martes, noviembre 25, 2014

Muerte de tinta, de Cornelia Funke


Título: Muerte de tinta (original: Tintentod) | Autor: Cornelia Funke
Editorial: Fondo de Cultura Económica / Ediciones Siruela | Año de publicación: 2007
Año de la edición: 2009 | Páginas: 702| ISBN: 978-607-160-096-7
★★★★

La trilogía del Mundo de Tinta se acerca a su final. El destino de Mo en el Mundo de Tinta comienza a tomar su propio camino: él se ha transformado en Arrendajo y será la clave para terminar con el reinado de Cabeza de Víbora. Orfeo, sin embargo, tiene planes para hacerse con el poder modificando la historia Fenoglio mientras el viejo autor lucha contra la culpa y la impotencia. Meggie irá tras su padre mientras Resa se une a los titiriteros para salvar a los niños de Umbra de las minas de plata de la Víbora. Al final, las Mujeres Blancas seguirán reclamando la vida de Lengua de Brujo y de Dedo Polvoriento, que han hecho con ellas un trato que tal vez no puedan cumplir.

En la reseña que hice de Sangre de tinta (segundo libro de la trilogía), escribí que el final era un cliffhanger y que seguramente leería el libro siguiente, si no de inmediato, sí rápidamente. Así fue. Leí este libro la semana pasada y nada, que así es como llego al final de la trilogía del Mundo de Tinta.


Después de lo ocurrido en el libro anterior quedan muchas preguntas por responder, y quizá la más importante de ellas es ¿qué ocurrirá con el Mundo de Tinta? Y no sólo con ese mundo, sino con las personas que no pertenecen a él y que, por diferentes circunstancias, terminaron dentro de aquella historia. 

—¿A cuántos ha matado? —preguntó el joven mirándolo fijamente.
Su voz sonaba casi reverencial. Como si matar fuera un arte tan excelso como el de Balbulus. ¿Qué edad tendría? ¿Catorce años? ¿Quince? Parecía más joven que Farid.
¿Cuántos? ¿Qué debía responder? Unos meses antes la respuesta habría sido muy fácil: habría soltado una carcajada al escuchar una pregunta tan absurda.
—No tantos como los que aquí yacen —se limitó a responder, a pesar de que no estaba seguro de decir la verdad.
Este libro mantiene el estilo de los dos anteriores en cuanto a la narración y a las viñetas que decoran las páginas por aquí y por allá. Es también, desde mi punto de vista, un poco más crudo que los anteriores: aquí la historia deja de ser el cuento de hadas para pasar a ser una en la que hay guerras y muertes, corazones rotos y traiciones.

Me parece que ya había mencionado que mi personaje favorito es Dedo Polvoriento; pues bien, creo que ahora comparte el puesto con Mortimer. Ambos personajes, que en principio se repelen completamente, terminan complementándose de una manera que me parece genial. Y también me gustó mucho la pequeña intervención de la muerte y lo que dice: ella está en todas partes, así sea el mundo hecho de tinta o el mundo real. (¿Qué es real y qué no, por cierto?).

Me gustó para cerrar la trilogía, me gusta el final, me gusta cómo es que se desarrolla toda la trama, pero creo que me faltó un poco más de participación de algunos personajes. Elinor y Darius, por ejemplo, que pasan por mucho para poder estar junto con los demás. O Meggie, que en los dos libros anteriores tuvo un poco más de participación.

En resumen: me deja contenta esta historia. Creo que Mundo de Tinta es una de esas historias que deseas haber leído antes. Quizá de haberla leído en la pubertad o en la adolescencia, la habría visto con otros ojos. Se las recomiendo.


SOBRE EL AUTOR

Cornelia Funke (Dorsten, Renania del Norte-Westfalia, 10 de diciembre de 1958) es una escritora alemana de literatura infantil y juvenil. Después de graduarse en la escuela St. Ursula Grammar en Dorsten, Funke obtuvo un título de educación teórica en Hamburgo; terminó un curso de ilustración en la uUniversidad de Hamburgo y posteriormente trabajó como diseñadora de juegos de mesa e ilustradora de cuentos infantiles. Antes de trasladarse a los Estados Unidos, Funke trabajó para el canal alemán ZDF, escribiendo guiones en el programa Siebenstein. En mayo de 2005 se trasladó de Hamburgo a Los Ángeles junto a su marido, Rolf, y sus hijos, Ana (nacida en 1990, que leía todos sus libros antes de la publicación) y Ben (nacido en 1995). Sus libros han sido traducidos en más de 30 idiomas.

4 comentarios:

  1. Tiene muuucho tiempo que he querido leer esta trilogía, y nomás no. No he leído tu reseña completa por que yo ni enterada de nada y no quiero arruinarmelo, pero vaya, que seguro cuando lo leo me pasa el mismo pensamiento que a ti: ojalá lo hubiese leído más joven. Influye mucho y a veces simplemente sientes que de haberlo leído años atras, hubiese sido tremendamente importante. Me ha pasado :'(. En fin.

    ¡Saludos! (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy linda, yo disfruté mucho leyéndola :D ojalá puedas leerla, yo creo que es una historia que merece más amor. Hay un montón de libros que seguramente me habrían gustado (no sé si más) hace algunos años. Después de leerlos es cuando me pregunto cómo pude pasar tanto tiempo sin haberlos leído.

      ¡Besos!

      Eliminar
  2. Holis!
    Estaría bien que avisaras si es una saga o algo porque casi me como todos los spoilers xd Menos mal que he recordado que era una trilogía que quería leer. Le tengo muchas ganas pero me parecen tan gordos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! No lo había pensado así y creo que tienes razón. Como no suelo leer tantas series o sagas (y si lo hago no fue cuando tenía el blog), realmente no me preocupé por indicar si eran parte de una. Lo tomaré en cuenta de ahora en adelante, ¡muchas gracias!

      Y no son taaaaaaaaaan gordos xD tienen la letra un poco grande y muchas viñetas (ilustraciones), así que eso se roba espacio ;)

      Eliminar