domingo, enero 11, 2015

Viajes de Gulliver, de Jonathan Swift


Título: Viajes de Gulliver (original: Gulliver's Travels) | Autor: Jonathan Swift 
Año de publicación: 1726 | Año de la edición: 1982 
Páginas: 189 | ISBN: 84-345-8015-2
★★★

Los viajes de Gulliver es un relato de aventuras que a su vez es una feroz sátira contra el género humano, una reflexión filosófica sobre la constitución de nuestras sociedades. Muchos asocian a Gulliver tan solo con su primera parte, la que se desarrolla entre los minúsculos liliputienses, pero, más tarde, el protagonista de esta obra va aparar a un reino donde él es tan pequeño como los de Lilliput eran para él. Y el tercer viaje lleva a Gulliver a una isla volante, con una minoría rectora siempre absorta en elucubraciones filosóficas. Antes de regresar, Gulliver acudirá a un lugar donde se le aparecen las grandes figuras de la humanidad y donde algunos nunca mueren, envejeciendo horriblemente.

En casa hay un montón de libros que yacen ocultos por razones que desconozco. Hace tiempo, mi madre hizo una limpieza profunda y sacó estos libritos de la colección Biblioteca Básica Salvat. Ignoro cuántos números son, pero en casa tenemos cinco, todos de títulos clásicos. Mientras revisaba los libros vi que tenemos éste: Viajes de Gulliver. Conocía la historia porque creo yo que muchos la conocemos por películas o caricaturas y esas cosas, pero jamás había leído la historia original. Así que tomé el librito y comencé a leerlo. 

Los viajes de Gulliver, o la versión larga de su título original: Travels into Several Remote Nations of the World, in Four Parts. By Lemuel Gulliver, First a Surgeon, and then a Captain of Several Ships (Viajes a varias naciones remotas del mundo, en cuatro partes. Por Lemuel Gulliver. Primero un cirujano y luego capitán de diferentes naves), narra las aventuras de Lemuel Gulliver, un hombre de muchos oficios que se embarca en varias ocasiones y en cada viaje le ocurre algo maravilloso.


En cada uno de los viajes narrados, el autor llega a tierras extrañas en las que ocurren cosas que parecen absurdas. Quiero pensar que todos, o al menos la mayoría, conocemos la historia de Gulliver en Liliput, el país en el que todos son pequeñísimos y él un gigante. Pues bien, en el segundo país que llega, Brobdingnag, es lo contrario: él es pequeñito y todos son gigantes. En su tercer viaje conoce un país que es una isla voladora, cuyos habitantes siempre están sumidos en profundas reflexiones; un país de magos (en el que pasa un rato con un nigromante que lo complace trayéndole a cuanta personalidad muerta se le ocurriera), y otro en el que de vez en cuando nacen personas inmortales. Y el cuarto viaje acerca del cual escribe en sus memorias, es un país en el que los animales más racionales son los caballos.

El libro está escrito en primera persona a modo de memorias. Está lleno de descripciones, no sólo de los países a los que viaja Gulliver, sino de sus habitantes, idiomas, costumbres y peculiaridades. También está lleno de descripciones de la vida en la Inglaterra del siglo XVIII (el autor de las memorias habla sobre su patria y sus compatriotas en cada país al que visita, así que habla de política y economía y guerras y de los monarcas...). Por esto mismo, a ratos se vuelve un poco pesado, pero no es menos interesante: es una manera de conocer los usos y costumbres de otra época.

Los viajes de Gulliver es un libro lleno de crítica a la sociedad del escritor. A través del personaje, Jonathan Swift reprueba la política de su país, a las figuras de poder, a los que promueven la guerra; básicamente deja bien claras la bajezas de la humanidad. Y a través de los personajes de los países que visita Gulliver, expresa su descontento por la violencia, la corrupción, la avaricia, el nepotismo, la mala aplicación de las leyes y muchos otros males que aquejan al mundo aún hoy en día. (Todo esto hace que me pregunte qué pensaría el autor de la humanidad del siglo XXI). Algunos de los países que describe el autor son, en su absurdo, muy utópicos: son países en los que sus monarcas, al saber de la vida de Gulliver en su propia patria, no conciben la existencia de criaturas tan incivilizadas como las que él describe.

Es fácil para nosotros, los que hemos visitado remotos países que rara vez son visitados por ingleses u otros europeos, componer descripciones de animales maravillosos, tanto terrestres como marinos. Pero el objetivo esencial de un viajero debe ser hacer a los hombres más prudentes y mejores, elevando sus mentes mediante buenos y malos ejemplos de lo que han visto en extranjeros lugares. 

De todos los lugares que visita Gulliver, me gustó mucho el segundo país, en el que él es pequeñito y todos son enormes. Y debo decir que me daba risa leer cada que terminaba una aventura y regresaba a su tierra natal, porque literalmente era como el (y los mexicanos me entenderán): "ya llegué, vieja; ya me voy, vieja". Su esposa es la que esperaba que ya no saliera de aventuras y este señor que se iba a la primera oportunidad, para regresar años después.

Yo sólo tengo una queja y es con la edición que leí: la letra es muy pequeña. No sé exactamente a cuántos puntos está, pero es pequeña con ganas, así que fue un poco cansado leerlo. La persona que editó este libro no tomó en cuenta a las personas cegatonas como yo.

En resumen: es un libro interesante por las posturas del autor, reflejadas a veces en Gulliver y a veces en los personajes de los países que éste visita. No les mentiré y diré que me fascinó y lo considero una gran joya de la literatura, pero tiene lo suyo. (Para los entendidos, a veces era como leer los países que visitan Luffy y compañía en el manga de One Piece, así de geniales y absurdos al mismo tiempo).

SOBRE EL AUTOR

Jonathan Swift (Dublín, 30 de noviembre de 1667 – íd., 19 de octubre de 1745) fue un escritor satírico irlandés. Su obra principal es Los viajes de Gulliver, que constituye una de las críticas más amargas que se han escrito contra la sociedad y la condición humana. 

16 comentarios:

  1. Yo lo empecé a leer cuando era pequeña y ya sabrás qué pasó xD

    Y Gulliver, Ghibli: Laputa *love*

    Yo conozco un poco más la historia porque no sé por qué razón, siempre me tocan ver pelis de Gulliver. Me gusta también cuando es pequeño y todos son grandes y cuando está con el nigromante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino lo que pasó xD

      Laputa es una de las de Ghibli que no he visto :O shame on me!

      Eliminar
  2. Es un clasico que quiero leer :)

    ResponderEliminar
  3. Oh dios mío y esas ediciones ¿de dónde han salido? ¡Quiero!
    Sé de Gulliver por un cuento infantil ilustrado, pero nunca he leído la novela. Sería interesante saber que otros mundos visita, aparte de los que en uno es más pequeño y en otro más grande. Me dio mucha risa lo que dijiste sobre 'ya llegué vieja, ya me voy vieja'. Y en serio, ¿qué diría el escritor del S. XXI?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salieron de una caja que mi madre tenía escondida, junto con un montón de libros de la colección Sepan Cuántos de Porrúa. Muchos muy maltratados, pero ahí andan.

      Yo sabía de Gulliver por adaptaciones a la pantalla chica y grande, pero no fue hasta que encontré el librito que decidí leerlo.

      Yo creo que el autor se sentiría igual de asqueado que en su época.

      Eliminar
  4. Es un clásico al que tengo mucha curiosidad y espero poder leerlo algún día
    un beso

    ResponderEliminar
  5. Estaban en nuestros de lectura en la primaria y recuerdo que me encantaban las imágenes. Al parecer conocimos los dos primeros países, es un clásico que quiero leer y que creo que debe ser uno de los imperdibles. Me reí muchísimo con lo de ya llegue ya me voy porque es tan nosotros JAJAJA.

    Un beso<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo quiero ahora una versión ilustrada. El libro no me encantó, pero sí me gustaría tener una de esas versiones ilustradas con dibujos bonitos <3

      Ojalá disfrutes tu lectura cuando leas este libro ;)

      Eliminar
  6. Hola!
    Temía leer este libro por que sentía que era difícil, pero veo que no jaja, me lo debo conseguir. Buena reseña. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende, a veces la lectura se vuelve un poquito pesada, pero está lindo el libro (: gracias por el comentario.

      Eliminar
  7. Recuerdo que leía esto por "obligación" en la escuela y aunque era divertido no me convencía del todo, tengo un pasado de No lector oscuro del cual me avergüenzo. Pienso releerlo pronto para ver si cambia mi opinión. Saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que pasa cuando hay lecturas por obligación. Por eso es que a muchos les matan el hábito de la lectura antes de darles tiempo a descubrir qué libros les gustan o son los que les despiertan la fiebre lectora. Y siempre es bueno releer las cosas que leímos hace años; la edad siempre otorga una perspectiva diferente de muchas cosas.

      Saludos (:

      Eliminar
  8. ¡Hola!

    Este libro no me llama nada, es uno de los clásicos que creo que no podré leer nunca. He leído alguna adaptación (colegio y eso) y NO lo soporto, ni los personajes ni las aventuras de Gulliver.

    En fin, tienes una nueva seguidora ;)
    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja bueno, en gustos se rompen géneros y no todos los libros son para todos ;)

      Gracias por seguir el blog.

      Eliminar