viernes, octubre 17, 2014

«Café virtual» Lectores y no lectores

¡Hey! ¿Qué tal se encuentran esta noche de viernes (o mañana de sábado para mis amigos en el otro lado del Atlántico)? Este café virtual viene un poco retrasado. Pensé en publicarlo mañana, pero la verdad es que aunque tarde, quiero compartirlo con ustedes. Así que como de todas maneras la noche es joven y ¿quién necesita dormir? los invito a ponerse cómodos.



Hablemos hoy de los lectores y los no lectores. Esta reflexión viene en parte por los índices de lectura que hay en mi país (muy bajos; pueden revisar estas gráficaschecar esta información), y también porque aunque no leo tanto como otros blogueros que a estas alturas del año van por su libro número cien o similares, leo más que otras personas. En casa soy la que más lee (seguida por mi hermana menor) y si bien en mi familia hay lectores, nunca faltan las miradas de sorpresa cuando me ven con un libro diferente cada semana (o a veces cada tres días, dependiendo de mis ánimos).


Para muchas personas, leo mucho, demasiado. Claro que no existe tal cosa como leer demasiado y yo insisto en que no leo tanto como otros. O al menos no leo tantos libros porque si vemos la lista de fanfiction y manga que he leído este año, creo que ahí van unos buenos veinte o treinta libros por lo menos. Pero a lo que voy, en un país en el que no hay muchos lectores creo que no es raro recibir miradas extrañas cuando en vez de ir jugando en el celular o whatsappeando en el transporte público, sacas un mamotreto de quinientas páginas. ¿Alguien se siente identificado con esto?

Hay países en los que los índices de lectura son bajos porque los libros son un lujo. Acá en México, además de que los libros son caros, la lectura no es algo que se inculque en las personas. Leer es una aberración. Es de ñoños, es de personas aburridas. Recuerdo bien mis días en la secundaria y en la preparatoria, en los que prefería usar mi receso para leer y eso me ganó miradas que iban desde el desconcierto hasta la pena. 

Y con todo esto, creo que tampoco podemos culpar a los no-lectores. El hecho de que alguien te diga cosas como "no leo porque es aburrido" o "¿de qué me sirven los libros?" habla de una falta de cultura (y lo digo sin ganas darle un carácter elitista a la cultura) que muchas veces no es culpa de las personas, sino del sistema en el que estamos inmersos, en el que comprar un libro es más costoso que el salario mínimo de una jornada laboral de 8 horas en condiciones cuestionables. Este país (y muchos otros) está lleno de tantos problemas que muchas personas prefieren invertir el poco tiempo libre que tienen en otras cosas, aunque esas otras cosas sean pasar dos horas viendo una telenovela de Televisa o TV Azteca, con los mismos actores reciclados y la misma trama melodramática. 

Vivo (vivimos) rodeada de no lectores, pero eso no significa que no quiera hacer algo por cambiar ese hecho. Creo que uno de mis mayores logros en ese sentido ha sido impulsar a mi hermana a que leyera, y  me hace feliz pensar y decir que lee más de lo que yo leía a su edad. 

¿Ustedes qué piensan al respecto de este tema? Compartan sus opiniones y acá les dejo el cafecito de hoy ;)





14 comentarios:

  1. Eso me ha hecho recordad en que el otro día estaba en el bar con los amigos, que siempre hablan de videojuegos y les dije "Siempre videojuegos, por qué no hablamos alguna vez de libros?" y me llevé una mirada fulminante y empezaron a reír-se. Incluso los que se que leen. Leer es para débiles. Leer es para aburridos. O para empollones. Ahora con los best-sellers juveniles se esta erradicando un poco eso, pero como la calidad tampoco es despampanante, tampoco cambia las cosas.

    Es una pena que un libro en España (de donde soy) cueste 20€. Es una pena que nos obliguen a leer libros fijados, como El Lazarillo de Tormes o Tirantloblanc (para los no-lectores, autenticas torturas, hasta para mi en su momento) y que desanime a la gente.

    Y a mi me gustaría que no solo la narrativa tirase adelante. Hay millones de libros académicos que también merecen ser conocidos, para transmitir un poco de sabiduría, pero que solo los "frikis" leen. Ay, c'est la vie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También he notado el fenómeno de los best sellers (young adult en su mayoría) como parteaguas en el interés de muchas más personas en la lectura. En especial los jóvenes. Pienso lo mismo que tú respecto a la calidad de muchos de esos textos, aunque al mismo tiempo pienso: pero al menos están leyendo. Se están formando lectores que si leen por placer y no por moda, llegarán a un punto en el que sus lecturas del momento ya no les sean suficientes y busquen otro tipo de literatura. Es lo que espero al menos.

      Es una pena que los libros sean tan caros. Sí, entiendo que toda una industria vive de ellos, que muchas personas necesitan que los precios sean elevados porque si hay índices bajos de lectura es menos probable que se consuma el producto. Lo entiendo pero no por ello deja de parecerme molesto en muchas ocasiones. Y así como tú, creo que obligar a leer ciertos libros es un gran gran gran error en el que se cae en muchos países.

      También los libros académicos necesitan más difusión, pero aquí hay otra cuestión: ¿cómo difundir algo cuando las ciencias y disciplinas sólo son de interés para una minoría? Está el asunto de que muchos de estos textos son súper especialzados y dirigidos a un público particular, claro. Pero sí, a los textos de literatura científica o académica, también habría que darles su espacio.

      Eliminar
  2. ¡Hola! Somos iguales, ¿no? jajajaja No pero en serio, yo también utilizaba mis recreos de secundaria para leer, y así acabé casi sin amigos... Pero prefería tener amigos de verdad que me quisiesen por lo que soy que no niños que se ríen de mi por leer. Yo también he inculcado a mi hermana la lectura. Se está leyendo la saga de Los Gatos Guerreros de Erin Hunter y ya va por el sexto libro que, no es mucho para llevar 4-5 meses leyendo, pero ya es más que lo que yo leía a su edad.

    Tienes toda la razón con lo de los precios. Es imperdonable. Yo hablé de ello en una discusión que hice en el blog, porque me parece indignante que un libro de tapa dura cueste 25€. Suerte que está internet donde son más baratos, pero aún así, si lo quieres en castellano el libro te sale caro.

    Se tendría que fomentar más la lectura porque así bajarían los precios y no nos mirarían como bichos raros a los que leemos un libro diferente cada dos días (soy de esas que dices que ya han superado los 100 libros leídos este año) y, créeme, en mi familia me miran muy raro, y eso que mi madre lee desde que es pequeña.

    Muy buen tema para discutir, ¡un besito! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy en día tampoco tengo muchos amigos, pero los pocos que tengo disfrutan leer tanto como yo (y a veces más que yo). Es cierto que muchas veces me he sentido más cómoda entre libros que entre personas, y es genial cuando encuentras a quienes tienen un sentir similar y con quienes además puedes compartir tus penas y dichas relacionadas con los libros.

      Yo creo que una de las cosas buenas de tener un blog literario, más allá de tener un espacio para expresar opiniones muy personales sobre un libro (que no es lo mismo que una crítica, hay que aclarar), es que es una herramienta a través de la cual podemos invitar a otros a leer. Sólo nos visitan ciertas personas, otros lectores, pero quizá caiga alguien por equivocación y se interese por la lectura. No sé, tal vez es muy utópico mi pensamiento.

      Yo de grande quiero ser como tú y leer un libro diario jajaja.

      Eliminar
  3. En definitiva comparto la misma opinión que tú. Soy de México como tú y siento decir que malamente no estamos bien inculcados.

    Hace poco miraba un vídeo sobre un señor que decía era nieto de Miguel Hidalgo, este hombre grito: "¡Viva, México!" en el zócalo, el cuál estaba sin acceso al público porque Obama estaba visitando el país. A tal grito, nadie de los presentes respondió. Entonces, este hombre gritó un vez más y nadie respondió, lo veían con extrañeza y pena. El hombre al ver que nadie respondió y con sudor en ese traje ajustado, un traje de imitación del que portada Miguel Hidalgo con el estandarte de la virgen, gritó una vez más: "¡Ya veo que están dormidos!". A esto, varios contestaron: "Sí." "Así es." "Sí estamos dormidos." Con tales respuestas este hombre se dispuso y contestó: "Así los tiene el gobierno con tantas novelas. Los tiene dormidos."

    Es increíble como al mirar este vídeo (que con gusto puedo compartirte), me reí de ese pobre señor; cuando en realidad el mensaje que dio es claro y no tiene ninguna gracia.

    Nuestro país lamentablemente, realmente lamentable, no tiene la suficiente fuerza para levantarse y ser competente. La riqueza es de algunos cuantos y así quiere el gobierno que se quede. Una cosa lleva a la otra. ¿Qué tiene que ver estos con la cultura de leer? Absolutamente todo.

    El gobierno quiere un pueblo con educación. Por más empeño que le pongan a sus campañas prometiendo cosas como "mejores empleo", "un México con profesionistas más competentes". Es una mentira.

    He aquí el gran costo de los libros. Permitiendo que sólo algunos de clase media puedan disponer de este lujo, mientras que en otro países es una necesidad básica y por lo tanto no son precios tan elevados.

    He aquí entonces la falta de cultura en las familias y por lo tanto no hay gente que lea y mucho menos se informe (que más bien deducimos, ya que las noticias están sumamente compradas) del círculo vicioso de la economía del país.

    Igual creo que me extendí mucho y espero no haberte quitado mucho tiempo con este comentario. Es un buen tema el que trataste este día.

    Un saludos y nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me has quitado el tiempo con tu comentario, al contrario, me alegra leerlo y poder discutir el tema contigo.

      México es un país (como muchos otros) que tiene miles de problemas y de los cuales está cabrón que podamos salir. Yo creo que uno de los principales problemas que tenemos (entre inseguridad, corrupción, narcotráfico y derivados) es que aunque aparenten lo contrario, realmente no quieren un país culto. Están los recortes a los presupuestos de la UNAM o los que están destinados a la cultura. Está lo que pasa con el Poli hoy en día. Conviene tener un país de ignorantes, obreros que se limiten a prestar su mano de obra y que estén ocupados en trabajar más que en pensar. Leer es pensar, es abrirte a nuevas ideas, a saber que lo que te dicen que es, no es único.

      Todo esto es una gran paradoja. Es como comento en el post: para que haya lectura, debe haber cultura, pero para que haya cultura, las personas deben tener el tiempo y la posibilidad de acercarse a ella, en todos sus aspectos.

      Eliminar
  4. Cydalima,

    Este tema es, en el mejor de los casos, un círculo vicioso y definitivamente no es interés del gobierno darle herramientas de pensamiento independiente a su pueblo. Me parece que es un caso que comienza por casa, como lo confirma tu tarea de enseñar a tu hermana y la tarea de Mar con la suya. Yo he hecho el esfuerzo consciente de enseñar a mi hija no sólo a leer, sino a amar la lectura.

    En cuanto al caso de la literatura para jóvenes adultos, me parece una puerta de entrada para los que no tienen el hábito. Aquellos a los que les pique el intelecto eventualmente se volcarán a mejores lecturas. Digo yo, así con todo mi optimismo :)

    Interesante post, estoy muy curiosa de ver más comentarios.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Exacto! No es interés del gobierno proporcionar las herramientas que permitan pensar. Y coincido contigo en que es algo que debe comenzar en casa, como muchas otras cosas.

      Definitivamente la literatura para jóvenes de hoy en día está abriendo puertas a nuevos lectores. Yo confío en que son chicos que eventualmente sentirán la necesidad de leer algo distinto y comenzarán a buscar clásicos o libros de otro temas quizá más complejos.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Me encantan estos cafés virtuales, la verdad, y en este caso estoy bastante de acuerdo contigo. En muchos casos, el problema de la gente que no lee se basa en la sociedad y en el tipo de educación que ha recibido y no me refiero a la educación escolar (que tampoco ayuda en muchos casos). Algunos, como yo y creo que como tu, hemos tenido la suerte de crecer en un ambiente lector, lo que nos hace buscar la literatura desde que somos pequeños, pero yo también he recibido miradas extrañas al hablar de libros. Por suerte, en mi caso, la mayoría de mis amigos, aunque no lean (son pocos los que leen normalmente) no miran con malos ojos la lectura.

    Yo espero algún día inculcar el mismo amor por la lectura que me inculcó mi madre a mis hijos, o como tu dices, a mis hermanas pequeñas (aunque las veo tan poco que me es muy difícil), pero sobretodo me gustaría pensar que hay formas de inculcarlo a mucha más gente. Como se dice por ahí, la gente que no lee es porque no ha encontrado el libro adecuado.

    Muy buen tema para comentar
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, también es una de mis secciones favoritas ;) y sí, el problema tiene que ver mucho con el entorno social y con la educación misma, en todos sus niveles. Es como decíamos en unos comentarios más arriba: es algo que también debe comenzar desde casa. Yo me atrevo a decir que la mayoría de los lectores consumados lo somos porque tuvimos a alguien cercano que nos inculcara el hábito de la lectura. En mi caso fue mi madre, por ejemplo. Y sí, hay personas que son casos aún más extraños (por llamarles de alguna manera) porque son los únicos lectores en sus casas.

      Yo comencé con mi hermana y me gustaría algún día lograr que más personas amen los libros. Quizá a través de la docencia (que es algo que no descarto por completo). Todos necesitamos encontrar ese libro que nos abre los ojos y nos hace gritar: AMO LEER.

      Qué bueno tenerte por acá (: ¡besos!

      Eliminar
  6. Hola Cydalima, soy mexicana al igual que tu y muchas veces el mayor de mis problemas era no tener dinero para comprar un libro, por suerte mi padres mi inculcaron la lectura y el amor por los libros desde pequeña y a veces me ayudaban a adquirir libros por lo mismo, siempre fuimos razón de comentarios en la familia que porque gastábamos el dinero en libros, si no servían de nada... Y es triste que la gente piense así, es muy mi familia pero lo único que demuestran es su ignorancia y que prefieren ver telenovelas con las tramas mas gastadas y sin sentido, noticieros plagados de amarillismo y programas con el contenido menos interesante.

    Pienso que la lectura es un placer, que debería inculcarse desde una temprana edad y no como en las escuelas (al menos en mi caso) que les obligan a los niños a leer y encima son libros malísimos, así ni como le tengas amor a la lectura.

    En segunda los libros no son algo de primer necesidad en México, es un lujo... los precios siempre son muy elevados y en las Ferias del libro, donde se supone que los precios son mas bajos, a veces abusan y los dan más caros de lo que eran, y luego esta uno con un salario como el que tenemos, o comes o lees. Es triste que el acceso a la cultura tenga tan alto precio.


    Muy buen tema a debatir:) saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente yo tampoco he tenido problemas con el asunto del dinero al momento de querer comprar un libro, aunque mis padres ya no me dan dinero ex profeso para ello porque "ya tienes muchos que no has leído ¿y piensas comprarte más?" ¡Termina los que ya tienes!" es muy gracioso jaja. Y qué mal que el resto de su familia los vea así. Creo que con el resto de mi familia no ocurre, pero cuando llegan a venir a mi casa y entran en mi cuarto y ven el librero, la primera reacción es: ¡son muchos libros! Y no lo son, en realidad.

      Creo que todos coincidimos en que la lectura es algo que debe inculcarse desde pequeños y de la manera correcta. Mi hermana, por ejemplo, no leía prácticamente nada y un día la llevé frente a mi librero y le dije: escoge el que quieras, el que más te llame la atención. Se llevó dos y amó uno de ellos, que fue el que la inició en el mundo de la lectura. Si en vez de dejarnos leer El Quijote a los diez años nos dieran a escoger algo que nos llame la atención, otra cosa sería.

      México y el resto de los países del tercer mundo tenemos ese problema que mencionas: la lectura es un lujo. Es obvio que si a una persona le das a elegir entre comprar un libro de 200 o 300 pesos y usar ese dinero para darle de comer a su familia uno o dos días, elegirán la segunda opción. Y mejor ni hablemos de las ferias, porque sí, de ofertas no encuentras mucho. Me parece que ese puede ser un tema para otro café virtual.

      ¡Saludos y gracias por participar en la discusión!

      Eliminar
  7. Eso es más que verdad, creo que muchos temas se engloban dentro de este, pero hablando de lo tuyo, tienes razón, en mi universidad leo, y cuando la gente me ve leyendo es como, 'Oh maldición, lee' o cosas como 'debe ser aburrida' pero es como ¿wft? hace 60 años, incluso en los 90'´s leer era algo normal, si ven las películas clásicas todo mundo está con un libro en la mano y no los miran raro, pero supongo con la nueva tecnología las cosas cambias, lo que es ironico que diga esto por qué estoy estudiando informática, JAJAJA, y también creo que están equivocados respecto qué a los que leen es por qué quieren 'aprender' y .. bueno, en mi caso leo por diversión y una consecuencia de eso es que aprendes, de todo un poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estudié una carrera en la que prácticamente todos leían y no veías a nadie sin un libro en la mano o en la mochila, pero sí, entiendo lo que dices. Las nuevas tecnologías influyen mucho también. Hace tiempo vi una fotografía comparativa entre el tren en Japón o Corea, no recuerdo, hace unos veinte años, y el tren hoy. Hace años veías a todos con periódicos o libros y hoy ves a todos con sus celulares en la mano.

      Es un poco tonta esa idea de que sólo leen los que quieren aprender, porque eso refleja que a muchas personas tampoco les interesa el aprendizaje. Es muy triste.

      Eliminar