Mejores lecturas del 2018

lunes, diciembre 31, 2018

8 comentarios


¡Un año más! Me encanta llegar a estas fechas y saber que aún tengo ganas de escribir en este blog, la verdad, porque con eso de que ya no tengo el tiempo que tenía cuando inicié con él, es genial no haberlo abandonado ya. En fin, menos charla, más acción.

 ¿Cuáles fueron mis mejores lecturas del 2018?

Annie on My Mind, de Nancy Garden {reseña} éste fue mi libro favorito del 2018. Me pareció muy hermoso y también fue una lectura que me tomé de manera muy personal. Me hizo creer en el amor, aunque suene cursi. Creo que es el libro que me pasé diciéndole a todo el mundo que lo leyera, porque de verdad vale mucho la pena.

La casa de los mil pasillos, de Diana Wynne Jones {reseña} qué forma de retomar a dos de mis personajes favoritos de historias de fantasía. Howl's Moving Castle es una de mis películas de animación favorita, y los libros de Diana Wynne Jones también me parecen muy bonitos. Este año pude leer el tercero de la trilogía Ingary y realmente lo disfruté muchísimo.

Threshold, de Caitlín R. Kiernan {reseña} fue la segunda novela que leí de Kiernan  y vaya, qué forma de escribir tiene esta mujer. La verdad es que, cada que leo algo de ella, termino con una sensación de que todo fue muy mindblowing y con algún escalofrío. Ya tengo el libro que es continuación de éste y tengo muchas ganas de leerlo para 2019.

Peter Pan y Wendy, de J. M. Barrie. Este año leí algunos libros infantiles que tenía muchas ganas de leer desde hacía tiempo. Éste fue uno de ellos y cómo lo disfruté. Me pareció muy lindo pero también muy triste. Al terminar de leerlo, tenía una sensación muy agridulce y eso me encantó.

Anne of Green Gables, de L.M. Montgomery. Les debo la reseña. Aún no la he terminado de escribir, así que seguramente se las compartiré hasta el próximo año. Me encanta el personaje de Anne, con sus ocurrencias y sus problemas, y cómo siempre encuentra la forma de salir adelante. Todo fue muy romántico, diría ella.

A Little Princess, de Frances Hodgson Burnett. Otro libro del que les debo reseña para el otro año. Me acordaba de la película y después recordé que era un libro y decidí leerlo. Se pasó súper rápido y Sara, la protagonista, es muy dulce también, y es muy agradable leerla. Este libro es de esos en los que sólo tienes ganas de que le vaya bien a la protagonista y que sea feliz. 

Palabras y letras en el 2019


Ay, quiero hacer muchas cosas con el blog en 2019. Ya mencionaba en mi entrada sobre mis propósitos literarios del 2019, que quiero estar más activa por acá. Eso significa no postergar las reseñas, hacer más entradas como el café virtual que hace años (literalmente) que no escribo, y participar en más actividades relacionadas con el mundo bloguero.

En 2018 me pasaron cosas interesantes y, quizá, lo que más me anima es que me atreví a autopublicar una novela. Ya saben que hago las cosas al revés, así que esa novela está impresa y no en digital, pero ahora sí espero ponerme las pilas para hacer el ebook y comenzar a venderlo de manera digital también. También escribí varios relatos cortos, así que estoy viendo la posibilidad de publicarlos en digital también, a ver qué pasa con todo esto.

Respecto al blog, uff. ¿Se dieron cuenta de que ya son 500 seguidores? Muchas gracias por eso, de verdad. De un tiempo para acá he sentido que el blog está algo estancado y la verdad me alegró mucho terminar el año con los 500 seguidores que no esperaba tener, la verdad. Ojalá en 2019 sean más para poder compartir la pasión por la lectura y la escritura con más personas.

En fin, como siempre, gracias por formar parte de Palabras y letras durante 2018 y nos seguimos leyendo en 2019. 




Read More

Propósitos literarios del 2019

domingo, diciembre 30, 2018

6 comentarios


Este año hice una lista de propósitos literarios que quería cumplir. En general creo que no me fue tan mal con esto (pueden leer sobre ellos dando clic aquí), y creo que es buena idea volver a ponerme algunos retos que quiero cumplir en 2019 respecto a lo que leo. Voy a repetir algunos de los que me planteé para 2018, sólo porque creo que son necesarios, así que, acá vamos. 

Propósitos del 2019


I. Leer al menos 50 libros. Creo que 50 es una buena cantidad y no me estreso tanto. Este año quería leer 55, pero por muchas cosas, apenas logré 50, así que creo que es mi número indicado.

II. Leer 3 novelas gráficas y/o cómics que haya querido leer desde hace mucho tiempo. He descubierto que los cómics y las novelas gráficas me gustan muchísimo y este año leí varios. Quiero leer más y hay unas cuantas a las cuales les he puesto el ojo desde hace tiempo, así que intentaré leer esos en especial.

III. Leer más libros de mi TBR actual. Ya me entra la culpa cuando veo mi librero lleno de libros que no he leído y que están ahí desde hace siglos, así que quiero continuar disminuyendo esta lista de libros por leer.

IV. Sólo comprar un libro por cada libro de la TBR que termine. Este año... bueno, planeo muchas cosas y algunas de ellas necesitan que administre muy bien mi dinero, así que el plan es gastar lo menos posible en libros, a ver qué pasa.

V. Leer al menos dos libros de no ficción. Es el reto más grande, porque realmente quiero leer muchos libros de no ficción, pero nomás no, nomás no. Así que del 2019 no se me escapan.

VI. Leer más libros de teoría feminista. Pues esto no requiere explicación, más allá de comentar que estoy muy poco informada respecto a esto y quiero, necesito, informarme.

VII. Asistir a eventos literarios. ¿Será que este año se me haga ir a algún evento literario, aunque sea chiquito?

VIII. Participar en actividades con la comunidad bloguera. Me he alejado mucho de la comunidad, la verdad. Debo admitir que nunca fui muy paricipativa, pero creo que es importante no continuar alejándome. Así que si tienen lecturas conjuntas o discusiones planeadas para 2019, échenme un grito.

IX. Mantener activo el blog. Esto incluye no postergar reseñas y crear contenido para el blog; así como pasarme por otros blogs más constantemente. ¿Lo lograré? Esperemos que sí.

X. Reorganizar todos mis libros. Propósito de último momento, porque sí: necesito reorganizar todo. Quiero obsequiar/cambiar/vender algunos libros que ya no considero esenciales en mi espacio.


¿Ustedes tienen propósitos para el 2019?

Read More

Recuento de propósitos literarios del 2018

sábado, diciembre 29, 2018

2 comentarios


El año pasado me hice una lista de 8 propósitos literarios para este año que termina y como ya estamos a nada de comenzar el 2019, quiero hacer una nueva lista. Antes de eso, no obstante, quiero hacer el recuento de lo que pasó con mis propósitos para este año. Pueden leer la entrada en la que escribí sobre esto dando clic aquí.

Propósitos del 2018


I. Leer al menos 50 libros. Con mucho esfuerzo, pero logré el propósito. Claro que mi recuento del libros incluye novelas gráficas, cómics y manga. ¿Es eso hacer trampa? Siempre me lo he preguntado. Pueden ver mi reto de lectura de Goodreads por acá. Mi reto originalmente era de 55 libros, pero decidí bajarlo a 50 al último momento, ja.

II. Leer más cómics y novelas gráficas. Definitivamente fue el reto que cumplí este año, pues la mayoría de mis lecturas entran en esta categoría. También leí muchos webcómics, algunos de ellos ya terminaron y otros, la mayoría, continúan publicándose, así que no los contemplé en mis listas de lectura. 

III. Leer al menos 10 libros de mi TBR list actual. Logré leer 14 libros de mi lista de libros por leer. Aún tengo varios libros que no he leído, pero la lista disminuyó considerablemente durante este año y eso me alegra mucho.

IV. Sólo comprar un libro por cada libro de la TBR que termine. Este año no compré muchos libros, y sí fue más o menos equivalente a los libros que leí de la TBR, pero continué haciendo lo de siempre y que son mis dos modos en esto de comprar y leer los libros que compro: comprarlo y dejarlo en el librero eternamente o comprarlo y leerlo ese mismo día. No conozco los puntos medios, amigos. 

V. Asistir a eventos literarios. Nope. Next.

VI. Leer más no-ficción. Tampoco ocurrió. Soy una desgracia. Tengo un par de libros de no ficción que están en mi lista de libros que realmente quiero leer, pero no les miento cuando digo que este año se me pasó demasiado rápido. Les juro que apenas ayer era enero y hacía mi lista de propósitos literarios. 

VII. Leer más poesía. Leí 2 libros de poesía: Milk and Honey de Rupi Kaur y Carta al mundo, de Emily Dickinson. Es mucho más de lo que esperaba leer, la verdad, y considerando que en otros años no leí absolutamente nada de poesía, lo considero un win. Sigo sin encontrar el amor a la poesía que muchas personas que conozco sí tienen. Me gustaría encontrar en la poesía algo que me llene y que me entusiasme. Aún sigo en esa búsqueda, y si tienen sugerencias, se los agradecería muchísimo.

VIII. No postergar las reseñas. Reitero: soy una desgracia. No sólo continué postergando las reseñas, sino que apenas si reseñé mis lecturas. Creo que cada año que pasa me alejo más del blog en vez de enfocarme más en él. Es difícil continuar aquí al cien por ciento, lo admito, pero intento no abandonarlo del todo. Palabras y letras es un rinconcito muy importante para mí, así que, incluso si mis reseñas y publicaciones son cada vez más esporádicas, no está en mis planes abandonarlo. 

Y así con mis propósitos. La lista de los propósitos del 2019 ya está casi lista y la publicaré pronto. ¿Ustedes hicieron una lista similar? ¿Cumplieron sus propósitos literarios?

Read More

Life Outside the Circle, de Rami H-P Lehkonen

domingo, diciembre 23, 2018

4 comentarios


LEHKONEN, Rami H-P. Life Outside the Circle. Webcómic.
★★★★★

Sami hereda la propiedad de su abuela y decide irse a la provincia en Finlandia a cuidar del lugar. Sin embargo, acostumbrado a la ciudad y sus ventajas, a Sami le es un poco complicado adaptarse a lo que significa vivir en el campo desde el momento en el que baja del tren. A falta de transporte hacia el lugar al que él se dirige (el último ya salió y no habrá otro hasta el día siguiente), Sami se dispone a caminar quién sabe cuántos kilómetros hasta llegar a su nuevo hogar.

De más está decir que no resulta una idea muy buena, no con el frío en esa zona de Finlandia y sin la ropa adecuada. Así es como Sami se encuentra a mitad del camino a su propiedad, medio congelado y cuestionando cada una de sus decisiones, pero eso sí: con las mejores fotos para sus redes sociales.

Afortunadamente para Sami, por ahí pasa Juha, un camionero de la zona, quien se apiada de su pobre alma subiéndolo a su camión. Coincidentemente, Sami y Juha son prácticamente vecinos y una vez que Sami se instala en su nueva casa... bueno, digamos que Sami se propone a lograr que el tímido Juha le diga lo obvio: que se siente atraído por él.

Life Outside the Circle es un webcómic que encontré en Webtoon hace unos meses. Me llamó mucho la atención el título y el dibujo y comencé a leerlo sin saber que, pronto, se convertiría en uno de mis favoritos. Cuenta la historia de Juha y Sami, quienes se conocen en la provincia Finlandesa. Juha maneja un camión y es papá soltero; Sami es un artista trans con un sentido del arte bastante peculiar, y juntos son tan hermosos. Esta historia es sobre conocer al otro, amar sus virtudes y sus defectos, buscar una relación bonita basada en la comunicación, y muchos, muchos HASHTAGS. 

El cómic es de humor y romance, y resulta muy divertido ver cómo las personalidades tan distintas de Juha y Sami se complementan muy bien. Sumémosle la presencia de Maiju, la hija de Juha, quien es todo un personaje, y entonces tenemos a una familia súper adorable. El cómic trata otros temas también, como la homofobia de algunas personas (en especial en la provincia, pero que también existe en las ciudades), la importancia de la comunicación en toda relación y la ansiedad ante lo desconocido.

Los personajes son muy interesantes y nada planos. Cada uno de ellos tiene su personalidad, sus miedos y sus metas: son personajes muy, muy humanos. Si les interesa leer cómics (webcómic, en este caso), les recomiendo que le den clic a este enlace y vayan a leer esta historia. No se arrepentirán. 
Read More

Winter, de Marissa Meyer

lunes, diciembre 17, 2018

6 comentarios


MEYER, Marissa. Winter. V&R Editoras. 856 páginas.  
★★★

Seguimos con las Crónicas Lunares. En este caso, les traigo mi comentario sobre el último libro de la saga. Nos habíamos quedado en Cress, durante la cual los personajes se ven envueltos en diferentes problemas. El más grande de ellos: ¿cómo rayos harán para derrocar a la terrible reina Levana y rescatar a todo el planeta Tierra sin morir en el intento?

Winter toma su título precisamente de la princesa Winter, hijastra de Levana. Es una chica dulce y amable que no parece encajar para nada con el resto de los habitantes de Luna. Además, es alguien que ha tomado la decisión, voluntaria y consciente, de no utilizar su don, y eso le ha traído consecuencias: es víctima de alucinaciones que cada vez se vuelven más graves. Winter es un personaje interesante, con una mezcla de inocencia, astucia y corazón que hacen que me caiga bastante bien.

Ahora, esta última parte de la historia te va llevando de la mano hasta el final. Personalmente creo que le falta un poco de fuerza a este final, precisamente. Me gustó mucho más Cress, quizá porque es el libro en el que realmente se ponen buenas las cosas y cuando se ve mayor desarrollo en los personajes y en la historia, pero este final no estuvo mal, de hecho creo que es bastante apropiado para toda la historia. Aún hay algunos cabos sueltos, desde mi perspectiva.

Ahora, este último comentario es algo cien por ciento personal: tras leer la historia, me quedé pensando en que es demasiado heterosexual y predecible en el sentido de las relaciones de los personajes... ¿supongo que esa es la esencia que mantiene de los cuentos de hadas? No que eso esté mal, pero últimamente he leído tantas historias con personajes LGBT+ que, de pronto, regresar a las historias heteronormativas, se me hizo súper raro. Dénme más inclusión, por favor. (O, lo que es casi igual: make it gay, you cowards!).

Después de leer Winter, me quedé con ganas de leer más de los personajes de las Crónicas Lunares, así que leí Stars Above, que es una pequeña antología con relatos cortos de los personajes de la saga. Disfruté mucho leyendo sobre la vida de estos personajes antes de toda la historia. En especial me gustó mucho la historia de Wolf y la del final, que también se centra en él y en Scarlet. De hecho, ellos dos son mis personajes favoritos de toda esta historia.

En general, creo que las Crónicas Lunares están bien. No son mi YA favorito y tampoco entra en mis lecturas favoritas de este año, pero están bastante entretenidas. A pesar de que los libros iban haciéndose cada vez más grandes, el ritmo era súper fluido y no es una lectura que se vuelva pesada, al contrario. Eso lo considero un gran acierto, porque hacen que quieras leer más para saber cómo rayos se resuelve todo.

Marissa Meyer logró interesarme. Creo que su forma de reinterpretar a los personajes de los cuentos de hadas es buena. Al menos a mí me gustó. Con cada título me preguntaba cómo iba a hacer de Cenicienta, Caperucita Roja, Rapunzel y Blancanieves personajes que encajaran en este mundo futurista en el que se desarrolla la historia y, de alguna manera, Meyer lo consigue y eso, me parece, es de aplaudirle.

Aún hay algunas historias que tengo pendientes de todo este verse, pero, por ahora, me daré un descanso de estos personajes.
Read More

Booktag: Libros deseados

lunes, diciembre 10, 2018

12 comentarios


Como últimamente no he estado muy activa, busqué algunos booktags que podría hacer y encontré este Butterfly Kisses. Es un tag de hace algunos años, pero me pareció interesante. Este booktag tiene una mecánica sencilla: sólo hay que responder una serie de preguntas relacionadas con nuestra infinita lista de libros que queremos leer. Me tomé algunas libertades para reestructurar las preguntas y agregar unas más.

1. ¿Qué libro ya publicado deseas tener?

La lista es enorme, pero últimamente quiero tener unas ediciones preciosas que Alianza está sacando. Me enamoré de las ediciones que sacaron de las hermanas Brontë por el centenario de Emily. Es que, sólo véanlas:



2. ¿Qué libro que aún no se publica deseas tener?

La trilogía Dreamers de Maggie Stiefvater. Es una trilogía que tiene como protagonista a Ronan Lynch, uno de los personajes secundarios de The Raven Cycle y mi favorito de esta saga. Desde que Stiefvater publicó la noticia de que estaba trabajando en una nueva obra, centrada en Ronan y en su habilidad como soñador, he estado muy entusiasmada al respecto. Maggie da actualizaciones de vez en cuando, en sus redes sociales, sobre el progreso de la obra. Dice que está en fase de edición del primer libro y yo ya quiero tenerlo en mis manos.

( x )


3. ¿Qué libro desearías que tradujeran?

Ay, Annie on My Mind, de Nancy Garden {reseña} Es un libro muy bello que, me parece, más personas deberían leer. Yo lo amé mucho y ya he dicho que mi visión sobre él está muy sesgada precisamente por eso y no soy realmente objetiva al hablar de él, pero es en serio cuando digo que sería bien lindo si más personas lo leyeran, en especial si les interesa el contenido LGBT+

4. ¿Qué libro deseas tener sólo por su portada?

Culpo a bookstagram por todos los libros que quiero tener precisamente por este detalle. ¿Han visto cómo las editoriales parecen estar a mitad de una lucha por ver quién publica la portada más bella? El otro día justamente vi una fotografía con una portada bellísima de Jamaica Inn, por Daphne du Maurier (edición de Virago, una editorial que, además, sólo publica libros escritos por mujeres), uno de los libros que llevo años queriendo leer. De hecho, he querido leer a du Maurier desde hace mucho, sólo que no se ha dado la oportunidad. Miren, ésta es la portada:


5. ¿Qué libro deseas leer por su sinopsis? 

Los restos del día, de Kazuo Ishiguro:

Inglaterra, julio de 1956. Stevens, el narrador, durante treinta años ha sido mayordomo de Darlington Hall. Lord Darlington murió hace tres años, y la propiedad pertenece ahora a un norteamericano. El mayordomo, por primera vez en su vida, hará un viaje. Su nuevo patrón regresará por unas semanas a su país, y le ha ofrecido al mayordomo su coche que fuera de Lord Darlington para que disfrute de unas vacaciones. Y Stevens, en el antiguo, lento y señorial auto de sus patrones, cruzará durante días Inglaterra rumbo a Weymouth, donde vive la señora Benn, antigua ama de llaves de Darlington Hall. Y jornada a jornada, Ishiguro desplegará ante el lector una novela perfecta de luces y claroscuros, de máscaras que apenas se deslizan para desvelar una realidad mucho más amarga que los amables paisajes que el mayordomo deja atrás.

6. ¿Qué libro deseas leer porque tiene buenas críticas?

Circe, de Madeline Miller. Leí The Song of Achilles y me gustó lo suficiente como para considerar leer más de la autora. No lo considero una prioridad, pero el libro ganó la categoría de Mejor libro de fantasía de este año en Goodreads, así que eso hace que me den más ganas de leerlo para ver qué tal.

7. ¿Qué libro deseas leer porque conoces (y te gusta) a su autor/a?

All the Crooked Saints, de Maggie Stiefvater. De esta autora sólo he leído la (ya mencionada) saga The Raven Cycle, incluyendo Opal, la historia corta de uno de sus personajes. Y no sé, hay algo en su estilo, en los temas que toca y en la forma como escribe que me gusta mucho. All the Crooked Saints es un libro que he querido leer desde hace mucho y que ya tengo en mi poder, pero aún no me he dado el tiempo para empezarlo. Además de que se lee interesante, la portada es una belleza. 



8. ¿Qué libro deseas que más personas leyeran?

Mi novela. Dreams from the Witch House: Female Voices of Lovecraftian Horror, la antología que reseñé este año. Es un libro que contiene 19 cuentos escritos sólo por mujeres, todos alrededor del tema lovecraftiano: personajes y criaturas de H.P. Lovecraft, emociones, sensaciones de horror muy similares a las que produce este autor en su obra. Creo que muchas más personas deberían darle una oportunidad a todos estos textos. Mi reseña la pueden leer por acá.

9. ¿Qué libro deseas leer porque parece perfecto para ti?

All Out: The No-Longer-Secret Stories of Queer Teens throughout the Ages. Es una antología de relatos cortos con personajes queer. Y. Yo. La. Quiero. Leer. De hecho, quiero leer todo lo que sea queer because of reasons.



10.  ¿Qué libro deseas que te obsequien por tu cumpleaños?

Son muchos, la veerdad. Tengo una Wishlist y mi cumpleaños es el 10 de enero *wink wink*


¿Y cuáles son los libros que ustedes desean?

Read More

Cress, de Marissa Meyer

sábado, diciembre 01, 2018

6 comentarios


MEYER, Marissa. Cress. V&R Editoras. 584 páginas. 
★★★★

Hace tiempo que este libro estaba en mi poder, pero por una u otra razón, no me daba el tiempo para leerlo. De hecho, quizá hubiera pasado un buen rato antes de decidir leerlo si no es porque varias personas en Instagram me sugirieron que lo leyera porque era el mejor de la saga.

Cress es la tercera parte de las Crónicas Lunares, una historia que mezcla los cuentos de hadas reinterpretados con algo de ciencia ficción en un YA de 4 libros y algunos relatos cortos. Esto seguramente ya lo conocen y, posiblemente, si están leyendo esta reseña es porque ya han leído, al menos, hasta este libro. Así que no voy a ahondar mucho aquí y pasaré a lo demás:

Esta tercera parte tiene su nombre en Cress (Crescent Moon), una chica que ha vivido encerrada en un satélite y cuyo trabajo es ser hacker y espía de la reina Levana de Luna. Esta Rapunzel reinventada ha sido testigo de lo que han hecho los habitantes de Luna. Ahora, Cress es un personaje que aparece brevemente en otro de los libros, es ella quien se pone en contacto con Cinder para avisarle sobre parte de los planes de Levana.

En fin, en esta parte de la historia, Cress pasa a formar parte del equipo Cinder después de que intentan rescatarla de su satélite. Y digo intentan, porque las cosas no resultan como esperan y, al final, el equipo se separa durante un buen rato. Es gracias a esa separación que los personajes se ven en la necesidad de modificar sus planes para derrocar a Levana del trono en Luna y terminar con el conflicto que existe entre Luna y la Tierra. También, ese suceso ayuda a que se dé un cambio y desarrollo entre los personajes y sus relaciones. 

Comencé a leer Crónicas Lunares hace 3 años y si bien me pareció una historia entretenida, no me provocó la emoción que a otras personas. Decía anteriormente que en Instagram hubo algunas personas que me animaron a leer Cress y que me aseguraron que era el mejor libro de la saga. Cress es un libro que disfruté mucho, se me pasó muy rápido y sí, también es el libro que más me ha gustado en la saga.

Si hay algo que ocurre en Crónicas Lunares, es que los personajes tienen una evolución que se hace evidente en cada libro, pero Cress tiene esos pequeños grandes detalles que obligan a los personajes a tomar decisiones todo el tiempo. Eso es algo que me gustó: es un libro muy dinámico y fluido y si bien el personaje de Cress no es mi favorito, creo que entre su inocencia y su determinación, sí es un personaje al que tengo en buena estima.

Hay más que quisiera decir sobre la saga en general, pero me esperaré a la reseña de Winter para hablar de ello. Por lo pronto, pueden leer las reseñas de Cinder y Scarlet en el blog.


Read More

La verdad tras los secretos (fragmento)

lunes, noviembre 19, 2018

No hay comentarios


¡Hola! Uff, estos días han sido una locura y no me había dado el tiempo para compartirles esto. Desde hace un mes, más o menos, les he hablado sobre mi novela y esto y aquello. Les había comentado en esta entrada, que la novela existe impresa y que iba a esperar a después del 11 de noviembre para hablar sobre distribuirla. 

No les hago largo el cuento y sólo les comento que no me fue como esperaba en la venta de libros durante el evento al que fui, así que tengo muchos aún, para aquellos interesados en adquirir una copia física. Sin embargo, aún estoy poniendo en orden muchas cosas antes de anunciar lo de su venta (que seguramente será sólo dentro de México, por lo pronto), y también estoy en lo de hacer el ebook para comenzar la venta digital. 

Mientras tanto, quisiera compartirles un adelanto de la novela: las primeras páginas del primer capítulo. Me gustaría que le echaran un ojo y fueran viendo de qué va más o menos, antes de decidir comprarla. 


PARA LEER EL FRAGMENTO

Read More

National Novel Writing Month

sábado, noviembre 03, 2018

No hay comentarios


Seguramente muchos lo saben, pero para aquellos que no, les cuento: noviembre es el mes del National Novel Writing Month, conocido sólo como NaNoWriMo o NaNo. Es un evento internacional en el que escritores de todo el mundo intentan cumplir con la meta de escribir una novela de al menos 50 mil palabras durante los 30 días del mes de noviembre.

Desde hace unos dos o tres años, he intentado lograr la meta de las 50k palabras en el mes de noviembre, pero he comprobado que este mes es el peor para mí. Es cuando más trabajo tengo, cuando más pendientes debo completar o cuando algo ocurre así de improviso, y nunca paso de las 10k en mis proyectos del NaNo. Creo que también influye mucho el hecho de que mis decisiones de participar en el evento son de último momento y termino escribiendo algo sin mucho sentido.

Este año participé en el Camp NaNoWriMo, como les comenté en esta entrada de por acá. Es un evento similar al NaNo de noviembre, con la diferencia de que en el Camp, tú eliges la cantidad de palabras o el tipo de proyecto a terminar. En mi Camp de este año, mi meta fueron 25 mil palabras, que cumplí escribiendo relatos cortos y avanzando con otro proyecto. Algunos de esos cuentos los llevaré a la misma convención que mencioné en la entrada sobre el libro que escribí.

¿A qué viene la entrada de hoy? Pues verán, este año no participo en el NaNo otra vez, pero es más porque hace unas semanas tuve un problema por culpa del estrés (estaba súper tensa y me dolía todo, en especial la espalda y los brazos), y como no quiero estresarme, planeo mejor participar en el Camp del próximo año, quizá con 30 o 40 mil palabras. Aún no sé. Sin embargo, aunque este año no participo en el NaNoWriMo, sí quiero compartirles una parte que me gusta mucho de mi proyecto del año pasado, que aún está inconcluso.


Fragmento del NaNoWriMo 2017

En el camino que tomo para volver a casa después del trabajo, paso por una calle bordeada por un montón de árboles en los que viven cientos de pájaros. En días en los que salgo algo tarde, cuando el sol comienza a meterse, es posible escuchar el constante trinar de los pájaros que regresan a sus respectivos nidos después de un largo día. Mientras camino por aquellas calles, intento descifrar qué es lo que dicen las aves entre sus gorjeos airados y el batir constante de alas. Por alguna razón, me hacen pensar en las vecinas que teníamos cuando yo era una niña y cuyas voces siempre escuchábamos a lo largo del día. 

Aquellas mujeres vivían en la casa de al lado desde mucho antes de que yo naciera. Los recuerdos que tengo de ellas son de sus voces escuchándose a través de sus ventanas abiertas y que llegaban hasta nosotros desde el jardín. Recuerdo que sus voces eran el ruido de fondo en nuestros almuerzos y meriendas. No creo haber prestado atención a sus conversaciones en más de dos o tres veces, no por falta de curiosidad, sino porque cuando hablaban, lo hacían rápido, pisando las palabras de la otra de manera interminable, y pocas veces era capaz de entender qué era lo que había ocasionado la discusión en turno, porque la mayor parte del tiempo sus charlas eran más bien eso: discusiones. 

En algún momento del cual no estoy muy segura, sus voces dejaron de ser motivo de distracción para mí, así como al resto de mi familia parecía no importarle el constante barullo. A pesar de mi mente de niña curiosa, pronto pasaron a ser parte más del ambiente en la cocina, junto con los colores brillantes de las losas y el aroma de la comida preparada por mamá. Había días en los que no era consciente de sus voces hasta que alguna de mis hermanas reía por lo bajo o mamá murmuraba un “ay, Dios, ahí van otra vez”. 

Nunca supe sus apellidos y no estoy del todo segura de si los nombres con los que les hablábamos eran reales, pero para nosotros siempre fueron las señoritas Lina y Dunia. Así, juntas y en plural, porque era difícil hablar de ellas de forma singular, pues si no se la pasaban hablando casi al mismo tiempo, las veíamos salir juntas de su casa por las noches, y regresar por las mañanas con los brazos entrelazados, inmersas en una nueva discusión. 

Las señoritas Lina y Dunia eran dos mujeres más jóvenes que mamá pero definitivamente más grandes que mi hermana mayor, que para ese entonces, y a sus casi diecisiete años, ya me parecía un adulto. Lina era un poco más alta que Dunia, pero eso era algo que casi no se notaba porque Dunia solía usar zapatos de tacón, lo que la dejaban a la misma altura que Lina. Nosotros sabíamos que era más bajita porque las veíamos pasear por su jardín algunas mañanas, y en esos momentos Dunia parecía preferir sandalias y, en ocasiones, hasta ir descalza. Dudo mucho que otras personas supieran cuál era la verdadera diferencia de estatura entre las dos.

Nunca hablé mucho con ellas. Nuestras escasas conversaciones se limitaban a los buenos días o las buenas tardes, dependiendo de la hora en que nos encontráramos. A veces me preguntaban por mamá o por la escuela. Sé que les respondía y sé que, al final, nuestras conversaciones se convertían en una nueva discusión para ellas, quienes pronto se olvidaban de mí y continuaban su camino hablando entre palabras rápidas que nunca me esforzaba por comprender.

En una ocasión, las observé mientras salían de su casa, cuando el sol comenzaba a meterse. Creo que yo tendría unos diez años y aquella era una de esas tardes extrañas en las que prefería pasar tiempo con mamá a jugar con mis hermanas y mis primas, que se habían reunido en la calle para andar en bicicleta junto con otros niños. Dunia tenía el brazo entrelazado con el de Lina y charlaban en palabras bajas, sin signos aparentes de discusión. Mientras caminaban, Lina trastabilló y Dunia la sujetó con fuerza para evitar que cayera al piso. Pensé que alguna haría un comentario que las llevaría a una nueva riña. En vez de eso, Dunia puso los ojos en blanco y acomodó el vestido de Lina, que se había levantado un poco. Lina sonrió como nunca le había visto hacerlo, antes de ser ella quien entrelazara su brazo con el de Dunia y continuar con su camino hasta perderse en la acera.   

Ahora me doy cuenta de que eran personajes fuera de este mundo y que sus constantes discusiones eran su manera de expresar su afecto. Si bien no siempre prestaba atención a sus palabras, sí veía cómo se miraban una a la otra. Aquella ocasión en la que Lina casi tropieza fue solo la primera de muchas veces en las que las observé discretamente. Notaba sus sonrisas divertidas a mitad de las discusiones, como si esos momentos en los que intentaban callar a la otra hablando más fuerte o más rápido, formaran parte de algún extraño ritual que sólo ellas dos conocían. Incluso siendo niña comprendí que se amaban, de una forma que yo no había visto antes y que era poco convencional, pero entre ellas había amor. 

Lina y Dunia se fueron de la casa de al lado después de un tiempo, cuando yo tenía unos trece o catorce años. Se fueron por la noche como hacían siempre y en la mañana no pasó mucho tiempo para que notáramos su ausencia en el silencio extraño que nos acompañó en la mesa. Mis hermanas hicieron algún comentario sobre ellas; mamá respondió de la única manera como podría hacerlo: deseándoles lo mejor, en el lugar en el que estuvieran. Yo guardé silencio, pero pensé que, si estaban juntas, no importaba el lugar, porque siempre serían un plural y eso era lo que importaba. Nunca las volví a ver. 


Creo que por aquí son pocos los que han leído alguno de mis textos, así que: así es como escribo. Pronto les traeré también un fragmento de mi novela corta, para que sepan un poco cómo está narrada la historia y más o menos de qué va. En todo caso, recuerden que pueden agregarla a sus Wish to read de Goodreas si dan clic aquí. Y si hay alguien por aquí en pleno NaNo: ¡mucho éxito, ustedes pueden lograrlo!

Read More

Witches of Lychford, de Paul Cornell

martes, octubre 30, 2018

4 comentarios

CORNELL, Paul. Witches of Lychford. Tor.com. Edición Kindle. 144 páginas.
★★★

Una bruja, una escéptica y una religiosa se unen para salvar el mundo. ¿Qué tal eso? Suena extraño, ¿no? Pues dejen que les cuente de qué va Witches of Lychford.

Los pobladores de la villa de Lychford se encuentran divididos por primera vez en años, todo por culpa de un proyecto para construir un supermercado en el centro del lugar. Algunas personas apuestan por la oportunidad de empleo que traerá el proyecto; otras están en contra de que se modifique la apariencia del pueblo. Entre los vecinos que están en contra, se encuentra Judith Mawson, una señora entrada en años, amargada y con fobia a la oscuridad. Ahora bien, ella está en contra, no por nostalgia, como pensarían algunos, sino porque sabe la verdad: Lychford está construido sobre el límite que divide el mundo humano de otro lleno de pesadillas y terror. 

Lamentablemente, cuando Judith intenta alertar a los vecinos sobre lo que ocurre, lo único que ocasiona es que la consideren un vieja senil (en retrospectiva, quizá gritar que la construcción era una locura, justo a mitad de una asamblea, no fue el movimiento más inteligente). Desesperada, decide buscar ayuda en las únicas dos personas que podrían ayudarle: Autumn, la dueña de una tienda mágica en Lychford, y que no es muy creyente de la magia que digamos; y Lisa, la reverenda local. 

Éste es uno de esos libros que no conocía y que decidí leer por azares del destino. Resulta ser que Maggie Stiefvater, la autora de la trilogía The Raven Cycle, lo leyó y lo puntuó con cinco estrellas en Goodreads. Me dio curiosidad y lo leí. Es una novela corta y entretenida que vino bien para estas fechas otoñales con vibras de Halloween, etc., etc.

Ahora bien, la historia está interesante, me entretuvo bastante y es rápida de leer; sin embargo, creo que mis expectativas respecto a ella eran muy altas. Creo que hay algunos detalles en los que el autor pudo ahondar un poco más (la historia de Autumn, por ejemplo, y cómo es que termina liándose con alguien del mundo de... las hadas. Suena menos ridículo en inglés, la verdad). Me habría gustado saber más de ella, en realidad. De las tres mujeres que se encargan de salvar al mundo, ella es la que más me intriga.

Éste es el primero de otros libros que ocurren en el mismo lugar, aunque la historia es autoconclusiva. Por lo pronto, no está en mis planes leer los demás, pero si lo hago ya les estaré contando de qué van. 


Read More

Annie on My Mind, de Nancy Garden

sábado, octubre 27, 2018

8 comentarios

Garden, Nancy. Annie on My Mind. Farrar Straus Giroux. 2007. 263 páginas.
★★★★★

Una tarde lluviosa, Liza Winthrop escucha una voz femenina cantando en el Museo de Arte Metropolitano en Nueva York. Con curiosidad, se acerca a la sala de donde proviene el sonido para descubrir a una chica llamada Annie Kenyon, con quien congenia de inmediato. Aunque sus contextos son completamente diferentes (Liza vive en  Brooklyn Heights y va a un colegio privado; Annie vive con sus padres y abuela en un pequeño departamento cerca de Manhattan) ambas se vuelven muy buenas amigas. Poco a poco, esa amistad comienza a cambiar a algo diferente, hasta que finalmente ambas se dan cuenta de que están enamoradas.

La historia está narrada en primera persona, desde la perspectiva de Liza. Comienza con una carta en la que Liza le escribe a Annie lo mucho que le apena no haberle escrito antes ni haber respondido sus cartas. A partir de ese momento, Liza hace un repaso por la historia de ambas, desde que se conocen y se hacen amigas, cuando enamoran y ella, al menos, tiene que hacer las pases consigo misma al darse cuenta de que es gay; hasta que ocurre algo que pone en peligro su relación y que es la razón por la que Liza perdió contacto con Annie.

Escribir esta reseña me tomó mucho tiempo, principalmente porque aún no siento tener las palabras suficientes para expresar todo lo que sentí al leer Annie on My Mind. Quizá debería comenzar por decirles, precisamente, que no esperaba encontrar una historia que me hiciera sentir tanto. Me hizo pensar mucho en mi propio camino para, primero, darme cuenta de que soy LGBTQ+ y, después, en el proceso que aún vivo para salir del clóset. Esa es historia para otro momento... una que quizá no cuente aquí, pero, en cierto sentido, hubo momentos en los que me ponía en el lugar de Liza o de Annie.

Muchas de las dudas de Liza, no tanto respecto a su amor por Annie, sino a lo de no ser heterosexual, fueron algunas que tuve en algún momento de mi vida. Si bien mi propia historia para dame cuenta de que soy bisexual no es dramática ni nada por el estilo, a veces es imposible no encontrar ciertas similitudes, aunque sean nimias, con la de Annie o Liza. No puedo decir que me sentí cien por ciento identificada con los personajes de esta historia, porque mi vida y las de ellas no tiene mucho en común, pero a mis 26 años, esta novela me hizo sentir lo que, creo, la autora quiso hacer sentir a los adolescentes de la época en la que la escribió: que es posible tener una vida feliz y llena de amor, incluso si tu amor no es lo que muchos consideran correcto, incluso si amas a otra mujer.

Quizá por todo esto es que mi reseña no es muy objetiva, y también por eso le di cinco estrellas en Goodreads, porque me parece un libro muy hermoso a nivel bien personal. Me tomó tiempo terminarlo porque sabía que, eventualmente, habría algo que pondría en peligro la felicidad de Liza y Annie, y estaba en negación. Su historia iba tan hermosa que realmente temía aquello que cambiaría todo. Pero leerlo valió la pena. Este libro muy bello y creo que más personas deberían leerlo.

Ahora, la novela también tiene historia. La primera es que Nancy Garden, su autora, escribió este libro con la intención de que existiera una historia con personajes LGBT+ que tuvieran una vida feliz, porque hasta antes de Annie, los pocos libros que pasaban la censura y eran publicados, solían tener finales moralizantes, en los que los personajes se "redimen" o, en otros casos, en los que mueren.  La novela es de los 80 y en ella, de hecho, se toca el tema de la homofobia. Sin embargo, así como Garden quiso, la historia tiene ese final feliz y esperanzador que toda persona enamorada quiere tener, y eso me deja muy contenta.

La segunda parte de la historia sobre este libro, es que en 1993 este libro fue quemado públicamente por padres conservadores después de que fuera donado (junto con  All-American Boys, de Frank Mosca) a una biblioteca pública en Kansas. Honestamente, cuando leí el libro y supe sobre ello pensé que era algo muy del siglo pasado, de manera muy literal, pero hace unos días un hombre subió un video a internet en el que quema algunos libros infantiles de temática LGBT+ y me enfada y me pone triste que haya gente tan imbécil en este mundo.

Quizá debería escribir algo diferente para hablar de ello.

En fin, después de todo esto sólo quiero repetirles que Annie on My Mind es un libro muy bello, que deberían darle una oportunidad (en especial si buscan leer más contenido LGBT+) y que, si lo leen, no duden en decirme qué les pareció para poder fangirlear con alguien.


Read More

Escribí un libro... y lo voy a publicar

martes, octubre 16, 2018

15 comentarios


Hace tiempo quería escribir sobre esto. Ya en una entrada previa les hablé sobre mi experiencia en el Camp NaNoWriMo y mencioné sobre mi gusto por la escritura. Lo dije algo así como que, como muchos otros blogueros y personas apasionadas de la lectura, me encanta escribir y mi sueño es publicar algún día.

A decir verdad nunca consideré hacer mucho respecto a este sueño (además de ponerme a escribir), porque pensaba que sólo debía aventarme al ruedo hasta que "fuera buena". Evidentemente, esto de "ser bueno" es súper relativo y con las herramientas actuales que permiten la autogestión para los creadores independientes, creo que es mejor empezar poco a poco y ver a dónde me lleva esta aventura.

Así que, amigos, escribí un libro. 

En realidad, lo escribí hace unos dos años, pero sólo el año pasado comencé a tomarme seriamente esto de autopublicarlo. Hay muchos otros escritores autopublicados allá afuera y pensé que podría intentar de esa manera, más que probar suerte con editoriales (que es algo que aún quisiera hacer, pero es historia para otro momento). Para no hacer larga esta explicación, el año pasado fui a una convención yaoi/bl en CDMX. Si bien no considero que mi trabajo sea exclusivamente yaoi/bl, sí tengo predilección por los temas y/o personajes LGBT+, y la convención, con sus rarezas, fue un foro interesante para conocer a personas que están haciendo cosas por sus propios medios (principalmente ilustradores y artistas gráficos que están haciendo álbumes, cómics y hasta videojuegos). 

Este año vuelvo a participar y llevo mi novela, junto con cuatro cuentos que, por la temática del evento, tienen parejas y/o personajes LGBT+

La verdad tras los secretos
Cintia Jiménez


En una choza junto a la playa, vive un hombre que tiene el poder para conocer los secretos de cualquier persona que tenga en frente. Pocos son los que se aventuran a ir a su hogar, pero dicen que, a cambio de un precio justo, aquel hombre es capaz de responder a cualquier pregunta.

Gregorio no cree en lo sobrenatural, mucho menos en hombres que aseguran conocer tus secretos. Sin embargo, sí necesita una respuesta a una pregunta muy importante: ¿qué pasó con el amor de su vida?

La verdad tras los secretos es una historia sobre encontrar el amor en quien menos lo esperas y cuando menos lo esperas. Menciono algunos elementos sobrenaturales y un romance m/m (protagónico). No es una historia que gire alrededor de la sexualidad de los personajes (aunque ésta sea un elemento importante), sino en su desarrollo personal, en sanarse mutuamente y en hallar paz interior.

Hago las cosas al revés y empiezo con la edición paperback en vez del e-book, como haría cualquier persona sensata. Este paperback es de edición limitada (200 ejemplares nada más), y para adquirirlo tendrán prioridad las personas del evento al que voy el 10 y 11 de noviembre en Expo Reforma (CDMX). Si todo sale bien, espero para diciembre tener el e-book en línea. Tengo que hacer muchas cosas y esto de tener un trabajo de día y sentirse escritora de noche, a veces es medio complicado (y lleno de burocracia, ¿quién lo diría?).

Oh y si todo esto funciona, para el próximo año me gustaría planear una reimpresión. Por ahora, esos 200 ejemplares, uff, los solvento sola, con mis ahorritos. Y aprovecho, ya que andamos en la autopromoción, para dejarles el enlace a mi ko-fi (aquí) por si quieren apoyar con un café simbólico.

Por lo pronto, ya pueden agregar mi libro a su Wish to read de Goodreads si le dan clic a este enlace que no se ve porque mi tema del blog no lo permite. Aunque aún no puedo ligar mi cuenta de usuario común y corriente con el libro y tener una cuenta de autor, el plan es poder hacerlo pronto. Y también, quizá por estos días les comparta algunas páginas para que vean, más o menos, si vale la pena o no darle una oportunidad a mi historia.

Read More

Vibras otoñales

jueves, octubre 04, 2018

4 comentarios


¡Hola a todos! Uff, siento que ha pasado una eternidad desde la última vez que publiqué algo por acá (y sí). Hoy vengo a saludarles y, también, a comentarles que estoy creando una nueva playlist. Si no se han percatado de ello, me encanta crear playlists y pues ahora toca una para estas vibras otoñales que ya tenemos en el hemisferio norte. 

La idea surge porque, no sé ustedes, pero a mí en otoño me dan muchas ganas de estar recostada, con una taza de té o café, y leer así. O irme a un café y pasar un rato leyendo rodeada del aroma a café y escuchando buena música. Y también me pone medio melancólica. Así que pensé: ¿por qué no hacer una lista de canciones para esos casos? Mi playlist Autumn vives, tiene muchas canciones instrumentales, porque son las que, me parece, van mejor para el escenario que les describo. 

Acá les dejo la playlist por si quieren escucharla y, como siempre, saben que pueden enviarme sus surgerencias porque amo descubrir música nueva. Eso sí, en esta lista sólo irán canciones instrumentales o relajadas. Por acá nuevamente el enlace por si el reproductor no funciona.


Read More

Dreams from the Witch House: Female Voices of Lovecraftian Horror

sábado, septiembre 22, 2018

4 comentarios

Dreams from the Witch House: Female Voices of Lovecraftian Horror. 
Varias autoras. Dark Regions Press. 2016. Edición Kindle. 
★★★★

Cuando, el año pasado, me uní a Adopta una autora y elegí a Caitlín R. Kiernan, estuve buscando sus libros. Amazon me salvó en ese momento, porque gran parte de lo que está editado de ella, se encuentra fácilmente en versiones digitales. Dentro de todo lo que encontré, hallé esta antología llamada Dreams from the Witch House: Female Voices of Lovecraftian Horror, en la cual Kiernan participó con un cuento previamente reseñado en el blog (aquí, aquí, aquí).

Esta antología surgió como un proyecto de crowdfunding iniciado a través de Indiegogo por Dark Regions Press, una editorial  independiente especializada en terror, ficción oscura, fantasía y ciencia ficción. Tras el éxito de la campaña, el libro fue publicado con un total de 19 cuentos escritos sólo por mujeres que escriben horror, ficción cósmica, weird fiction, ciencia ficción o una mezcla de todos los anteriores, y que se resume en ficción lovecraftiana. 

¿Por qué una antología llena de cuentos lovecraftianos escritos por mujeres? En la introducción del libro, es la misma editora, Lynne Jamneck, quien responde a esta pregunta al hacer un comentario muy interesante. Ella menciona que prácticamente todas las antologías de relatos inspirados en el trabajo de Lovecraft contienen material escrito sólo por hombres lo que ha hecho que en muchos casos se llegue a la conclusión de que "las mujeres simplemente no escriben ficción lovecraftiana".


En estos 19 relatos, las autoras que colaboran en la antología presentan diferentes formas de retomar el término "lovecraftiano". A veces hay referencias directas a sus obras y, en otras ocasiones, lo que las autoras logran es reconstruir las emociones de los personajes de las obras de Lovecraft. Debo decir que yo de Lovecraft conozco poco. He leído un par de cuentos y una novela suya, así que quizá mucho del toque lovecraftiano en estos relatos se me escapó un poco. Sin embargo, hay algo que sí tengo bien claro: todas estas historias abordan el horror desde la perspectiva emocional y eso, en cierto sentido, las hace más reales. 

Además de ser un libro lleno de historias geniales, Dreams from the Witch House tiene ilustraciones del artista italiano Daniele Serra: cada relato tiene su propia imagen que lo acompaña. Es por estas ilustraciones que sería genial tener la edición impresa, porque: 

(x)
Mi Kindle, con todo y su tinta electrónica, no les hace nada de justicia. 

Las "brujas" y sus historias


Shadows of the Evening (Joyce Carol Oates)

La primera historia de esta antología nos presenta a Magdalena Schön, una joven de 16 años a quien sus padres envían lejos de casa con el pretexto de cuidar a una tía. Mientras explora esta nueva vida (lejos de su familia y muy diferente a lo que imaginó) y los caminos alrededor de su nueva casa, Magdalena escucha una voz. Intrigada, se acerca al lugar de donde proviene y ahí se encuentra con un hombre que canta y canta y canta y canta... sin que pueda detenerse. Lejos de asustarse, Magdalena queda prendada de aquel hombre y las cosas se complican a partir de ese momento. 

Es la primera vez que leo a Joyce Carol Oates y quedé muy fascinada con su relato y su estilo, así que está en la lista de autoras por leer sí o sí. 

The Woman in the Hill (Tamsyn Muir)

Escrito en forma de carta, The Woman in the Hill cuenta la historia de Caroline quien, ante el temor de estar volviéndose loca, narra el momento en el que presencia un extraño suceso: es testigo del momento en el que una mujer llamada Elizabeth desaparece a través de una puerta misteriosa en la montaña. Intrigada, decide investigar al respecto, sólo para descubrir que no es la primera en desaparecer de esa manera. 

Uff, este relato fue muy bueno. El final era un tanto predecible, pero mientras leía lo que más me intrigaba era cómo es que la autora llegaría precisamente a ese final, cómo contaría lo que pasa con la mujer de la carta. 

The Face of Jarry (Cat Hellisen)

Por mera casualidad, la narradora anónima de este relato escucha hablar sobre un lugar llamado Jarry, con el cual se obsesiona aunque no sabe nada de él. Eventualmente se encuentra con un joven que accede a llevarla a Jarry, y cuando está ahí, es sólo para darse cuenta de que regresar a su hogar será difícil... muy, muy difícil.

Este cuento es corto en comparación con los dos anteriores y en contraste en el estilo de este texto y los dos previos es muy grande, aunque no del todo desagradable.  

Our Lady of Arsia Mons (Caitlín R. Kiernan)

Ambientada en Marte en algún mundo futurista, este cuento nos narra la historia de un grupo de científicos que encuentran unas ruinas antiguas en Arsia Mons, vestigios de alguna extraña y antigua civilización. Cuando una de las arqueólogas toca una escultura que está ahí, comienza a tener visiones sobre los Antiguos. 

Kiernan nos cuenta, en cerca de 10 mil palabras, una historia que está llena de matices y personajes variados y, en cierto sentido, logra recrear la sensación de horror que describe Lovecraft en la novela En las Montañas de la Locura.

The Body Electric (Lucy Brady)

¿Qué pasa cuando se mezcla un programa de Inteligencia Artificial con cuestiones más esotéricas, si no es que demoníacas? La doctora Eugenia Clark tiene un proyecto interesante: recrear la creación del universo y la vida misma a través de un programa de computadora con IA, un proyecto que muchos aseguraron que tenía que ver con crear un IA con alma.

Este cuento nos narra una de esas historias en las que las ganas de crear del ser humano (o, como dicen por ahí, sentirse un Dios) termina con consecuencias inesperadas. 

The Child and the Night Gaunts (Marly Youmans)

Un cuentito corto de un niño y sus pesadillas. A veces las pesadillas vistas desde la mente infantil son mucho más aterradoras, en especial cuando son mucho más reales de lo que a cualquiera le gustaría que fueran. 

All Our Salt-Bottled Hearts (Sonya Taaffe)

Anson recibe una llamada de su primo, quien le pide que cuide a una chica que encontró y que, en ese momento, está en su casa. Cuando llega, se encuentra con una chica llamada Gorgo, con rasgos similares a los de una sirena y que intenta, desesperadamente, regresar al mar y desaparecer ahí. Anson logra detenerla mientras le habla sobre su propia vida en la tierra y cómo es que, tristemente, nunca ha sentido el llamado del mar. 

Este relato es el primero en la antología que trata sobre criaturas acuáticas que, por alguna razón, terminan en tierra firme. Es un relato lleno de nostalgia y de esa sensación de querer regresar a casa, incluso si esa "casa" es un lugar que no conoces de primera fuente, sino porque algo en tu sangre te llama a ir a él. Es un relato muy triste, en realidad.


Every Hole in the Earth We Will Claim As Our Own (Gemma Files)

Una historia que habla sobre el amor de madre y de cómo, a veces, una madre es capaz de cualquier cosa con tal de no perder a sus hijos, sin importar las consecuencias. El relato comienza como un diálogo entre una persona anónima y un servicio telefónico para escuchar a personas con problemas de cualquier tipo que sólo quieren hablar con alguien. La historia es un poco perturbadora, si me lo preguntan.

But Only Because I Love You (Molly Tanzer)

Un par de exploradoras y su guía son perseguidas por chacales después de que se encuentran con un tesoro que estuvieron buscando por mucho tiempo. Un relato sobre la codicia y sobre el terror antes de la muerte inminente. No se crean la forma como estoy resumiéndolo, porque en realidad es mucho más profundo que esto, es sólo que es un poco complicado contar de qué va sin profundizar un poco de más en la historia misma. 

Cthulhu's Mother (Kelda Crich)

Este cuentito está bastante divertido, a decir verdad. Es sobre un par de adoradores de Cthulhu que descubren el lugar en el que se encuentra y ahí se encuentran con, bueno, su madre. No es mi favorito en la antología, pero está divertido y me arrancó un par de sonrisas. 

All Gods Great and Small (Karen Heuler)

"¿Cuál es el tamaño de un dios?". Ésa es la pregunta inicial de este relato. A partir de ella, comienza a desarrollarse una historia que habla sobre un hombre exiliado en Ecuador, un un hombre que odia todo sobre el lugar en el que está: la selva, la vida salvaje e, incluso, a los nativos. Una ofensa hecha a los nativos, sus costumbres y sus creencias, tiene consecuencias desastrosas.

Esta historia plantea algo interesante: los dioses seguramente son pequeños, porque, si son pequeños entonces es más probable que sean subestimados por los que no creen en ellos. 

Dearest Daddy (Lois H. Gresh)

Una chica es abusada psicológicamente por su padre y, cuando es abandonada por éste en los túneles de la ciudad, busca la manera de sobrevivir sin él. Eventualmente, se da cuenta de que nunca lo ha olvidado y que, en una mezcla de Síndrome de Estocolmo y Complejo de Electra, cuando se reencuentra con él, se encarga de que él jamás, jamás, la deje sola.

Creo que es el cuento que más me perturbó en toda la antología. 

Eye of the Beholder (Nancy Kilpatrick)

Este cuento, ¿cómo decirlo? En pocas palabras: it gave me the chills. En él tenemos la historia de una mujer que busca desesperadamente un esposo (por presión social) y cómo, al sentirse vieja y poco atractiva, se enfrenta a las consecuencias de querer verse más joven. 

Down at the Bottom of Everything (E.R. Knightsbridge)

Éste es un relato corto sobre un hombre que casi se ahoga y ahora vive con el recuerdo de todo lo que ocurrió el día en el que casi muere. Es un relato lleno de sensaciones en el que, más bien, sentimos empatía con el narrador al describir el horror de una posible muerte ahogándose. En este relato, nuestro narrador está en una búsqueda constante para superar el miedo al agua y a morir por culpa de ella.


Spore (Amanda Downum)

Este relato nos cuenta la historia de Beth, una chica que está en busca de algo, cualquier cosa, que la acerque a la mujer de la que está enamorada. En su camino, se encuentra con muchas personas que, de una u otra manera, la conectan con aquella mujer.

Con este texto me sentí un poco identificada en un par de cosas. Casi no resalté frases en toda la antología, pero las pocas que tengo están en este texto. Por ejemplo: "Just because I'm not like you doesn't make me broken. Does it?". Ouch.

Pippa's Crayons (Christine Morgan)

Nuevamente con los temas infantiles: en este cuento tenemos la historia de Pippa, a quien le encanta dibujar con unos crayones que su abuelo le hizo. Ademas, con ellos puede captar colores fuera de este mundo... y algunas cosas extrañas que nadie sabe cómo descifrar y que, aparentemente, sólo tienen sentido para ella. Por cuentitos como éste es que los niños me aterran un poquito, la verdad.

The Wreck of the Charles Dexter Ward (Elizabeth Bear y Sarah Monette)

Perdidos a mitad del espacio, los tripulantes del Jarmulowicz Astronomica deciden investigar una llamada de auxilio de una nave aliada, una nave ambulancia llamada Charles Dexter Ward. Cuando llegan para investigar qué ocurre, descubren que la llamada de auxilio no fue por un accidente y que huir de lo que te persigue, cuando estás en una nave abandonada a mitad de la nada, es un poco complicado.

Un cuento de ciencia ficción oscura con cuerpos muertos reanimados corriendo por ahí.

From the Cold Dark Sea (Storm Constantine)

Cara llega a Maples para restaurar un viejo libro familiar. Mientras realiza su trabajo, descubre que la historia de la familia que lo posee es antigua, que las mujeres en el pueblo tienen una relación extraña entre ellas y que, lamentablemente, aunque lo desee, ella no puede formar parte de su mundo. 

From The Cold Dark Sea es otra historia que nos habla de criaturas acuáticas que terminan en tierra firme y que añoran regresar a su hogar. Es un cuento sobre una familia y sus secretos, que son suyos y de nadie más.

Mnemeros (R.A. Kaelin)

Mezclar una historia ambientada en el viejo Oeste con Lovecraft es algo que no me habría pasado por la mente, pero Mnemeros es eso precisamente: es un relato de una chica, Leah, en un pueblito del viejo Oeste que parte sólo con un caballo y una pistola para investigar una vieja historia sobre Aquellos del Río. ¿Dioses antiguos o criaturas sobrenaturales? Eso es algo que está en duda. En el camino, se encuentra con un explorador que quiere saber más sobre lo mismo y a quien termina guiando... hasta un desenlace inesperado.


En resumen


Ésta es una antología que vale la pena leer, en especial si les gusta el género y han leído a Lovecraft. Y si no, creo que de todas maneras pueden encontrar cosas muy interesantes aquí. Mencionaba anteriormente que en estos textos, las autoras se centran más en la cuestión emocional, en los sentimientos y percepciones de sus personajes, y eso se nota. Más que miedo, estos cuentos de horror son perturbadores, te provocan escalofríos al imaginar aquello por lo que pasan los personajes.

Yo, por mi parte, me voy con dos o tres autoras de las cual quiero conocer más y leer su obra. Además, si leer en inglés no es problema para ustedes, los invito a que le den una oportunidad a estos relatos, porque creo que valen mucho la pena.
Read More

The Song of Achilles, de Madeline Miller

miércoles, agosto 29, 2018

8 comentarios

MILLER, Madeline. The Song of Achilles. Bloomsbury Publishing. 2011. Edición Kindle.
★★★

A ver, a ver, a ver. Tenía ganas de leer este libro porque hubo unos meses, el año pasado, en los que todo el mundo y su abuelita hablaban de él. Al mismo tiempo, estaba algo renuente porque no sabía qué esperar. Hubo un tiempo, hace unos años, en el que estuve muy obsesionada con la mitología griega y la historia de Aquiles, en general, nunca ha sido de mis favoritas, aunque la Patroclea en la Ilíada fue una de las partes que, recuerdo, me gustaron mucho… Pero no me fío de mis impresiones de la Ilíada, porque la leí hace muchos años en una versión súper resumida, shame on me.

En fin, hace unos meses (de hecho mientras estaba en Canadá), compré el libro para tener algo que leer, y nunca lo hice. Hasta ahora. ¿Pero de qué va este libro?

Patroclo no es precisamente el hijo que Menecio esperaba. Aunque es un príncipe, es débil, flaco y poco apto para las actividades físicas. Por eso, cuando Patroclo mata por accidente al hijo de un noble, Menecio lo exilia sin tentarse el corazón, contento por deshacerse de él. Sin rango, sin privilegios y sólo con su nombre y un par de obsequios para su benefactor, Patroclo es recibido por el rey Peleo en Ftía. Ahí, Patroclo conoce a Aquiles, hijo del rey y la nereida Tetis. 

Aunque en un principio Patroclo no se siente cómodo en Ftía (en especial después de que otra gente se entera de la razón por la cual se encuentra ahí), pronto es cautivado por Aquiles, a quien admira a la distancia (y a quien también envidia un poco al principio), y no pasa mucho tiempo para que entre ambos surja una amistad y, con el tiempo, algo más. Eventualmente todo se complica cuando Helena de Troya es secuestrada y Aquiles se une a la guerra para cumplir con su destino.

La historia está narrada en primera persona desde el punto de vista de Patroclo. Desde un principio esto me llamó mucho la atención porque me preguntaba si esta forma de narrar cambiaría después de que el personaje muere. Y no, esto no es un spoiler porque cualquiera que sepa la historia de Aquiles y Patroclo, sabe quién muere primero, cómo y por qué. Así que, regresando al punto, ésa era mi duda: ¿cómo seguiría la historia una vez ocurrida la muerte de Patroclo? ¿Quién contaría la de Aquiles? ¿Aún sabiendo que esta historia no podía tener un final feliz, lograría llenarme de feels como lo hizo con otras personas que ya la habían leído?

La respuesta a la última de mis preguntas es sí y no. Debo decir que me gustó mucho el estilo de la autora, fluye muy bonito y es un tanto poético. Patroclo se vuelve un personaje simpático, además. Creo que es imposible que no te caiga bien porque es un personaje buena onda y su forma de describir a Aquiles es la de alguien totalmente enamorado, así que si eso es su hit, creo que les gustará la historia. Por otro lado, creo que, a pesar de todo, tenía expectativas muy altas respecto al libro y después de la muerte de Patroclo… bueno, la historia se va con él. El personaje sigue presente y sigue contando todo, pero no sé, el resto de la vida de Aquiles no me cautivó. 

Madeline Miller escribió otro libro, ahora sobre Circe… Se me antoja leerlo, pero no sé si lo haré. ¿Les recomiendo este libro? Sí, si buscan leer algo de contenido LGBTQ+ y les gusta la mitología griega. Eso sí, si son quisquillosos con la precisión de los datos, quizá no les agrade tanto leerlo. (Sí, estoy hablando de ti, Nande). 
Read More

Camp NaNoWriMo 2018

martes, julio 31, 2018

2 comentarios


Como muchos otros amantes de la literatura, una de mis pasiones es escribir, y uno de mis sueños es, algún día, publicar algo que logre impactar en las demás personas. Durante muchos años lo que he escrito han sido fics (surprise, surprise, de ahí que siempre los defienda), y desde el año pasado, mi meta es enfocarme en otros proyectos, ahora sí originales. Y esto me lleva a hablar de lo que hice durante este mes. 

Para los que no sepan, el NaNoWriMo (National Novel Writing Month) es un evento que se lleva a cabo en noviembre que consiste en escribir una novela de 50 mil palabras en 30 días. Desde hace unos cuatro años he querido participar en el evento, pero a veces me gana la desidia y ya no me inscribo o, como el año pasado, me inscribo pero fracaso terriblemente en la primera semana. Las veces en las que decidía "participar" siempre lo mantuve en secreto, porque así sentía que, si fallaba, nadie se enteraba y daba igual. 

Durante este mes de julio se llevó a cabo el Camp NaNoWriMo, que es similar al NaNo de noviembre, con la diferencia de que en el Camp tú eres libre de fijar tu meta de palabras o de proyectos por cumplir en el tiempo indicado, que también es un mes. Así que, como les decía, en los NaNo pasados, me inscribía y nunca hacía nada y no le decía a nadie, y pensé, ¿y si ahora lo hago más o menos público, eso me obligaría a intentarlo con más ganas? Y decidí intentarlo.

Este año, al fin, me anoté al Camp NaNo. Mi meta fueron 25 mil palabras, porque las 50 mil de noviembre aún me parecen inalcanzables (¡todo me pasa en noviembre, además!) y 30 mil también me parecían muchas para un mes. Pensé que la mitad de ese total monstruoso de noviembre no estaba nada mal. Mi meta era escribir al menos una historia corta y avanzar lo más que pudiera en otro proyecto que he tenido en stand by desde el año pasado. ¿Y qué creen? ¡Lo logré! De hecho, llegué a esas 25k desde el 26 de julio.

La experiencia


No tengo anécdotas interesantes porque, la verdad, esas 25k no fueron tantas. No tengo una historia de tener el reloj encima y querer terminar 5 mil palabras en un día o no se cumple el reto ni de comentarios o charlas con otras personas. Lo primero, porque como ya mencioné, esas 25k no me parecen muchas. Lo segundo, porque no me uní a ninguna "cabaña". En el Camp existe la opción de unirte a una "cabaña", en la que hablas con otros escritores y hacen otras actividades, pero yo soy muy cerrada y no quería hablar con extraños, en especial porque sólo para escribir este reto estaba tomado tiempo que usualmente tengo para otras cosas (como leer).

Para cumplir el reto, Camp NaNo calculó que debía escribir 807 palabras al día y lograría mi meta. Esas 807 palabras son prácticamente nada comparándolo con lo que muchas personas escriben todos los días, así que mi meta fue eso, cumplir con el cálculo y, todos los días, escribir al menos esas 807 palabras. Si escribía más, perfecto; si eran menos, eso significaba que se acumulaban para el día siguiente.

¿Tuve que hacer cambios en mi rutina para lograr esto? Sí, muchos. Fue casi un mes en el que le exprimí tiempo mi vida: a mis traslados hacia el trabajo y de regreso (por eso escribía en Google Docs, para poder actualizar todo el tiempo), cuando tenía horas libres, antes de dormir. No avancé con ninguna lectura, por ejemplo, porque estaba enfocada en balancear mi vida (en la que no tengo mucho tiempo libre, para empezar), con este reto.

No les diré que escribí todos los días. Hubo algunos de ellos en los que no me sentía con ganas de hacer nada después de trabajar y mi día más relajado lo usaba para descansar o distraerme de todo, pero sí es cierto que en el hábito y la disciplina está el secreto. En un par de días no tenía ni ganas ni me sentía inspirada para escribir, pero aún así procuraba avanzar, porque no quería quedarme en esa zona de confort y en la excusa barata de "no tengo inspiración para escribir". El reto era lograr esas palabras. La edición vendrá después. Y vaya que tendré que editar cosas, porque siento que mucho de lo que escribí es paja para llenar el espacio y cumplir con el conteo.

¿Pero saben qué? Me siento muy satisfecha conmigo misma por esto. Esas 25 mil palabras (mi conteo final fue de 25, 119) son mías totalmente, y eso es muy genial.



¿Y ahora?

Lo primero es revisar todo lo que escribí, en especial en la historia corta, porque la voy a llevar a un evento en el que participaré en noviembre. Lo segundo, continuar escribiendo. Aprovechar que me hice del hábito y hacer lo posible por escribir todos los días, aunque sea un poco.

Estoy pensando seriamente en sí intentar el NaNo en noviembre. Posiblemente falle, pero creo que organizándome y teniendo todo bien planeado antes de comenzar a escribir, podré lograr algo. Y si  no, de todas maneras me gustaría intentarlo, a ver qué tal.


¿Hay alguien por aquí que haya participado en este Camp (u otro) o en el NaNoWriMo?

Read More

#CaféVirtual Mis gustos literarios: la evolución

domingo, julio 29, 2018

9 comentarios


¡Hola a todos! He estado muy desaparecida por muchas cosas (que ya les contaré más adelante). Este post lo tenía preparado desde hace mucho tiempo y hoy es el día para hablarles un poco sobre mí como lectora.

Para quienes no lo sepan aún,  considero que me convertí en una persona lectora cuando tenía 11 años y a mis manos llegó el primer libro de Harry Potter. Antes de eso, mis lecturas eran más bien breves, cuentos y otros textos que realmente nunca tuvieron un lugar relevante en mi vida lectora. Han pasado muchos años desde entonces y, como es de esperar, mis gustos literarios han cambiado poco a poco. 

Hace unos días, mientras revisaba mi librero para ver qué libros conservo y cuáles no, me di cuenta de que mis gustos literarios han permanecido más o menos constantes durante mucho tiempo. Nunca me he considerado una persona con gustos literarios muy variados. En general (y esto no sólo incluye mis preferencias en cuanto a literatura), cuando algo me gusta, suele gustarme por mucho tiempo. ¿Significa eso que no me gusta probar cosas nuevas? No precisamente, sólo que cuando encuentro algo con lo que me siento cómoda, busco consumirlo con frecuencia. 

¿Cómo ha sido mi evolución en cuanto a gustos literarios?


Mis libros favoritos siempre han sido los de fantasía. No es de a gratis que Harry Potter me haya fascinado cuando lo leí, o que después de leer todo lo que existía de Harry Potter hasta ese momento, decidiera leer muchos otros libros de fantasía. Después de Harry Potter fue El señor de los Anillos, Las crónicas de Narnia y La historia interminable. Entrada en la pubertad y adolescencia, me encantaba Legado (Eragon y compañía) y recuerdo que, incluso, uno de mis primeros libros en PDF fue la trilogía de Las memorias de Idhún, que en aquel entonces eran prácticamente imposibles de conseguir en México (creo que aún lo es). 

De alguna manera, mis gustos literarios fueron encaminándose hacia el lado de la fantasía que está más relacionado con lo gótico, y así fue como llegué a los libros de vampiros. Mi adolescencia está muy marcada por Crónicas Vampíricas, de Anne Rice. Creo que, después de Harry Potter, fue la primera saga que me obsesionó por completo y no es de extrañar que, eventualmente, leyera otros libros relacionados con vampiros. 

Años más tarde, mi madre me dijo que probara leyendo de otros temas. Si a alguien debemos agradecerle (o echarle la culpa) por mi consecuente conversión en una persona que lee casi de todo, es ella. Durante esa época, digamos a partir de los 16 años, empecé a leer novela histórica y hubo una época en la que me enfoqué mucho en leer novelas ambientadas en la Edad Media o el Renacimiento. Algo en los castillos medievales y las construcciones antiguas me intrigaba mucho, y la historia también me ha gustado desde siempre. También comenzaron a llamarme la atención las novelas sobre la conquista de México y, de vez en cuando, sobre los celtas.

Con el tiempo, mis lecturas tomaron diferentes rumbos. Empecé a leer novela latinoamericana, algunos libros por recomendaciones y otros por curiosidad. Más o menos por esta época, también, me interesaron las novelas de terror y los thrillers.

¿Qué leo ahora?


Hace cinco años, cuando abrí el blog, comenzó también una nueva etapa para mí como lectora. Desde entonces, he leído muchos libros más de los que habría imaginado antes, y también he probado con lecturas que antes no me habrían atraído tanto. Hoy por hoy continúo leyendo libros de temática fantástica, son mis favoritos, y muchos de ellos son YA.

¿Pero qué es lo que leo más hoy en día? ¿Cuáles son los temas que me llaman más la atención? A decir verdad, estoy en una misión personal por leer más cómics y novelas gráficas (principalmente después de que comencé a escribir un cómic, que ilustra una amiga, pero esa es historia para otra ocasión). También, este año he puesto mucha atención a libros de temática LGBTQ+ que están por aquí y por allá. No he leído todos los que quiero, pero tengo listas completas, I'm not even kidding, l i s t a s.

En fin, mis gustos literarios han cambiado con el tiempo y, si se dan cuenta, me enfoco en ciertos temas o ciertos libros por temporadas.

¿Cómo han cambiado sus gustos literarios? ¿Han cambiado en algo o no?

Read More
Copyright © Palabras y letras. Blog Design by SkyandStars.co