revista y años más tarde, instalado en Nueva York, trabaja en The New Yorker. A los veintitrés años publicó su primera novela, Otras voces, otros ámbitos (1948), que obtuvo un éxito arrasador. Entre sus obras podemos mencionar: Un árbol de la noche y otros cuentos (1949), El arpa de hierba (1951), Se oyen las musas (1956) y Desayuno en Tiffany's (1958). Su libro más famoso es A sangre fría (1966), una "novela-documento" que relata el asesinato, sin motivo aparente, de los cuatro miembros de una familia de Garden City, Kansas. Con ella acuñaría el término non-fiction novel, creando un referente para lo que luego sería el nuevo periodismo estadounidense. Falleció de cáncer de hígado en 1984.



0 comentarios:

Publicar un comentario