domingo, noviembre 20, 2016

Mini reseñas: literatura hispanoamericana


En mi clase de Literatura Hispanoamericana dejé que mis alumnos leyeran algunos libros. Intenté releer la mayoría de ellos (y, antes de dejárselos a ellos, leí unos que no había leído) y pensé que sería buena idea escribir algunas mini reseñas e irlas compartiendo poco a poco en grupos de minireseñas.

 



La tregua, de Mario Benedetti {★★★★★}

La tregua es una novela escrita a manera de diario que narra la historia de Martín Santomé, un hombre de 49 años a punto de jubilarse. En el diario, él comienza narrando un poco sobre su vida y la perspectiva del tiempo en cuanto no tenga que seguir una rutina que ha llevado toda la vida. Todo cambia cuando una de las nuevas empleadas del lugar en el que trabaja, Laura Avellaneda, deja de ser una simple empleada para ser alguien más. 

Santomé hace una reflexión sobre la vida, el pasado, la muerte, el amor y hasta Dios. En las páginas de su libro descubrimos que no está tan "emocionalmente seco" como se consideraba al principio. El final es desgarrador pero no por eso menos genial. 

Conmovedora y apasionante, ésta es una novela que recomiendo completamente y que, además, es una de mis favoritas dentro de la literatura hispanoamericana.


Boquitas pintadas, de Manuel Puig {★★★★}

Nené descubre que el hombre de quien estuvo enamorada en su juventud murió después de años de enfermedad. La noticia la impacta mucho más de lo que esperaba y termina por escribir a la madre de Juan Carlos, en secreto, porque quiere desahogarse de todo lo que siente. En sus cartas, Nené recuerda a Juan Carlos, su juventud y las causas de su separación. Éste es el punto de inicio desde el que surge una historia contada de distintas maneras, y que gira alrededor de Nené, Juan Carlos y otros personajes partícipes de la felicidad e infelicidad de los dos. 

Manuel Puig fue un autor muy experimental. El beso de la mujer araña, por ejemplo, es una obra escrita sin narración propiamente dicha, sino a través de diálogos y fragmentos de archivos o transcripciones de algún audio. Boquitas pintadas tiene un estilo muy particular: a ratos está narrada de manera epistolar y a ratos es sólo diálogo, y páginas más adelantes, fragmentos de reportes y hasta los pensamientos de cada personaje. Esto puede hacer su lectura algo complicada, pero es sin duda lo que la caracteriza. 

Es una novela que me da un poco de pena.


Memoria de mis putas tristes, de Gabriel García Márquez {★★★★}

Memoria de mis putas tristes es la última novela del nobel colombiano Gabriel García Márquez. Narra la historia de un hombre viejo que, a sus 90 años, se enamora de una adolescente. Ella, de apenas 14 años, es obrera en una fábrica y para ayudar a su familia, decide vender su virginidad. Él, en un arranque impulsivo, decide contactar a la vieja dueña de un prostíbulo famoso para que le consiga a una joven virgen para pasar una noche. 

Aunque suena perturbadora y el principio lo sea mucho (imaginar a una adolescente de 14 años lista para que un viejo de 90 tenga relaciones con ella no es algo muy agradable), la historia va más allá. En principio, el contacto sexual entre ambos personajes jamás se concreta, al contrario, su relación se aleja de lo meramente sexual (que era la intención) y se acerca más al cariño y, finalmente, al amor. 

Lo curioso de esta historia es que ella nunca habla y, a pesar de eso, sabemos que también se enamora de él. Es una novela interesante por lo que plantea y, como toda la obra de Gabo, está narrada de una manera extraordinaria. Además, me parece muy triste por el destino que espera a los dos personajes.



La tía Julia y el escribidor, de Mario Vargas Llosa {★★★★}

Esta novela (¿autobiografía?) narra la historia de Mario, un aspirante a escritor y periodista que se enamora de una mujer mayor que él y que, además, es su tía política. Él nombre de esta mujer es Julia, y es una mujer boliviana divorciada que viaja a Lima después de su separación, según muchos, para encontrar otro marido. Mientras avanza la historia y conocemos la aspiración del joven por la literatura y su vida como redactor de noticias en una radiodifusora, leemos algunos fragmentos de otras historias, mismas que más adelante son reveladas como radioteatros.

Y es precisamente en el aspecto de los radioteatros donde entra la parte del "escribidor". Pedro Camacho es un guionista de radionovelas boliviano. Es todo un personaje que puede pasar horas en la máquina de escribir y que al día produce varios guiones que lleva a radioteatro y a las radionovelas, y en los cuales también es protagonista. Neurótico, excéntrico y obsesivo, es un personaje con quien el protagonista de la novela tiene una muy buena relación.

La historia de Mario con Julia me pareció encantadora, esa sensación de ir conociendo a ambos personajes me atrapó por completo. Si bien me gusta más esa parte del libro que la parte del "escribidor", no niego que las historias de éste, cada vez más inverosímiles, son entretenidas y divertidas. De Vargas Llosa sólo había leído La ciudad y los perros y Pantaleón y las Visitadoras, y una vez más he confirmado que es un autor cuya obra disfruto mucho leer.


¿Han leído alguno de estos libros?

8 comentarios:

  1. Boquitas pintadas se me antoja, cuando intenté leer Memorias de mis putas tristes no me gustó nada y no pude pasar del primer capítulo. Siempre que pienso en leer a Vargas Llosa recuerdo que me cae medio mal y que además le encanta a alguien que no me sirve como buena referencia.

    Y La tregua <333

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Boquitas pintadas está padre (: Puig es uno de mis autores latinoamericanos preferidos, no sé, me gusta mucho su estilo experimental. Y a mí también me costó mucho trabajo leer Memoria, porque me daba los creeps al principio, pero después, como la historia no gira tanto en torno al sexo, pues ya no fue tan feo jajaja.

      La tregua es maravillosa <3

      Vargas Llosa no me agrada mucho por sus posturas políticas, pero me gusta cómo escribe. Tengo un conflicto por eso :(

      Eliminar
  2. ¡Hola! Ayer leí este post y hoy mismo fui a comprar Memoria de mis putas tristes porque me encantó lo que dijiste sobre éste. Hace tiempo que quiero leer algo de Vargas Llosa y no me animo, supongo que iré con La tía Julia. Besos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro muy bonito, ojalá lo disfrutes mucho (: Y de Vargas Llosa, creo que La tía Julia podría ser una opción para comenzar a leerlo. Saludos.

      Eliminar
  3. No he leído ninguno y todos me llaman la atención. La literatura hispanoamericana me interesa mucho y no he podido leer tanto como me gustaría, a ver cuando lo puedo solucionar. Me gustan mucho todas tus ediciones!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Soy una apasionada de los hispanos; la literatura latinoamericana es mi favorita de todas y he leído éstos tres libros que hoy recomiendas ¡son excelentes! los escritores de habla latina suelen escribir muy bien y éstos tres son unos consagrados en la materia.

    Mariana is Reading ¡espero verte por allá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que he leído pocos autores hispanoamericanos, pero lo poco que he leído, me gusta mucho.

      Eliminar